ENTREVISTA

Díaz Ayuso: "Este Gobierno nos tiene ganas, van a intervenir Madrid"

"Sánchez quiere intervenir la Hacienda de Madrid. Subirle los impuestos a los madrileños. Luego irá a por la Educación y a por la Sanidad", afirma la presidenta madrileña en entrevista con 'Vozpópuli'

Aterrizó hace seis meses en la presidencia de la Comunidad de Madrid casi de rebote. Con siete escaños menos que el PSOE y doce incómodos diputados de Vox dispuestos a vender muy cara su investidura. Lo logró. Isabel Díaz Ayuso, (Madrid, 41 años, periodista) pasó de ser la perfecta desconocida, la joven experta en redes, a convertirse en uno de los referentes del centroderecha nacional. Criticada, hostigada, perseguida, es, también, el objetivo prioritario de la izquierda y la pieza a abatir para el Gobierno de Sánchez. El PSOE intenta recuperar Madrid desde hace un cuarto de siglo. Ayuso defiende con vehemencia el fortín del PP. Combate con ahínco pero también pacta con astucia. Corajuda, desprejuiciada, sin complejos, representa al 'nuevo PP', en las antípodas del que fue desalojado de Moncloa en una vergonzante tarde para el olvido.

Goza de la confianza plena de su presidente, Pablo Casado, y de un creciente reconocimiento entre los suyos. También se empieza a granjear la simpatía de los madrileños, que la recibieron con escepticismo y ahora la respetan. Ayuso lleva meses esperando que Sánchez le responda a una carta. O que se digne sentarse a hablar con ella. Afirma que el gobierno socialista quiere intervenir Madrid. Primero, Hacienda. Luego, la educación y la sanidad. "No soportan 'la comunidad de la libertad'", responde Ayuso. "A Madrid todo el mundo viene a que le dejen en paz". Es su eslogan político y su norma de vida.

Ahora hasta los empresarios catalanes de Fomento del Trabajo, siempre tan prudentes, se han sumado a la campaña contra el sistema fiscal de Madrid...

Forma parte de una guerra general con la que pretenden trasladar la imagen de que Madrid es un agujero que absorbe la iniciativa de todo el país y que es una comunidad injusta y abusiva. Su objetivo es el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Buscan aliados para cuando pretendan subir los impuestos a los madrileños de una forma indiscriminada y abusiva, primero porque no hay dinero y segundo porque pretenden romper con nuestro discurso liberal. Ya tienen a los sindicatos y ahora han captado a Fomento del Trabajo, que tendrán que explicar el porqué de este giro inesperado.

¿Ha hablado usted con Sánchez Llibre, presidente de esa organización?

No hemos hablado todavía. Lo que yo sigo haciendo es defender aquello que nos hemos dado los españoles después de mucho esfuerzo y trabajo. Nadie le ha regalado nada a Madrid. Lo que hacemos es aportar más que nadie al Fondo de Garantía y tiene que seguir siendo así, porque somos una comunidad comprometida con este país. Lo que esta gente busca con sus ataques no es lo mejor para Cataluña sino lo peor para Madrid. Que no duden que nos defenderemos de esa ofensiva tan injusticia y de ese abuso.

Ustedes hablan de una 'campaña contra Madrid'. No es entrar en el juego del victimismo que tanto se le reprocha a otros?

Lo importante en política es decir la verdad y no lo que a uno le conviene. Me resultaría mucho más cómodo y agradable ser el Gobierno de la sonrisa, el Gobierno al que todo le parece estupendo y correcto. Yo viajé a Barcelona y dejé todo muy claro. Dije allí que creo que Cataluña, Madrid y España somos imbatibles fuera, que Madrid y Cataluña somos comunidades hermanas y que nuestra competencia está en los mercados internacionales. Tienen que tener claro que si hay una empresa que se va de Madrid, que es lo que esa gente está buscando, no va a irse a Cataluña, y menos si vienes de allí. Se irá a Portugal o a Irlanda, que apuestan por una fiscalidad baja. No puede ser que todos los días escuchamos un chorreo de noticias negativas sobre Madrid que nos vienen desde allí, pero ellos no han apostado por sus autónomos, empresarios, clases medias, sus jóvenes, haber bajado los impuestos, haberles facilitado la vida y habrían visto que allí también pueden crecer y crear empleo, como hacemos nosotros. Yo lo que hago es en defender la verdad por encima de todo. Madrid es un paraíso, en efecto, pero un paraíso de libertad. Aquí se trabaja mucho, se madruga mucha, la gente se esfuerza mucho y nadie nos regala nada.

Tienen que tener claro que si hay una empresa que se va de Madrid, que es lo que esa gente está buscando, no va a irse a Cataluña"

¿La oferta que hizo usted de traerse el Mobile a Madrid no fue muy agresiva?

Creo más agresivo atacar a la iniciativa privada, a la tecnología, al turismo, al puente aéreo y todo lo que trae bienestar a una sociedad. Tras la decisión arbitraria de un político hay siempre una empresa que cierra, una persona que pierde su empleo y una familia que se queda en la estacada.

¿Hay posibilidades reales de que Mobile venga a Madrid?

Lo desconozco. Nosotros estamos trabajando para que Madrid tenga otros muchos congresos de esas características y para que sigamos siendo una de las capitales mundiales de turismo del congresos. Madrid es facilidad, libertad e integración. Hemos demostrado que en tres semanas podemos organizar un evento tan complejo como la COP-25. Somos una ciudad abierta y flexible, quien viene a Madrid sabe que su proyecto saldrá adelante con éxito.

Isabel Díaz Ayuso en la entrevista con Vozpópuli
Isabel Díaz Ayuso en la entrevista con Vozpópuli Clara Rodríguez

¿Es Madrid la punta de lanza de la oposición al Gobierno de Sánchez? Cuando se vea con el presidente del Gobierno, ¿qué piensa decirle?

Cuando llegué a la Comunidad, dentro del respeto y del interés por mantener buenas relaciones con el presidente del Gobierno, le envié una carta. No me contestó y nunca he sabido más de él. Quiero invitarle de nuevo y quiero que venga a la Comunidad de Madrid, igual que fue a ver al presidente Torra. Le invito a que venga aquí, a la Puerta del Sol, para que abordemos cosas que también son importantes. No hay que centrarse sólo en asuntos regionales, también hablo de cuestiones nacionales. Pero es cierto que a esta Comunidad se le adeuda mucho, tenemos unas Cercanías infrasufragadas, tenemos una deuda de más de 5.000 millones de euros que ha guardado el señor Ábalos en sus cajones y que estaban destinados un servicio que ahora es deficitario, tenemos el problema de los menores no acompañados, reformar las casas cuartel y las comisarías... Tantas cosas, y todo eso está congelado. Me gustaría hablar con Sánchez con la mayor tranquilidad, como hablo con presidentes autonómicos de su mismo color político. El presidente del Gobierno, sin embargo, está ahora más enfrascado en devolverle los favores a quien hace dos años llamaba 'racista' y 'xenófobo'.

Igual que fue a ver al presidente Torra, invito a Sánchez a que venga aquí, a la Puerta del Sol, para que abordemos cosas que también son importantes"

¿Y con los ministros, hay contactos, hay diálogo?

Los veo en eventos. En el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que después de dieciocho meses tuvieron a bien convocarlo, pudieron hablar los consejeros del ramo, alguna vez se ha hablado de transportes con algún consejero, pero nada más. No suelen hablar con nosotros prácticamente de nada a pesar de que compartimos el mismo escenario, todos vivimos aquí. Están más entretenidos, no en ayudar a los catalanes sino en ver cómo mantienen el chiringuito independentista, que no es más que una mafia que durante años ha saqueado a Cataluña y la ha llevado a la grave situación en la que se encuentra.

¿Está cuajando la idea de que Madrid se queda con todo, capitalidad, financiación, inversiones...?

Creo que no. Más bien lo contrario. La mayoría de los ciudadanos le dice a sus gobernantes: “¿Por qué no haces lo mismo, por qué en vez de quejarte tanto no nos bajas los impuestos? Estoy todo el día pagando y no hacéis nada creativo, sólo os dedicáis al agravio, ¿por qué no hacéis lo mismo que Madrid y nos bajáis los impuestos?" Cuando vienen compatriotas de otras regiones comentan que se sienten más catalanes en Madrid que en Cataluña, “porque aquí puedo hablar en libertad, nadie me pregunta de dónde vengo y me doy cuenta de toda la leyenda negra que hay sobre Madrid”. Por eso siempre digo mi frase de que 'a Madrid uno viene a que le dejen en paz'.

Isabel Díaz Ayuso en la entrevista con Vozpópuli
Isabel Díaz Ayuso en la entrevista con Vozpópuli Clara Rodríguez

¿Teme que Sánchez intervenga la Hacienda madrileña?

Sin duda. Temo que lo hagan sobre el Impuesto de Sociedades, ellos lo llaman 'impuesto de los ricos' cuando no son otra cosa que empresarios que crean empleo y riqueza y lo hacen en Madrid. Mientras le entregan la Seguridad Social a los nacionalistas vascos, y van a romper la igualdad entre todos los españoles, pretende, desde octubre, subir los impuestos a los madrileños. También Sucesiones y Patrimonio. Irá luego a por la educación concertada, y lo quieren hacer también con la sanidad, cuando tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo. Lo van a hacer, si pueden. Nosotros lo vamos a defender. Y que quede claro que no somos un gobierno que va a la contra de nada. Es el Gobierno socialista de España el que está en contra del modelo de vida que nos hemos dado en Madrid. Para mí sería más fácil mirar hacia otro lado, pero yo no estoy aquí para hacer amigos.

Mientras le entregan la Seguridad Social a los nacionalistas vascos, y van a romper la igualdad entre todos los españoles, pretenden subir los impuestos a los madrileños"

¿Tendrá Madrid finalmente Presupuestos este año?

No hay novedades. Lo cierto es que en en España nos estamos rigiendo aún por los presupuestos del señor Montoro, que era del PP. Con la actual incertidumbre que se ha instalado en nuestro país, sin saber lo que nos tiene destinado el Gobierno, hemos decidido esperar el mejor momento para sacarlos adelante. Madrid seguirá funcionando sin ningún problema. Está todo previsto, cada partida está protegida y podemos seguir con unos presupuestos aprobados el año pasado por un gobierno de este color. Todo está perfectamente en orden, nadie va a ver aumentados sus impuestos, se seguirá creando empleo con total normalidad y los servicios públicos totalmente garantizados.

¿Cómo es la relación con Vox?

Tengo lealtad y compromiso, primero con los militantes y simpatizantes del PP, los más generosos, y también con los de Ciudadanos y de Vox. Mi relación es con todos igual. Mi obligación es avanzar en políticas que nos unen, potenciar el entendimiento entre los tres. Si nos dividimos, la autonomía de Madrid se acaba. El gobierno de la izquierda lleva dos décadas intentando entrar en Madrid de cualquier manera, a cualquier precio.

¿Es recíproca esa actitud desde Cs y Vox hacia ustedes?

En líneas generales es así. He encontrado más diferencias entre Ciudadanos y PSOE que entre Ciudadanos y Vox. Vengo de un partido que ha sido la casa común del centroderecha en España. En mi partido he encontrado a gente con ideas muy similares a las de Vox o las de Ciudadanos. En esa pluralidad de matices me he encontrado muy cómoda. En el PP no siempre hemos pensado lo mismo. Con algunas diferencias, estamos de acuerdo en las cuestiones fundamentales.

He encontrado más diferencias entre Ciudadanos y PSOE que entre Ciudadanos y Vox

Su investidura fue muy laboriosa, pero parece que las cosas han mejorado mucho con Vox.

Hay más cosas que nos unen. El centroderecha siempre es muy crítico y siempre estamos con los matices entre unos y otros. La izquierda en esto es más colectivista y, aunque digan barbaridades, van todos a una. Nosotros estamos con el debate, parece que estamos siempre discutiendo. Pero eso sí, lo más importante lo tenemos claro y es la unidad de España, la Transición, los valores constitucionales, el Estado de Derecho, los principios democráticos...

Parece que ahora Vox le está comiendo la tostada al PP en la agenda nacional...

No es así. La gente sabe que donde gobierna el PP se bajan impuestos, se crea empleo, se procura prosperidad y se respira en libertad. El PP es un partido más complejo que otros, porque es el único partido de este país que tiene una sede en cada pueblo. Gestionar un partido tan grande y con tanta historia acarrea más dificultades que sentarte en los escaños en el Congreso y ponerte a hablar. El PP es un partido protagonista y un partido que gestiona. Necesitamos más tiempo para demostrar que hay una nueva generación de políticos al frente del partido. Estoy segura de que al final el electorado del PP se va a reencontrar con el proyecto de Casado. Ya lo está haciendo. Pero necesitamos más tiempo.

Isabel Díaz Ayuso en la entrevista con Vozpópuli
Isabel Díaz Ayuso en la entrevista con Vozpópuli Clara Rodríguez

Usted es partidaria de no arrinconar a Vox. Hay barones o dirigentes en el PP que sí lo arrinconan y hasta lo desprecian...

Yo hablo de políticas y no voy más allá. Es la primera vez que en Madrid hay un gobierno de coalición sustentado por tres partidos. En lugar de estar siempre en el reproche, yo he decidido centrarme en pensar qué políticas son buenas para los madrileños, qué proyectos podemos abordar, qué planes hay que poner en marcha, qué anuncios podemos hacer y cómo buscar el apoyo de Cs y de Vox para sacarlo adelante. No entro en estrategias, no pierdo el tiempo en estas cosas, mi única estrategia es el bienestar de Madrid. Este gobierno es un pacto de caballeros y yo estoy aquí por el respaldo de tres partidos. No hay que arrinconar a nadie.

Ciudadanos ahora está ahora en sus debates internos. ¿Esta circunstancia del partido naranja afecta al Gobierno de Madrid?

Vamos sacando propuestas, cumplimos el programa, crecemos más de lo pactado, y llega un momento en el que no haces distinciones de colores. Para mí todos son mis consejeros, con todos comparto iniciativas, planteamos objetivos. Soy una militante convencida del PP, estoy orgullosa de nuestros afiliados, pero entiendo que otros partidos están con nosotros en esta aventura...

¿La coalición de Sánchez e Iglesias ha mejorado la vida de la gente en nuestro país?

En nada. Más bien la ha perjudicado. Con cada decisión arbitraria que han concretado sólo han conseguido disparar el desempleo y la incertidumbre. Ponen en evidencia cada día que no han trabajado, que no han cotizado a la Seguridad Social antes de estar en esto. Se han paralizado las inversiones, la industria se desacelera, la compraventa inmobiliaria está afectada, el campo pide a gritos que dejen de perjudicarlo, las economías más débiles ya empiezan a padecerlo. En las tiendas de barrio, los taxistas, los pequeños comercios, las empresas menores se echan a temblar. Son microhistorias de cada ciudadano que cuando las unes se demuestra que llevamos dos años de parálisis. No conozco ni una decisión buena, ni una iniciativa razonable, sólo promesas de gasto y más gasto, con el dinero de los demás naturalmente. Sonríen mucho y repiten la letanía de que nosotros somos radicales y somos extremos, tan sólo por decir la verdad.

La izquierda y el populismo plantean soluciones fáciles a cuestiones muy peliagudas. Así ganan la confianza de muchos ciudadanos. Pero cuando empiezan a verse los efectos de sus políticas, ese espejismo se evapora"

Eso les funciona. Sus argumentos son elementales pero les funcionan...

La política de la razón siempre ha sido más antipática que la de los sentimientos. Cuando uno va con los datos, cuando uno se pone firme y plantea el desastre de determinadas decisiones, sacan entonces los buenos sentimientos, la superioridad moral. Son más ecologistas, más feministas, empatizan más, son más sociales que nadie... es todo mentira. Colectivizan, igualan a la baja. Lo único que hacen es devaluar, lo devalúan todo: la educación, la empresa, el esfuerzo, el mérito, el sacrificio y la excelencia, que la confunden con elitismo. Todo lo van degradando, todo se va empobreciendo. Eso sí, luego ponen el hombro porque somos de izquierdas, llora en mi hombro porque soy mejor persona que tú.

Sin embargo esa indolencia, ineficacia, prepotencia, no les pasa factura. En las encuestas sigue ganando la izquierda, pese a su gestión ineficaz.

Mucha gente bien intencionada quiere creer en promesas de la izquierda porque pueden resultar ilusionantes. La izquierda y el populismo plantean soluciones fáciles a cuestiones muy peliagudas. Así ganan la confianza de muchos ciudadanos. Pero cuando empiezan a verse los efectos de sus políticas, ese espejismo se evapora, en el campo, en la empresa. Uno de mis compromisos más firmes con los ciudadanos es defender a ultranza la prosperidad y el ejemplo de Madrid.

Ábalos cumplió las órdenes de su jefe, ha hecho lo que le han pedido. La imagen internacional de España ha quedado muy tocada, cada vez contamos meno

Bueno algo han hecho. Se han reunido con Delcy en el aeropuerto. ¿No ha tardado el PP un poco en reaccionar? Su partido no acudió a los tribunales hasta el penúltimo día.

¿En qué cabeza cabe que la serie 'Narcos' iba a dejar un capítulo en la Terminal 4 Barajas? Todo lo que ha sucedido era inimaginable, la realidad ha superado a la ficción. ¿Cómo imaginar que el ministro de Transportes, sin competencia alguna en el asunto, es enviado de madrugada a verse con una señora que tiene prohibido poner el pie en Europa por ser vicepresidenta de una narcodictadura, que se han bajado maletas con no sabemos qué... Todo es inimaginable. El ministro ha ido recitando una versión tras otra, siempre distinta a la anterior. Todo un cúmulo de mentiras, hasta que ya desde Venezuela, el señor del chándal nos ha dicho: "sí, sí, somos los mismos, somos amigos, venga Pedro cuéntales lo que hemos ido a hacer allí". Los socios de Sánchez proceden de ese régimen bolivariano, son amigos, son los mismos, se han lucrado con él. La visita de Guaidó intentaron que fuera eclipsada para no molestar a sus socios de esta dictadura. Pero no pasará nada porque se piensan impunes. Ábalos cumplió las órdenes de su jefe, ha hecho lo que le han pedido. La imagen internacional de España ha quedado muy tocada, cada vez contamos menos. Lo de Guaidó, lo de Zapatero, lo de las nuevas alianzas...

¿Qué piensa que había en las 40 maletas?

Más bien, qué no había. Pues medicamentos para los cientos de miles de venezolanos que se han exiliado porque huyen del terror, la dictadura y la muerte, no hay buenas intenciones para todos ellos.

Los socios de Sánchez proceden de ese régimen bolivariano, son amigos, son los mismos, se han lucrado con él. La visita de Guaidó intentaron que fuera eclipsada para no molestar a la dictadura

Su aterrizaje en Sol ha sido difícil. ¿Cuál ha sido el peor momento?

Cuando sacamos el Gobierno adelante, en enero, fui consciente de que esto se complicaba mucho. La izquierda tiene a Madrid en su punto de mira. Aunque se hagan bien las cosas en casi todos los ámbitos: sanidad, abandono escolar, empleo... Los precursores del todo va mal se han sentado en la Moncloa, y eso es una complicación añadida a nuestros problemas cotidianos.

Isabel Díaz Ayuso en la entrevista con Vozpópuli
Isabel Díaz Ayuso en la entrevista con Vozpópuli Clara Rodríguez

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba