Elecciones generales 2019 Sánchez impone su ley: cambia las listas en Andalucía, Aragón, Palencia y León

Dejará "abierto" el dictamen de las candidaturas hasta el Comité Federal de este domingo, para no dar a Susana Díaz el 'titular' de que el presidente desoye a la militancia 

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en un acto en Granada.
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en un acto en Granada. EFE/Miguel Ángel Molina

Lo que se vive estos días en la sede socialista de Ferraz es un acto cuasi protocolario, por el cual el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, recibe una por una a las federaciones para "comunicarles" la decisión final en el siempre tenso proceso de confección de candidaturas a Congreso, Senado, Parlamento Europeo y ayuntamientos de más de 50.000 habitantes.

Problemas reales solo hay con las de Andalucía, Aragón, Palencia y León al Congreso que han elevado a la federal propuestas acordes con la elección de las asambleas de militantes. El pulso de mayor entidad ha sido el planteado por Susana Díaz, propiciando, primero, que sus bases expulsaran en las asambleas a los ministros que Pedro Sánchez ordenó colocar como cabezas de lista; y, tras ceder en eso, que en los siguientes niveles siguiera presente el susanismo.

El objetivo es claro: dejar constancia que el "partido de los militantes" que defiende su rival no es tal y que, al final se cumplen los designios del secretario general... como siempre. Por eso, la Dirección se ha cuidado mucho hoy de avisar que la Comisión de Listas "no aprobará" este viernes el dictamen. Lo hará el Comité Federal, máximo órgano entre congresos, el próximo domingo en un hotel de Madrid.

La debilidad de la secretaria general andaluza tras la derrota electoral del 2 de diciembre hace que solo Sevilla, su feudo, Cádiz, Almería y Córdoba planteen batalla

La debilidad de la lideresa andaluza tras la derrota del 2 de diciembre ha hecho que el órdago haya llegado ya debilitado a Madrid, quedando circunscrito a cuatro de las ocho provincias: Sevilla, su feudo, Cádiz, Córdoba y Almería.

Hasta el final ha intentado meter a Antonio Pradas como numero dos al Congreso por Sevilla, pero Sánchez le va a imponer, detrás de la ministra de Hacienda, María Jesus Montero, a su hombre de confianza en la provincia, el delegado del Gobierno, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis; de tres irá la susanistaCarmen Cuello; cuatro, el asesor en La Moncloa, Francisco Salazar, una de las bestias negras de la líder andaluza; y de cinco por una mujer. De esa manera, o Pradas acepta ir de seis -a riesgo de no salir en las elecciones del 28A-, o encabezará la lista al Senado.

En Almería, después de imponer al ministro de Cultura, José Guirao, el presidente del Gobierno quiere de número tres a Fernando Martínez, director general de Memoria Histórica en el Ministerio de Justicia y miembro de la Ejecutiva Federal, al que Díaz y los suyos han relegado en su propuesta al quinto puesto, sin posibilidad de salida.

En Córdoba, los socialistas andaluces querían a la susanistaMaría Jesús Serrano, pero la Dirección Federal se niega. Y en Cádiz, detrás del cabeza de lista, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la cosa está más que abierta. El susanismo propone a Myriam Alconchel de dos; al alcalde de San Roque Juan Carlos Ruiz Boix, o Fernando López Gil. Y Ferraz no traga. Quiere a Cándida Verdier, secretaria general de Chiclana, y al secretario de Organización local, José Ramón Castro.

Urquizu casi fuera

En cuanto a Aragón, las principales discrepancias radican en que la dirección regional propone como número dos del Congreso por Zaragoza -en la lista que vuelve a encabezar Susana Sumelzo- al hasta ahora diputado Óscar Galeano, mientras que Sánchez quiere que lo ocupe Pau Marí-Klose, alto comisionado para la lucha contra la pobreza infantil.

Y en Teruel es prácticamente seguro que el diputado en la pasada legislatura, el sociólogo Ignacio Urquizu, no repetirá a pesar de que tiene el apoyo de las bases en la propuesta original. Si salta, irá en la lista del PSOE a las Cortes aragonesas el próximo 26 de mayo y en su lugar estará el sindicalista agrario Herminio Sancho, más representativo de la "España rural y vacía", dice la Federal.  

Por último, en Castilla y León, los dos únicos focos de conflicto son León, donde Sánchez quiere de número uno al secretario de Cultura de la Ejecutiva Federal, Ibán García del Blanco, mientras que las bases han elegido a su secretario general, Javier Cendón, y en Palencia quiere que repita al Congreso su fiel Mari Luz Rodríguez Seijoo, no el candidato local elegido por la base.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba