Política

Fernández Díaz y su número dos quedan desnudos ante la Justicia en el 'caso Villarejo'

El exministro del Interior y su mano derecha pierden mañana la condición de aforados y se arriesgan a ser investigados por la Audiencia Nacional. Martínez habla con 'Vozpópuli': "Dejó atrás una etapa de dedicación intensa"

Jorge Fernández Díaz y Francisco Martínez.
Jorge Fernández Díaz y Francisco Martínez. EFE

Para Jorge Fernández Díaz y quien fue su número dos en el Ministerio del Interior, Francisco Martínez, mañana no será un día cualquiera. Ambos pierden la condición de diputados al empezar una nueva legislatura y, por tanto, quedan sin la protección del aforamiento a ojos del juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, quien investiga las múltiples ramificaciones del 'caso Villarejo'.

Fernández Díaz y Martínez concurrieron en las listas del PP en las elecciones de 2016, pero sus nombres cayeron en desgracia cuando hubo que elaborar las candidaturas del PP para las últimas generales ante el estallido de la 'operación Kitchen', en la que se investiga el presunto robo al extesorero del PP Luis Bárcenas de información sensible sobre Mariano Rajoy y otros dirigentes populares mediante el uso de fondos reservados autorizados desde Interior.

Eso sí, ambos fueron incluidos por Pablo Casado en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados, por lo que han podido alargar su aforamiento hasta la formación de la nueva Cámara baja. Tanto Fernández Díaz como Martínez afrontan ahora el nuevo escenario con la convicción de que hicieron bien su trabajo en Interior, según personas allegadas a ellos, y que nada tienen que ver con la "etapa oscura y siniestra" que se quiere transmitir con la llamada 'policía patriótica' que germinó bajo su mandato.

Letrado de las Cortes

Mientras que el exministro del Interior deja la política activa a partir de mañana, su secretario de Estado de Seguridad ha pedido reincorporarse a su plaza de letrado de las Cortes Generales, el cuerpo de funcionarios al que pertenecía antes de fichar por el PP.

A Martínez se le asignará en las próximas semanas un puesto de letrado en el Congreso o el Senado pero él descarta que vaya a ocuparse de comisiones como la de Interior o la Constitucional, de la que fue portavoz del PP en la pasada legislatura. "Obviamente lo haré con la máxima lealtad al que sea el que presida la comisión, sea del partido que sea", afirma en declaraciones a Vozpópuli.

Dejo atrás una etapa de dedicación intensa con agradecimiento a quienes confiaron en mi para el desempeño de funciones públicas

El exnúmero dos de Interior mantendrá su condición de afiliado al PP en esta nueva etapa, al no ser incompatible con su reingreso al puesto de funcionario, pero no podrá hacer ninguna manifestación de tipo político. "Después de siete años en la gestión pública y en la política activa, vuelvo al ejercicio de mi profesión y a la docencia", señala Martínez a este medio antes de dejar de ser diputado.

"Dejo atrás una etapa de dedicación intensa con agradecimiento a quienes confiaron en mi para el desempeño de funciones públicas y a los ciudadanos que dieron su confianza a la candidatura de la que formé parte en las elecciones de 2016", concluye el exsecretario de Estado de Seguridad.

Al exministro y a su antigua mano derecha les acecha, junto al exdirector de la Policía Ignacio Cosidó, la investigación de 'Kitchen'. En el caso de Cosidó, éste aún mantiene su condición de senador por designación autonómica pero su mandato en la Cámara alta concluirá en unas semanas y en ese momento también dejará de estar aforado... salvo que el PP le vuelva a proponer para el mismo puesto. Por lo pronto, ya no será el portavoz popular en el Senado en la legislatura que va a comenzar.

Los "últimos responsables" en 'Kitchen'

La aparición de la 'operación Kitchen', en la que Villarejo y su entorno captaron al chófer de Bárcenas para robarle documentación sensible sobre la corrupción del PP, ha llevado al juez que investiga la caja B del partido a pedir a Interior un informe para dar con "los últimos responsables". La pregunta es: ¿quién daba las órdenes a los policías?. ¿Formaba parte de esos "encargos puntuales" que la exsecretaria general 'popular' María Dolores de Cospedal y su marido prometieron encomendar a Villarejo con el conocimiento de Rajoy o partía del Ministerio?

Es difícil determinar de manera exacta el momento en el que empezaron a torcerse las cosas en Interior. Algunas fuentes consultadas por Vozpópuli sitúan el origen en la mera composición del Ministerio, otras afirman que no hubo un punto de inflexión concreto. Quizá el primer aviso fue la espantada del secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, tras apenas un año en el cargo, quien cedió el testigo a Francisco Martínez.

Eldiario.es desveló que en el sumario del 'pequeño Nicolás' constan dos llamadas de 20 minutos en total entre Martínez y el comisario José Manuel Villarejo el mismo día de la detención del joven y el registro de su casa donde aparecieron anotaciones que vinculaban al polémico mando. Villarejo le dijo al juez que era porque estaba informando de una importante investigación antiterrorista urgente, pero las fuentes policiales advierten de que lo normal es que Martínez despachase esos temas con el comisario general de Información, Enrique Barón.

Curiosamente, Martínez se reencontrará en el cuerpo de letrados de las Cortes con otro antecesor suyo, Ignacio Astarloa, que ocupó el puesto entre 2000 y 2004 con Ángel Acebes como ministro. Tras dejar la política activa Astarloa también pidió el reingreso en su antiguo trabajo, en el que continúa ejerciendo. Ahora ambos podrán comentarse sus respectivos pasos por el Ministerio del Interior.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba