Elecciones autonómicas 2019 Egea, Lasquetty, Maroto: el núcleo duro de Génova, en el disparadero

Turbulencias en Génova tras el desastre del 28-A. El núcleo duro de Pablo Casado pierde protagonismo en medio de una tormenta de críticas

Teodoro García Egea, Pablo Casado y Javier Maroto.
Teodoro García Egea, Pablo Casado y Javier Maroto. EFE

El primero en caer fue Maroto. El director de la campaña de las generales cedió su cargo 24 horas después del cataclismo. Una renuncia muy dolorosa, según fuentes de su entorno. Javier Maroto perdió también su escaño por Álava. Un doble batacazo para quien todavía ejerce de 'número tres' del partido en su condición de vicesecretario de Organización. Desde la tenebrosa fotografía de grupo en la noche electoral en Génova, Maroto no ha comparecido en acto público alguno. 

Para coordinar la campaña del 28-M, Casado ha designado a dos vicesecretarias generales, Isabel García Tejerina, que llevará las europeas y Cuca Gamarra, que hará lo propio con las autonómicas y municipales. Ambas forman parte del Comité de Dirección dentro del empeño integrador llevado a cabo por Casado tras llegar al vértice del PP. García Tejerina procede de las filas de Dolores Cospedal y Cuca Gamarra es de la corriente de Soraya Sáenz de Santamaría

Desplazados de las listas

La cúspide de la estructura de Génova ha sufrido una enorme convulsión, propiciada por las críticas internas que todavía se escuchan en las terminales del partido. Teodoro García Egea, mano derecha de Casado, no ha sido ajeno a este alud de críticas. Muchos le consideran el responsable máximo de buena parte de la 'purga' llevada a cabo durante la elaboración de las listas en las que se renovó el 80 por ciento de los cabezas de cartel. El 'marianismo' fue mayoritariamente apartado de los puestos de salida. La gran mayoría se ha quedado fuera del Congreso.  

Le reprochan también a Egea una imagen demasiado contundente, poco dado a los eufemismos, lo que no encaja demasiado en la nueva línea, más atemperada. Egea tiene una excelente cintura política, es un hábil negociador, como se comprobó en Andalucía, y un trabajador infatigable. "No conoce bien el partido, lleva poco tiempo, por lo que ha incurrido en algunos errores", señala un veterano del PP 

Egea ha perdido gran parte de su papel protagónico. Compareció ante los medios en la tarde funesta, cuando aún no habían llegado resultados oficiales pero olía ya a batacazo. Este fin de semana se desplazó hasta Málaga, para contactar con el número dos de la Junta, Elías Bendodo, hombre clave en el nuevo Gobierno andaluz. También se ha desplazado a Ibiza. Esa será su función durante la campaña, recorrer puntos de España a los que no tenga previsto acercarse el presidente. Maroto y Egea serán los enviados especiales de Génova a zonas más o menos calientes o decisivas, tal y como apuntó el propio Casado en su comparecencia de la semana última. 

Las reticencias sacuden también al despacho de Javier Fernández-Lasquetty, el cerebro en la sombra de Génova, jefe de Gabinete de Casado, quien regresó a la politica española tras pasar cuatro años en el mundo académico centroamericano. Lasquetty es el puntal ideológico del 'nuevo PP', uno de los asesores más estrechos y más asiduos del presidente, y a quien ahora se le reprocha su 'aznarismo' y sus postulados próximos a Faes, donde se desempeñó como secretario general.

Patinazos con estruendo

Lasquetty apenas tiene presencia pública, su labor es de backstage, por lo que estos reproches hacia su influencia en el errado curso de la campaña no han resultado excesivamente estridentes. "Estos chicos de Faes...", se escuchaba en los corrillos de Génova el lunes último, cuando Casado se reunió con los presidentes provinciales de la formación. Se referían, claro está, a Lasquetty, a Isabel Benjumea, ex líder de la Red Floridablanca, incorporada al equipo de pensamiento de Casado, y a la propia Cayetana Álvarez de Toledo, cabeza de cartel por Barcelona. 

No se escapa de la lluvia de venablos Adolfo Suárez Illana, a quien se le atribuyen los patinazos más sonoros de la campaña. En especial, el que combinó en un argumento a los neandertales con el aborto. Suárez Illana cerró su despacho para presidir la Fundación Concordia, la Faes de Casado, amen de incorporarse a la lista al Congreso por Madrid. También se le verá poco en esta campaña, auguran las fuentes consultadas.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba