Política

El PSOE se 'despega' del 155: urge al Gobierno a explicarlo ya en el Senado

Los socialistas ultiman la petición para que se reúna la comisión creada para frenar la declaración de independencia con el objetivo de evaluar la aplicación de las medidas aprobadas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este viernes en el Senado junto a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este viernes en el Senado junto a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. EFE

El PSOE cree que ha llegado el momento de hacer una primera evaluación de la aplicación del artículo 155 en Cataluña en el mismo lugar en el que se pulsó el botón que lo activó y, por eso, va a registrar de manera inminente la solicitud para que el Gobierno acuda al Senado a explicar cómo están funcionando las medidas extraordinarias que se aprobaron después de que la Generalitat y el Parlament no pisaran el freno del procès.

Según han confirmado a este periódico fuentes socialistas, la dirección del Grupo en la Cámara Alta ya ha tomado la decisión de solicitar que se reúna la comisión creada para tramitar las medidas acordadas por el Consejo de Ministros en respuesta a los independentistas. Esta comisión, integrada por miembros de las comisiones Constitucional y General de Comunidades Autónomas, fue la encargada de dar un primer visto bueno a la aprobación del 155 antes de que el Pleno del Senado le diera la luz verde definitiva, con los votos del PP, el PSOE y Ciudadanos. 

La 'comisión del 155', integrada por 27 senadores, no se disolvió con la aprobación del paquete de medidas, sino que se le atribuyeron las facultades de seguimiento y control de las mismas, y el PSOE quiere que las ponga en práctica ya. Según las fuentes consultadas, todavía no se ha fijado qué miembro del Gobierno quieren que dé estas explicaciones, aunque se apunta a la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, que es quien ha asumido la mayoría de las competencias del presidente y el vicepresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras. 

Ella fue quien, previamente, acudió a la comisión para defender la aplicación del 155, un día antes de que el Parlament declarara la independencia y el Pleno del Senado aprobara el paquete de medidas que determinó el cese fulminante del Govern. 

El PSOE, como ya había anunciado, apoyó ese día al Gobierno con el 155 y, una vez Rajoy anunció su concreción, para la celebración de elecciones el 21 de diciembre, se felicitó de que se había optado por una aplicación limitada y ajustada en el tiempo, como los socialistas venían pidiendo. 

Pero, al mismo tiempo, ya avisó de que su lugar es la oposición, de Estado, pero oposición. Por eso, desde Ferraz se aseguraba que estarían vigilantes y pedirían un seguimiento de las medidas en el Senado, aunque los plazos de la ejecución de estas medidas se prevean mucho más cortos que los que inicialmente manejó el Gobierno.

Con todo, desde que se cesó al Govern y se convocaron las elecciones, no ha habido críticas del PSOE al Gobierno en esta materia. Sí han empezado una estrategia de desmarque, que se encuadra en la campaña electoral en la que ya están todos los partidos, pero en la que han vuelto a coger como bandera la corrupción y la agenda social. Por su parte, el PP se aleja del PSOE poniendo en cuarentena su compromiso de abrir la reforma de la Constitución.

Pero el 155 sigue sin ser motivo de pelea y la manera en la que el PSOE quiere seguir gestionando este asunto es el de la "oposición de Estado". De hecho, han rebajado su objetivo en las explicaciones que aseguraron que continuarían pidiendo al Gobierno por la gestión de la jornada del 1 de octubre y las cargas policiales.

Las explicaciones por el 1-O, a Zoido

Después de anunciar la reprobación en el Congreso de Soraya Saénz de Santamaría y dar marcha atrás en cuestión de semanas, crisis interna mediante, los socialistas han cambiado el tiro y lo han dirigido al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. Los socialistas quieren ahora que sea él el que comparezca y que lo haga en el Senado, donde quieren centralizar todo lo relativo a la crisis catalana.

El pasado martes, el Grupo Socialista en la Cámara Alta registró una solicitud de comparecencia para que Zoido dé explicaciones de las consecuencias de la "imprevisión e improvisación" con la que creen que el PP gestionó el 1-O. Será el lugar y el día, sostienen, para pedir las "responsabilidades políticas" que exigió el secretario general, Pedro Sánchez, la misma jornada de reflexión y que en un primer momento se dirigieron directamente a la vicepresidenta. 

La próxima semana será el presidente del Gobierno el que vuelva al Senado después de la aprobación del 155, para responder a las preguntas de la oposición, pero la del PSOE no versará sobre Cataluña, sino que su portavoz, Ander Gil, preguntará a Rajoy por "los pasos que está dando" para poner en marcha el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba