Política

Sánchez dice ahora al Aquarius que España "no es el puerto más seguro"

El Gobierno dice ahora que España "no es el puerto más seguro" para acoger al buque Aquarius, que sigue en el Mediterráneo a la espera de que algún país le permita atracar con 141 migrantes a bordo

Rescate en el Mediterráneo por parte de miembros del Aquarius.
Rescate en el Mediterráneo por parte de miembros del Aquarius. EFE

El buque 'Aquarius', con 141 inmigrantes y refugiados a bordo rescatados frente a las costas de Libia el pasado viernes, pide un puerto en el que desembarcar. Pero fuentes de Moncloa aseguran que"España no es el puerto más seguro porque no es el puerto más cercano, según lo establecido en el derecho internacional".

El Gobierno de Pedro Sánchez decidió hace dos meses ofrecer el puerto de Valencia para recibir a este barco, a bordo del que viajaban 629 migrantes y que llevaba nueve días a la deriva del Mediterráneo. Italia y Malta le habían vetado la entrada a sus puertos y España decidió conceder a los más de 600 pasajeros un permiso especial de 45 días de estancia en España alegando razones humanitarias. Un extremo que no se ha vuelto a repetir con los 87 ocupantes de barcos como el Open Arms, que desembarcó hace unos días en Algeciras.

El Aquarius, operado por SOS Mediterranée y Médicos Sin Fronteras, se encuentra ahora en aguas internacionales entre Italia y Malta y, de momento, no ha recibido respuesta positiva por parte de ningún país europeo. El ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, ya ha advertido de que no podrán atracar en sus puertos. "Propiedad alemana, fletado por la ONG francesa, tripulación extranjera, en aguas maltesas, volando la bandera de Gibraltar. ¡Puedes ir adonde quieras, no a Italia!", ha dicho en un mensaje publicado en Twitter.

"La Comisión Europea está actualmente en contacto con un número de Estados miembros que se han acercado a nosotros a propósito de este incidente. Y como hemos hecho en numerosos casos previos, estamos preparados para aportar nuestro total apoyo diplomático (...) para resolver la situación", ha declarado la portavoz del organismo comunitario, Tove Ernst. En la anterior ocasión, España tampoco era el puerto más cercano al barco.

Pero ahora, el Gobierno socialista se ha visto obligado a dar un giro a su política migratoria, después de que el caso del Aquarius nada más llegar a La Moncloa sirviese para poner en la agenda europea el aumento de los flujos migratorios desde las costas del norte de África. El presidente Sánchez ha pasado un fin de semana de trabajo con la canciller alemana Angela Merkel en Andalucía y ambos se han comprometido a buscar que Bruselas aporte más fondos para controlar los flujos de personas que intentan cruzar las aguas del Mediterráneo. 

Aunque Moncloa ha rechazado inicialmente volver a hacerse cargo del buque, la presión política le llega por un lado y por otro. El Ayuntamiento de Barcelona -sin competencias en materia portuaria- ha ofrecido sus recursos para acoger a los migrantes que viajan a bordo. Por el otro lado, tanto PP como Ciudadanos han endurecido su discurso, criticando la política desplegada por Sánchez en materia migratoria. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba