Victoria Rosell, la nueva delegada del Gobierno para la Violencia de Género, no descarta la posible aplicación del artículo 155 de la Constitución en Murcia por el pin parental.

"Hay unos cauces jurídicos que pueden ser no necesariamente judiciales, sino incluso administrativos. De requerimiento para que cumplan la obligación, incluso del 155 en Murcia porque se niega a tratar a todo su alumnado por igual o garantizar los derechos de las personas más vulnerables", ha explicado Rosell en declaraciones a la Cadena SER.

Además, ha explicado que "donde falla el dialogo político, si realmente se cierran a ello, habría que seguir un camino similar al de Cataluña: la actuación unilateral para quebrantar el ordenamiento jurídico por parte de quien nos ha machacado y han ganado las elecciones en determinados sitios probablemente con un discurso antidiversidad y anticatalanista".