Política

El PSOE y Bildu se alían en Pamplona para arrebatar un puesto clave a Navarra Suma

Los socialistas y la coalición abertzale votan juntos para entregar la presidencia de la Mancomunidad de Pamplona a un alcalde nacionalista que se impone al candidato de la derecha

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya.
El alcalde de Pamplona, Enrique Maya. EUROPA PRESS

Otro incendio en la política navarra. El Partido Socialista de Navarra y Bildu votaron este jueves juntos para arrebatar un puesto clave a Navarra Suma (UPN, PP y Cs). Los socialistas y los bildutarras unieron sus fuerzas para que la presidencia de la Mancomunidad de Pamplona, que engloba a la capital navarra y a todas las localidades de su comarca, fuera a manos de un candidato afín a Bildu en detrimento del candidato de la derecha. 

El nuevo presidente de la Mancomunidad de Pamplona es David Campión, alcalde de Valle de Ollo que es independiente pero no niega su apuesta por el nacionalismo vasco y su simpatía por Bildu. El derrotado fue Juan José Echeverría, propuesto por Navarra Suma. La elección se decantó gracias a los votos del PSOE

La polémica votación

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona es un organismo dedicado a la gestión de asuntos varios como el agua, los residuos o las licencias de taxi en la zona de la capital de Navarra. Su Asamblea General está formada por 54 miembros. Este jueves todos ellos tenían que elegir al nuevo presidente, una vez finalizado el mandato de Aritz Ayesa, de Bildu, que ha ocupado el cargo los últimos cuatro años.  

Entre los 54 miembros hay 22 representantes de Navarra Suma, 14 de Bildu, 7 del PSN, 8 independientes y 3 de Geroa Bai. Lo tradicional es que los miembros de cada partido voten a sus candidatos y que los independientes se abstengan. En este caso, presentaban sus candidaturas Navarra Suma (Echeverría), Bildu (Ayesa) y el PSN, con su concejal y portavoz en el consistorio de Pamplona, Maite Esporrín.

Todo hacía indicar que Navarra Suma se haría con la presidencia de este puesto clave en la gestión pública. Bildu maniobró para impedirlo retirando su candidatura y proponiendo su apoyo a un candidato de los independientes, el citado Campión. En una primera votación, ninguno de los tres en liza (Campión, Echeverría y Esporrín) logró mayoría absoluta.

El PSN 'cambia de bando'

Pero antes de la segunda votación el PSN retiró la candidatura de Esporrín y finalmente sus 7 representantes votaron a Campión. Este venció y se hizo con la presidencia de la Mancomunidad porque consiguió, en total, 29 votos: los 14 de Bildu, los 7 del PSOE y los 8 de los independientes. El elegido gestionará esta entidad que maneja más de 100 millones de euros al año.  

Así, los socialistas y los bildutarras se aliaron junto a los independientes para impedir que el puesto cayese en manos de Navarra Suma. Algo que margina una vez más a la coalición de centroderecha, donde lo sucedido sentó peor que mal. El enfado es monumental con la representante socialista, Esporrín, a la que acusan de 'cambiar de bando' sin motivo. 

La votación es sobre todo simbólica. Porque lo ocurrido en la Mancomunidad de Pamplona evidencia la soledad de Navarra Suma y el acercamiento de PSN y Bildu. Para la coalición de centroderecha, esto es una cesión más en el contexto del Gobierno de María Chivite. Una presidenta del Ejecutivo que esta misma semana tuvo que ver cómo la viuda de un guardia civil le afeaba su presencia en un homenaje a la víctima de ETA

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba