Desafio secesionista

Jordi Puigneró, candidato a la 'conselleria' de Gobernación tras su boicot al Rey

Fue el primer dirigente de la Generalitat que se apuntó a boicotear al Rey durante el congreso de los móviles. Suena ahora como futuro consejero del nuevo 'Govern'

Jordi Puigneró, sentado a la derecha del expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont
Jordi Puigneró, sentado a la derecha del expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont EFE

"El Rey ha perdido la legitimidad tras el discurso del 'a por ellos' del 3 de octubre". Jordi Puigneró, a la sazón responsable de la secretaría de Telecomunicaciones y Ciberseguridad amen del famoso TIC (Telecomunicaciones, Información y Comunicaciones) de la Generalitat, fue el primer alto cargo catalán en promover el boicot a la visita del Rey.

Puigneró anunció ya hace días en las redes sociales que no estaría presente ni en la cena de bienvenida ni en la ceremonia inaugural del Mobile World Congress. Y así lo hizo. Se sumaron luego a su postura la alcaldesa Ada Colau, que evitó el 'besamanos' y el presidente del Parlament, Roger Torrent, que hizo lo propio.

El nombre de Puigneró circula ahora en las quinielas sobre el futuro Gobierno catalán, pendiente aún de los últimos cambalaches negociadores entre JxCat y ERC. Este ingeniero, escalador, militante de Convergencia de toda la vida, es un activista del independentismo muy valorado por el equipo que acompaña a Puigdemont en Bruselas. Su actuación durante los preparativos del referéndum del 1-O, al frente del mencionado TIC, clave en la infraestructura de comunicaciones del plebiscito ilegal, le granjeó la simpatía de los impulsores del golpe. Fue detenido por la Guardia Civil, siguiendo las instrucciones del titular del juzgado número 13 porque su nombre aparecía en algunas de las reuniones consignadas en la famosa agenda de Jové. No entró en prisión.

"Libertad para ir a cenar"

Ahora se habla de Puigneró como posible responsable de la cartera de Gobernación, dentro del reparto de sillas para el futuro Ejecutivo. "Aún tenemos libertad para decidir con quién vamos a cenar", fue la respuesta que plantificó a los medios al ser preguntado por su ausencia en la tenebrosa cena inaugural del Congreso de los móviles. El lunes tampoco se le vio al arrancar el cónclave digital, aunque sí lo hizo la alcaldesa, así como otros dos secretarios de la Generalitat, el del Empresa y el de Competitividad.

Puigneró se mantuvo en su postura de boicot a la visita. Su actitud levantó una oleada de reproches en las fuerzas políticas constitucionalistas, en especial en Ciudadanos, que reclamó abiertamente a Moncloa que se le cese, en aplicación del artículo 155, ya que se trata de un algo cargo a sueldo del Estado y que mantiene una actitud de provocación grave a las instituciones.

Lejos de ser apartado de sus ocupaciones, Puigneró sigue en su puesto, e incluso podría ser 'ascendido' al título de consejero de Gobernación, un departamento que hasta el 21-D ocupaba Meritxel Borrás, quien ha decidido abandonar la primera línea de la política luego de ser imputada por la juez Lamela y pasar unos días en prisión preventiva. El magistrado Llanera levantó posteriormente esa medida cautelar. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba