Política

El abogado de Villarejo reconoce el espionaje de la Policía de Rajoy a Iglesias

Antonio García Cabrera ha asegurado que el comisario puso la información "a disposición de sus superiores"

Montaje de Villarejo y Pablo Iglesias
Montaje de Villarejo y Pablo Iglesias

"Todo es una cuestión de una investigación policial". El abogado del comisario jubilado José Manuel Villarejo ha reconocido este jueves el espionaje de la policía de Mariano Rajoy a Pablo Iglesias, al acceder a mensajes del líder de Podemos. Ha matizado, sin embargo, que lo hizo en el marco de una investigación policial. "El señor Villarejo no participó en ningún robo. Él es un policía. Siempre ha puesto la información a disposición de sus superiores", ha dicho el letrado a su salida de la Audiencia Nacional.

La justificación del comisario tiene lugar después de que esta semana se haya dado a conocer que el juez a cargo del caso Tándem,Manuel García-Castellón, investiga la supuesta intrusión en el teléfono móvil del líder de Podemos por parte del ex alto mando policial. 

Villarejo ha acudido este jueves a la Audiencia Nacional para declarar ante el magistrado del Juzgado Central de Instrucción número 6 y detallar la información que dice tener sobre la "autoría real" de los atentados del 11-M. Ayer miércoles, asistía al mismo edificio el líder de la formación morada para comunicar al juez su intención de personarse como perjudicado en el caso Tándem.

"No tiene el alcance que inicialmente se dijo. El señor Villarejo no ha hecho ningún robo de ningún material", ha insistido el abogado del comisario ante las preguntas de los periodistas.

Desde que se diera a conocer la investigación, varios medios de comunicación han publicado informaciones en las que se asegura que todo se trataría de un presunto encargo del Ministerio del Interior del Partido Popular para "extorsionar y boicotear" el posible acuerdo de gobierno entre el PSOE y Podemos en 2016.

"Intoxicación informativa"

Según el sumario del procedimiento, al que ha tenido acceso de forma parcial este diario, los agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía investigan por orden del juez al menos cuatro "maniobras de intoxicación informativa" presuntamente desarrolladas por el comisario jubilado José Manuel Villarejo contra Pablo Iglesias y Podemos.

La formación morada reclamó al magistrado a cargo del caso, entonces Diego de Egea, que investigara diferentes vínculos del "clan policial mafioso" -según la definición del ministerio público- con periodistas, ante la posible existencia de una "ramificación" de la "organización delictiva" en los medios de comunicación.

Este miércoles, a las puertas de la Audiencia Nacional, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, vinculó a la prensa española con el caso Villarejo. "Una de las mayores vergüenzas de nuestra democracia es la existencia de una trama criminal con policías corruptos, medios de comunicación y grandes empresarios", dijo a los periodistas en una breve declaración, ya que se trata de una nueva pieza secreta.

Hasta ahora, el caso Tándem contaba con nueve piezas separadas: King, sobre la organización criminal y sus vínculos con Guinea Ecuatorial; Iron, en relación al espionaje a un despacho de abogados; Land, vinculada al espionaje entre los herederos de la familia Cereceda; Pit, sobre presuntas gestiones en la Audiencia Nacional para evitar la extradición de un empresario de Guatemala; Pintor, en la que se investiga un presunto chantaje de Villarejo y los empresarios Muñoz a un exjuez de Marbella Francisco Javier de Urquía;Carol, sobre los audios en los que se habla del rey Juan Carlos I y sus cuentas en Suiza; Kitchen, vinculada a la operación en la que se sustrajo documentación al extesorero del PP Luis Bárcenas; Marbella,  de la que apenas se conocen detalles; y Trampa, sobre el presunto espionaje encargado por el BBVA a políticos y empresarios durante la OPA de Sacyr. 

La investigación sobre el presunto espionaje a Iglesias sería la décima pieza del caso Tándem. Aunque en un principio se dijo que llevaría por nombre DINA, en referencia Dina Bousselham, la asistente del líder de Podemos -dueña del móvil en cuestión-, fuentes jurídicas han asegurado a Vozpópuli que se trata de la pieza Diez.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba