Política

La Universidad Catalana de Verano, el último refugio del independentismo

Funciona como un punto de encuentro de estudiantes, profesores, políticos y personalidades de los "países catalanes" y la Generalitat ha regado con jugosas subvenciones sus actividades a lo largo de su historia

La Universidad Catalana de Verano (UCE)
La Universidad Catalana de Verano (UCE) VP

Con la sentencia del juicio del procés a la vuelta de la esquina, la Generalitat se esfuerza en divulgar la tesis del ex presidente fugado en Bélgica, Carles Puigdemont,sobre la idoneidad de continuar desobedeciendo al Estado. Para ello cuenta con diversas plataformas y, en periodo estival, su altavoz por excelencia es la Universidad Catalana de Verano (UCE).

La institución, refugio del independentismo cuando el calor aprieta y que dista mucho de funcionar como una universidad en los términos que establecen las leyes del sector, cumple 50 años.

Se fundó el verano después de Mayo del 68 para promover la lengua y la cultura catalanas y "dar respuesta", según aseguran en su web, "a la necesidad de la gente de Cataluña, las Baleares y la Comunidad Valenciana de encontrar un espacio de libertad en plena dictadura franquista".

Más que en una universidad, funciona como un punto de encuentro de estudiantes, profesores, profesionales, políticos y personalidades de los "países catalanes" y el Gobierno catalán ha regado con jugosas subvenciones sus actividades a lo largo de los años. En 2017, por ejemplo, la Generalitat inyectó más de 130.000 euros a través de sus distintos departamentos como se puede comprobar en su plataforma.

Detalle de las subvenciones concedidas en 2017, último año publicado por la UCE en su web
Detalle de las subvenciones concedidas en 2017, último año publicado por la UCE en su web VP

Torra, Boye, Paluzie...

Aunque siempre ha contado con promotores del separatismo y sectores radicales, no fue hasta la llegada del Tripartito cuando estos comenzaron a ganar terreno al catalanismo de un corte más moderado.

En su última edición, que comenzó el pasado 18 de agosto y culminó este 24 de agosto, han invitado como conferenciantes el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Pere Barrios, que fue el encargado de la sesión inaugural; el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, además de hasta a tres consejeros de la Generalitat.

El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, tampoco ha dudado en recurrir a la UCE para alzar su voz desde la cárcel de Lledoners

También ha desfilado por la institución Elisenda Paluzie, líder de la ANC. El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, tampoco ha dudado en recurrir a la UCE para alzar su voz desde la cárcel de Lledoners.

"No dudéis de que digan lo que digan las sentencias seguiremos luchando por la libertad y los derechos humanos en los países catalanes desobedeciendo aquellas leyes injustas cuando sea necesario y militando en la ternura con la más grande de nuestras sonrisas", ha reclamado a través de una carta que ha leído el rector de la universidad, Jordi Casassas.

"Por la memoria de los que nos han precedido y por responsabilidad con las generaciones que han de venir, lo volveremos a hacer", concluía el preso en la línea del mensaje lanzado por Torra días antes ante unas 300 personas. 

Altavoz desde la era Pujol

Según defendió este último durante su conferencia en la universidad, la única vía que le queda al independentismo es la "confrontación democrática y pacífica con el Estado" después de constatar que el Gobierno central no tiene la menor intención de negociar la celebración de un referéndum en Cataluña.

Durante las décadas de los 70,80 y 90, la UCE estaba centrada en cultivar el catalanismo de una forma moderada

Con el lema 'Un aliento de esperanza en Europa', la universidad culminó este sábado su 51ª edición, donde se ha rendido homenaje a la filóloga Aina Moll (Ciudadela, 1930), hija del también filólogo, lingüista e historiador Francesc de Borja Moll y que falleció el pasado mes de febrero a los 88 años de edad.

Fuentes cercanas a la institución cuentan a este diario que durante las décadas de los 70,80 y 90, la UCE estaba centrada en cultivar el catalanismo de una forma moderada. "Pujol acudía con regularidad. Evidentemente había sectores radicales vinculados a ella, como Terra Lliure, pero no llegaban a representar ni el 15% del personal", recuerdan.

Activismo político

En la UCE no solo había espacio para política, sino también para la ciencia, la historia, la cultura o el medio ambiente, pero en los últimas décadas el activismo político predomina por encima de todas las áreas. Aunque estas sigan vigentes. De hecho, esta misma semana, durante la celebración de las conferencias veraniegas, este templo del independentismo también ha sido testigo de las fricciones entre ERC y Junts per Catalunya (JxCat).

Tras el llamamiento a la confrontación de Torra, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha asegurado que contraponer diálogo y confrontación "es tramposo" porque se puede "levantar la bandera del diálogo en una mano, y con la otra coger la de la confrontación democrática". "Es la combinación de las dos banderas la que nos hará avanzar", defiende.

Su actual rector es Jordi Casassas, historiador especializado en la identidad catalana y ensayista que ostenta el cargo de presidente del Ateneu Barcelonés, que recientemente se ha quejado de "la abundante escasez de recursos económicos de la entidad" y de que "no hay demócratas en los aparatos que dominan el Estado".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba