Presupuestos Generales

El Gobierno se abre a negociar cambios en el IRPF con Unidos Podemos

La formación morada ve flojas las cifras de recaudación que le ha presentado el Ministerio de Hacienda y presionará para que aumenten más los ingresos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero efe

Tercera reunión entre el Gobierno y Unidos Podemos para negociar los Presupuestos, a pesar de que aún no se han aprobado los objetivos de estabilidad y el techo de gasto. Esta vez las conversaciones se han centrado en el área fiscal y se ha percibido cierta "sintonía" entre las partes. Al menos eso han trasladado a los medios los portavoces de la confluencia, que se han mostrado satisfechos porque el Ejecutivo se ha mostrado dispuesto a hablar de la posibilidad de tocar el IRPF para gravar más el ahorro y a las rentas más altas.

El PSOE llevaba en su presupuesto alternativo cambios en este impuesto, pero cuando llegó a La Moncloa se echó atrás. En concreto, esperaba recaudar 1.900 millones gracias a la subida del tipo máximo a las rentas de más de 150.000 euros y a la equiparación progresiva de los tipos de rentas de trabajo y de capital. Lo cierto es que la medida más importante era la equiparación de los dos regímenes que llevaría el tipo del ahorro al entorno del 30% y que aportaría nada más y nada menos que 1.500 millones.

Pero cuando el partido se hizo con las riendas del país tras la moción de censura, dijo claramente que no tocaría este impuesto. Parece que ha vuelto a cambiar de opinión, según los portavoces de Unidos Podemos y que, por lo menos, está dispuesto a analizar la posibilidad de hacer algunos cambios en la parte del ahorro y a estudiar posibles subidas a las rentas más altas, aunque en ningún caso subirá el impuesto a todas las rentas que superen los 60.000 euros, como le reclama el partido morado.

Rentas de más de 150.000 euros

Fuentes de Hacienda confirman a Vozpópuli que ese umbral no será la referencia, pero sí se han abierto a negociar algún tipo de cambio para las rentas más elevadas, que serían las que superan los 150.000 euros, tal y como figuraba en el presupuesto alternativo de la formación liderada por Pedro Sánchez.

También se ha abierto a la posibilidad de endurecer el impuesto a las transacciones financieras y plantear una figura más dura que la que, por ejemplo, ha puesto en marcha Francia, donde no se gravan, las operaciones con derivados. E incluirá algunos de los postulados morados en la conocida 'tasa Google' para que llegue a las plataformas que hoy operan en España.

Podemos cree que el incremento de la recaudación que pretende el Gobierno se queda corto y presionará para obtener más ingresos

Quizá por todas estas cesiones, Unidos Podemos ha salido razonablemente satisfecho de esta primera toma de contacto en materia fiscal, donde solo han intercambiado ideas generales y cifras. Seguirán trabajando las próximas semanas para llegar a acuerdos más concretos. Eso sí, a la confluencia no le ha parecido suficiente la cifra total de recaudación que espera obtener el Ejecutivo de Pedro Sánchez de los cambios fiscales (no la han especificado) y presionará para que aumente para poder incrementar también el margen de gasto.

Tal y como han dicho, España tiene un margen de ochos puntos en materia de recaudación respecto a la UE y tiene que aprovechar la ocasión para gravar más a las empresas, las rentas más altas y las actividades más especulativas para poder dedicar más recursos a la sanidad, la educación y la dependencia, que es lo que realmente necesita la sociedad española.

En lo que sí hay mayor nivel de coincidencia es en la necesidad de gravar más a las empresas a través del Impuesto de Sociedades. El Gobierno quiere establecer un tipo mínimo del 15% para las grandes empresas y revisar algunos incentivos y regímenes especiales, algo que gusta a la formación morada. Eso sí, aún quedan mucho por pulir también en esta propuesta porque se trata de una figura con muchos agujeros por tapar.

Impuesto a la banca

"Hay sintonía, compartimos que existe una injusticia fiscal", han señalado desde la confluencia, tras asegurar que ninguna de las dos formaciones ha renunciado a nada, tampoco al impuesto a la banca como se ha dicho, y que el Gobierno no les ha rechazado de plano ninguna idea. Tampoco han fijado un calendario concreto de negociación, pero quieren tener las conversaciones muy avanzadas para cuando lleguen los objetivos de estabilidad al Congreso.

Así que a partir de ahora seguirán negociando para avanzar rápidamente. Estos días cambiarán documentos y cifras para volver a reunirse cuanto antes y llegar a acuerdos. En paralelo, seguirán los trabajos sobre finanzas públicas, trabajo y pensiones y sanidad, educación y dependencia. En cualquier caso, conviene recordar que al PSOE no le bastará el apoyo de Unidos Podemos para poder sacar adelante el Presupuesto.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba