Política

Casado presenta un nuevo PP "transversal y tranquilo", que no será "muleta de Sánchez"

El líder del PP descarta un gobierno de concentración con Sánchez, arremete contra Podemos y se distancia de Vox. La Junta Directiva Nacional ratifica el nombramiento de Cuca Gamarra como portavoz en el Congreso. Almeida se convierte en portavoz nacional del partido

Pablo Casado.
Pablo Casado. PP

"Nos quieren en la trinchera, pero nos van a encontrar en las plazas". Pablo Casado ha presentado este jueves el nuevo PP. Un partido, ha dicho, "tranquilo y transversal", pero firme en sus convicciones. Por un lado, el líder popular ha advertido, sin citarles expresamente, que no deben dejarse arrastrar por la oposición "agresiva" de Vox. Y, por otro, ha dicho que el PP no será la muleta de Pedro Sánchez para sustituir a Podemos.

"No hay pacto posible con quienes piden la abdicación del Rey, la independencia de Cataluña y el blanqueamiento de los batasunos", ha dicho Casado. "Nadie aspira a ser ministro de Sánchez, sino a derrotarle en las urnas". 

Casado ha reunido a la Junta Directiva Nacional del PP, máximo órgano entre congresos del partido, para ratificar los nuevos nombramientos propuestos por la dirección y presentar la nueva estrategia del partido. Cuca Gamarra es la nueva portavoz popular en el Congreso en sustitución de Cayetana Álvarez de Toledo. Ana Pastor asume la vicesecretaría de Política Social. Y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se convierte en el portavoz nacional del PP, cargo de nueva creación.

Tres mensajes de Casado

El discurso de Casado ante la Junta Directiva ha tenido tres claves. La primera ha sido interna. Casado ha querido pasar página tras el terremoto provocado por el cese de Álvarez de Toledo. La segunda ha sido para definir la nueva estrategia política, en la que ha demandado un partido firme en las convicciones pero con más empatía para hacer llegar su mensaje a la sociedad. La tercera parte de su intervención se ha dirigido a Sanchez y al Gobierno PSOE-Podemos. 

Casado ha tenido palabras de agradecimiento para Álvarez de Toledo. "Esta será tu casa y puedes contar conmigo para lo que quieras", ha dicho. Pero ha enviado varios recados a la exportavoz de forma indirecta. El presidente popular ha explicado que la renuncia que implica la política de partido no es "debilidad de carácter", sino un "acto de valor y nobleza". 

"Lo difícil no es invocar la libertad de uno mismo y ponerla por delante", ha dicho en alusión Álvarez de Toledo. "Lo difícil es defender la libertad de todos y ponerla por encima de todo".

Más persuasión

En cuanto a la nueva estrategia del PP, Casado ha dicho que el partido no debe caer en las trampas de sus adversarios. El líder de la oposición ha querido del estilo agresivo de Vox, pero también de la idea de que el PP solo gana elecciones cuando deja de ser el PP. Casado ha pedido "más persuasión" en el mensaje.

"No solo debemos tener convicciones, ideas y propuestas, sino que tenemos que proyectarlas eficazmente hacia la sociedad, que es madura y compleja, y que espera de nosotros razones y argumentos, persuasión y empatía. Sin convicciones no se puede ganar, sin persuasión, tampoco. Necesitamos las dos, ha asegurado.

Casado ha definido el PP como la "casa común del centro derecha", en el que caben liberales, conservadores y también socialdemócratas desencantados con la deriva del PSOE. "Nuestra única ancla es España. Nuestra única vela, la libertad", ha afirmado. 

"Un partido no puede pretender que una sociedad se parezca a él por mucha razón que tenga. Lo que debe hacer es parecerse lo más posible a la sociedad y caminar junto a ella para mejorar su vida (...). No sólo debemos seguir siendo un partido grande, y aspirar a ser aún más grande para cobijar de nuevo a diez millones de españoles", ha dicho.

"Ahora tenemos que tener una puerta ancha para que todo el mundo pueda entrar sin hacer cola (...) Debemos representar a todos los españoles, voten a quien voten, hablen la lengua que hablen, amen a quien amen", ha añadido.

Sin margen con Sánchez

Para los que interpreten que este giro del PP supone una puerta abierta a los acuerdos con Sánchez, Casado ha dicho que no. El líder del PP ha sido extraordinariamente crítico con la gestión que está haciendo el presidente del Gobierno de la nueva oleada del coronavirus.

"La primera (oleada) le pilló a Sánchez convocando las manifestaciones del 8-M, y ésta le ha pillado instalado mosquiteras de vacaciones en Doñana", ha asegurado. "Sus errores y su imprevisión han roto cualquier planificación de la legislatura por los estragos de la crisis sanitaria, pero también por las consecuencias económicas y sociales a lo que se está uniendo una grave crisis institucional alentada, además, desde el propio Gobierno".

Casado ha acusado al Gobierno de alentar una crisis institucional por cuestionar la monarquía. Y ha pedido al PP que defienda a Felipe VI. Sobre la pandemia y sus consecuencias económicas, ha tendido la mano al Gobierno para que coordine eficazmente a las comunidades autónomas.

"Exigimos al Gobierno que cumpla con las responsabilidades que tiene asignadas por la legislación sanitaria y que coordine al conjunto de administraciones, no que se lave las manos. Y le ofrecemos aprobar por la vía de urgencia las modificaciones legales que considere necesarias para hacer frente a la pandemia con eficacia", ha asegurado.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba