Elecciones generales 2019 Los expertos coinciden: Vox no quiere ni el debate 'a cinco' ni ninguno

Tras el rechazo por parte de Pedro Sánchez del 'cara a cara' con Pablo Casado, solo quedan el debate 'a cinco' con el que el PSOE intenta que sea visualice el "tripartito" de derecha  

Abascal, con Bertín Osborne
Abascal, con Bertín Osborne EUROPA PRESS

Sociólogos y expertos en comunicación política consultados por Vozpópuli creen que tras la negativa de Pedro Sánchez a un cara a cara televisivo con Pablo Casado se encuentra toda una estrategia para evitar riesgos, sí, pero sobre todo para que se "visualice" eltripartitoen el debate a cinco en Atresmedia el próximo 23 de abril; en principio, parece el más probable.

Un debate al que, paradójicamente, coinciden los tres, Vox parece resistirse porque su campaña está siendo otra, más de redes que de medios de comunicación convencionales, resalta la ex directora de comunicación del PSOE y actual consultora de comunicación Verónica Fumanal. "No está concediendo entrevistas Santiago Abascal, como hizo Jair Bolsonaro en las presidenciales brasileñas que ganó", resalta. 

Fumanal admite que el de los debates es un asunto "no resuelto" en la política española. "Lo decide el candidato que va primero en los sondeos; en este caso, y casi siempre, el presidente del Gobierno, que, lógicamente, no quiere que se vean y se acentúen sus puntos débiles".

Y en el caso del inquilino de La Moncloa, esos puntos siempre van a ser más visibles que los de los otros candidatos: "¿Alguien se imagina lo que habríamos dicho si lo del House Water Watch Cooperde Pablo Iglesias en el debate a cuatro de 2015 refiriéndose a la consultora Price Waterhouse, lo hubiera dicho Mariano Rajoy?", se pregunta Fumanal.

Luis Arroyo: "¿Por qué va a conceder Sánchez a casado el inmenso regalo de un 'cara a cara' cuando está casi empatado con Ciudadanos?

Más directo, el también consultor de comunicación Luis Arroyo, deja esta reflexión en el aire: "¿Por qué va a conceder Pedro Sánchez a Pablo Casado el inmenso regalo de un cara a cara cuando en los sondeos está casi empatado con Ciudadanos?". "No hay nada que te obligue a engordar a tu adversario ante la opinión pública", asegura-

Doctor por la Universidad de Oxford y vicedecano de estudios de ciencia política en la Universidad Carlos III, Lluis Orriols, reconoce que, en puridad democrática, los debates no deberían ser objeto de debate, algo así como una deferencia del ganador, pero "cuando el primero (PSOE) va sacando una diferencia tan grande al segundo (PP), la tendencia natural es a una estrategia conservadora, a no arriesgar".

Pueden existir razones de fondo, añade, que hagan recomendable el cara a cara; unas de índole democrática -que los dos posibles presidentes contrasten pareceres-, y otras estratégicas: coadyuvar a que Vox, al que los sondeos dan un resultado espectacular, se frene. Sánchez podría boicotear así un posible gobierno tripartito como el andaluz, pero la experiencia indica que "se elige la estrategia conservadora", insiste.

"Nada le gustaría más a Vox que le vetaran con un debate ' a cuatro' en TVE", coinciden los tres expertos consultados

Lo que sí tienen claro los tres consultados, Fumanal, Arroyo y Orriols, es que a Abascal le gustaría no tener que ir al a cinco el día 23 para no correr riesgos. Fumanal lo tiene claro: "Vox no quiere ni ese debate ni ninguno, y nada le gustaría más que le vetarán en el debate a cuatro en TVE".

Excluirle con el argumento de que no tienen representación parlamentaria, además de que no se hizo con Ciudadanos y Podemos en 2015, y tampoco la tenían, daría a Vox el argumento victimista que necesita.

"Sin ninguna duda debate a cinco, no a cuatro. El gran enemigo de Pedro Sánchez es el bloque formado por la derecha y la extrema derecha. Y él, en ese debate tiene que dirigirse a ellos en bloque para que los españoles juzguen lo que sería ese gobierno", sostiene Luis Arroyo.

El catedrático Orriols también está convencido de que un debate a cuatro no responde a la realidad demoscópica que estamos viviendo hoy en España y, en caso de duda, prima "el derecho a la información de los ciudadanos" antes que los criterios establecidos que, además, ya se alteraron en 2015; "es como si en los debates de 2015 no hubieran estado ni Podemos ni Ciudadanos", concluye.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba