Desafío secesionista Torra: “No acataré una sentencia que no sea la absolución”

El president de la Generalitat convocó a una gran movilización social hasta que se conozca el fallo del Supremo sobre el juicio a los cabecillas del ‘procés’

El presidente de la Generalitat Quim Torra avanzó las líneas maestras de su Gobierno para los próximos meses. Agitación en las calles, presión social y una gran marcha, al estilo de Luther King, para presionar a los magistrados que habrán de emitir sentencia sobre el golpe de Estado. En un tono entre épico y sensiblero, con permanentes ataques a la Corona, al Gobierno de Rajoy y a la Justicia española, Torra convocó al pueblo de Cataluña a perder el miedo y a afrontar estos próximos meses con voluntad de victoria, con una convicción firme en la recuperación de sus derechos.

Torra consideró ‘interesante’ la oferta de Pedro Sánchez de convocar un referéndum sobre el autogobierno. “Tras el 1 de octubre, el único referéndum posible es sobre la autodeterminación”, dijo, aquello que los catalanes respaldaron el 1-O y sentenciaron en el Parlament el 27-O. “¿Por qué los catalanes no tienen los mismo derechos que los escoces o los quebequeses?”, insistió, en un tono por momentos conciliador y por isntante sumamente duro hacia las instituciones españolas.

El presidente de la Generalitat salpicó su intervención de citas de poetas y literatos, de Lutero King, Mandela, Kennedy para conseguir un mensaje voluntariosamente vibrante y barroco, recargado y sinuoso. Muchas menciones a los presos ‘políticos’, a los ‘exiliados’, incluso al resto de los pueblos de España donde se simpatiza con la lucha de los secesionistas.

El eje central del desafío anunciado por Torra es celebrar una gran movilización, al estilo precisamente de Luther King, hasta que se conozca la sentencia del ‘procés’

El eje central del desafío anunciado por Torra es celebrar una gran movilización, al estilo precisamente de Luther King, hasta que se conozca la sentencia del ‘procés’. Una ‘país en marcha, movilizado’, desde mañana mismo. Con algunos jalones subrayables. “Este 11 de septiembre nos jugamos el futuro”. Mencionó los siguientes pasos: Hay que desbordar la Diagonal. El 20 de septiembre recordaremos aquellas jornadas de esperanza, aquellos días duros, miles de policías rompiendo puertas de escuelas, aquellos helicópteros. El 1 de octubre será una mirada de reivindicación no de nostalgia. “Todos nos declararemos culpables de haber participado en esos actos”.

Volvían los juicios una y otra vez sobre las palabras de Torra, empeñado en transmitir un discurso de firmeza junto a la mano tendida hacia Sánchez. “A final de año, comenzarán los juicios. Os propongo que focalicemos todos los esfuerzos cada día desde mañana hasta las sentencias en esta lucha sin descanso por nuestros. Somos una sociedad que no se detendrá nunca”.

Para lograr ese objetivo, se encomendó a las entidades de agitación callejera, a las instituciones y al propio Puigdemont, a quien le dedicó un párrafo de recuerdo para ensalzar su labor desde el extranjero. “Nadie ha huido de la Justicia, la hemos tenido que reclamar fuera”.

Referéndum

Palabras también dedicadas al nuevo Gobierno. “¿La receta de Sánchez es diferente a la de Rajoy?”. Valoró como ‘interesante’ su propuesta de referéndum ya que acepta que la solución ha de venir por una vía policía. “El debate no es sobre un referéndum de autonomía, sino tan sólo sobre un referéndum de autodeterminación, es el mandato que no dieron los catalanes el 1-O”.

El independentismo tiene el apoyo de la mayoría social de Cataluña, reseñó el dato falso que tanto agitan los separatistas. “¿Quién puede dar apoyo a una monarquía que ampara la violencia contra una parte del pueblo?. La violencia de Estado ha enterrado los derechos civiles”.

Y un resumen, con el referéndum como punto de partida. “Tenemos un objetivo claro, Cataluña como estado independiente y democrático. Hay que crear un nuevo 1 de octubre, no hablo de repetir nada. Propongo que seamos capaces de recuperar esa dinámica y sumar fuerzas contra la represión, todos juntos”.

También remarcó la letanía sobre el diálogo, con guiños constantes al Gobierno del PSOE. “Pedimos diálogo y negociación, tendemos la mano para alcanzar un acuerdo entre España y Cataluña. Volveremos a escuchar a todos, pero no renunciaremos a nuestro derecho a la autodeterminación.

Y consagró su nuevo eslogan: O libertad o libertad. “Esta es la sencilla propuesta que hoy hacemos. No renunciaremos nunca. Propongo una marcha de ciudadanos por los derechos civiles, al estilo de Martin Luther King.” No entró en detalles sobre esta movilización. Dijo que que empieza mañana y terminará el día de la sentencia de los encausados por juicios políticos. “Sobre humillaciones no se construye nada.No puedo aceptar ni aceptaré ninguna sentencia que no sea la libre absolución. En caso de que la sentencia sea condenatoria, me pondré a disposición del Parlament para decidir qué caminos tomamos. Una idea democrática no puede ser amenazada. Todo gobernante democrático tiene que defender los derechos.”

Ausencia de Ciudadanos y PP

“Nuestro momento” era el enunciado de la intervención de Torra, con un Teatro Nacional rebosante dirigentes y cargos políticos municipales y autonómicos, así como diputados independentistas y alguno del PSC. Ciudadanos y PP rechazaron asistir al acto.

Los desafíos de Torra no han ido más allá de los esperado. Preparó el discurso en Waterloo, durante su reciente visita a Puigdemont. También ha recibido aportaciones e Pere Aragonés, su vicepresidente y dirigente de ERC. Conjugar ambas posiciones era uno de los retos de esta intervención. Puigdemont mantiene una actitud de confrontación frontal con el Gobierno central en tanto que Oriol Junqueras, que sigue en prisión, es partidario de una línea más reformista, muy alejada ya de la unilateralidad de hace un año.

El ‘procés’ naufragó, sus líderes pretenden seguir al frente de la aventura pero la realidad les ha dado la espalda. Ahora es Torra quien controla el timón de la nave secesionista en tanto que Puigdemont pretende asegurarse unos ingresos razonables para sobrevivir en su mansión de Waterloo, donde pretende instaura<r la sede de la ‘república en el exilio’.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba