Política

Sánchez e Iglesias, atrapados por el nuevo desafío de ERC y Torra

El candidato habla de "desjudicializar el conflicto catalán", mientras su vicepresidente in pectore elogia a los líderes "presos y en el exilio"

Cualquiera que haya asistido a sesiones de investidura de anteriores presidentes del Gobierno se puede haber dado cuenta este sábado del sustancial cambio que se está viviendo en el Congreso. Y no por la coalición progresista que van a poner en marcha PSOE y Podemos, por primera vez desde la II República, sino porque, cual elefante en la habitación, en palabras de George Lakoff, hay un elefante en la habitación española: Cataluña.

O, mejor dicho, el desafío independentista que se manifestaba en Barcelona a la misma hora en que el segundo gran actor del próximo ejecutivo, Pablo Iglesias, hablaba a la Cámara Baja en su condición de vicepresidente in péctore homenajeando"a los presos y exiliados" (sic) Oriol Junqueras y Carles Puigdemont.

Rufián: "O hay mesa o no hay legislatura"

Fue justo en ese momento cuando se conoció que Junts pel Cat, ERC y las CUP habían pactado una resolución en el Parlament donde se tilda de "golpe de Estado" (sic) de la Junta Electoral Central (JEC) la inhabilitación del president de la Generalitat, Quim Torra, y la suspensión como eurodiputado del líder republicano encarcelado, Oriol Junqueras.

Y se lo dejó bien clarito al candidato a presidente el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ya por la tarde noche, cuando le espetó: "O hay mesa (de gobiernos) o no hay legislatura", ante el enmudecimiento de la bancada socialista, muy activa durante toda la jornada. 

"Conflicto político", "deriva judicial", "transversalidad", confrontados a expresiones como "traición a España", "desverguenza", "cara dura", "Tirano Banderas" o "detención de Torra ya", se han lanzado de un lado al otro del Hemiciclo.

Pedro Sánchez repitió en su discurso la palabra "Constitución" todas las veces que no aparece en el acuerdo suscrito con los independentistas de ERC

Esa anormalidad es la que está presidiendo esta investidura de Pedro Sánchez, que ERC garantiza pese a lo ocurrido tras los discursos tronantes de Pablo Casado y Santiago Abascal contra el candidato socialista. Y eso que Sánchez ha repetido la expresión Constitución española de 1978 todas las veces que no aparece en el texto del pacto con los republicanos.

Sánchez ha insistido en la necesidad de "recomenzar" donde empezó el "conflicto político" y las partes, se supone que España y el independentismo catalán, "dejaron de hablarse". Y Casado no tardó ni cinco minutos en preguntarle: "¿Ha dormido bien esta noche?", parafraseando lo que dijo Pedro Sánchez en la ya famosa entrevista en La Sexta.

No hubo que esperar al diputado de Compromis, Joan Baldoví, -"hay algunos a los que les gusta el olor a napalm por las mañanas"- para darse cuenta de que la "tila", también recomendada por el valenciano a la derecha, va a hacer mucha falta en medio de la tensión vivida.

"¡Esta investidura va a salir!", apostó Baldoví palmeando la tribuna de oradores como desafiando, horas después a un Casado que había advertido, por la mañana, al futuro presidente que se olvide de eso de "desjudicializar" el conflicto catalán porque el PP -con sus diputados puesto en pie y aplaudiendo a rabiar- "¡¡no va a tolerar que se juegue con la soberanía nacional!!".

"Mentiroso, estafador y villano de cómic"

Y luego subió a la tribuna el líder de Vox, Santiago Abascal, para llamar al candidato "mentiroso, estafador y villano de cómic", y añadir que "La JEC ha decidido destituirle y la respuesta de Torra es la de un rebelde y sedicioso, que permite que se retire la bandera, convoca un Pleno y no se da por destituido".

Reiteró que Sánchez prometió que no pactaría con los comunistas porque, en palabras del propio líder del PSOE, "conducen a la pobreza y a las cartillas de racionamiento y a la Venezuela de Chávez". "El señor Sánchez dijo que no tendría ministros comunistas en el Gobierno porque entonces no podría dormir, igual que la mayoría de los españoles. Nos dijo que aquello le quitaba el sueño y nos llevó a nuevas elecciones. Dijo que prohibiría en el Código Penal los referéndums ilegales, y que nunca pactaría con los independentistas".

"Pedro, estarás al frente de una coalición progresista histórica. Para nosotros es un honor caminar junto a vosotros. Sí se puede. ¡Adelante presidente!"

Pero lo mejor estaba por llegar, con las alabanzas de Pablo Iglesias a su otrora adversario: "Pedro, estarás al frente de una coalición progresista histórica", comentó al finalizar su intervención. "Para nosotros es un honor caminar junto a vosotros. Sí se puede. ¡Adelante presidente!".

El líder de Podemos ha sido muy crítico con el PP y Vox, a los que ha calificado reiteradamente de "ultra derecha y ultra ultra derecha". Ha acusado a Pablo Casado y Santiago Abascal de haber recuperado "el discurso político de la dictadura". "Ustedes han recuperado el peor discurso político de la antiespaña, el de llamar antiespañoles a sus rivales. Es el discurso político de la dictadura", ha asegurado.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba