Política

El miedo se contagia al PNV: teme que un gobierno de PP, C's y Vox recorte los fueros

La inestabilidad se contagia a la política vasca con el rechazo a los presupuestos del lendakari Urkullu, que no para de lanzar mensajes a Torra y Puigdemont para que pacten una salida al conflicto catalán

El lendakari Urkullu con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en Ajuria-Enea
El lendakari Urkullu con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en Ajuria-Enea

El terremoto que ha supuesto la espectacular irrupción de un partido de ultraderecha como Vox en las elecciones andaluzas ha llegado ya a todos los rincones de la política española; También al País Vasco. El PNV, hegemónico desde hace décadas, está viendo cómo la placentera, hasta ahora, segunda legislatura del lendakari, Íñigo Urkullu, se le está torciendo por la falta de acuerdo presupuestario.

Eso, en un marco en el que su competidor Bildu, de la mano de Arnaldo Otegi, está teniendo públicamente un protagonismo inusitado en la política catalana de la mano del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que necesita de esa pátina revolucionaria para legitimarse ante los sectores de las CUP y los Comité de Defensa de la República (CDR), está generando mucha inquietud entre la dirigencia peneuvista.

Urkullu se ha visto varias veces con Torra pero no hay sintonía, y teme que si la estrategia de diálogo con Cataluña del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fracasa, PP, Ciudadanos y Vox puedan formar gobierno tras las elecciones generales, sean cuando sean. Su temor, explican distintas fuentes políticas vascas a Vozpópuli, no es que Vox o Ciudadanos vayan a consolidarse en unas elecciones municipales vascas  -"eso es poco probable", dicen-, pero sí que logren condicionar de una presidencia del Gobierno de Pablo Casado.

El PNV no cree que un eventual gobierno del PP apoyado en Ciudadanos y Vox eliminara el concierto porque habría que modificar la Constitución, pero sí que recortaría el cupo anual negociable

"Palabrasmayores", señalan las citadas fuentes, porque los tres partidos defienden abiertamente una "recentralización" de competencias hacia el Gobierno de la Nación; y el partido de Albert Rivera y el de Santiago Abascal aspiran, por descontado, una reformulación, con el objetivo de que desaparezca a medio plazo, del concierto y el cupo vasco y navarro.

Para el PNV, Bildu, pero también para otros partidos como el PSE, Geroa Bai (la plataforma de la presidenta navarra, Usue Barkos), incluso para Podemos, esto sería casus belli. Lo cierto es queUrkullu, el presidente del PNV, Andoni Ortúzar,y el Euskadi Buru Batzar, máximo órgano del partido, visto el ascenso de Vox en Andalucía y el que está por llegar en las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo, ya no consideran tan remoto un escenario de enfrentamiento con el Estado, inédito durante los últimos 40 años.

No creen que Casado eliminara el concierto -habría que reformar la Constitución para ello y el PSOE se opondría-, pero sí dan por seguro que "se acabó" la negociación del cupo anual, tal y como se ha venido produciendo hasta ahora con gobiernos de PP y PSOE, en la cual el País Vasco y Navarra siempre salían ganando al resto de las autonomías.    

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba