Política

Cataluña, el fin del bipartidismo y la parálisis legislativa: 18 meses para 15 leyes

El Congreso sólo ha aprobado 15 normas en esta legislatura mientras que 40 proposiciones de ley presentadas por la oposición permanecen congeladas ante el veto del Gobierno y el bloqueo de la Mesa

La bancada del Gobierno en el Congreso de los Diputados mientras interviene la portavoz socialista, Margarita Robles.
La bancada del Gobierno en el Congreso de los Diputados mientras interviene la portavoz socialista, Margarita Robles. EFE/Juan Carlos Hidalgo

España sufre una gran sequía legislativa desde que los nuevos partidos irrumpieron en el tablero político en las elecciones de 2015. Desde la legislatura fallida de 2016, el Congreso sólo ha aprobado una ley orgánica y catorce leyes de carácter ordinario. A la fragmentación de la Cámara Baja se ha sumado la crisis catalana, que ahora dificulta la aprobación de los Presupuestos Generales (PGE) de 2018 por parte de un Gobierno en minoría.

Sólo en años electorales como 2004 y 2008 ha habido menos producción de leyes que en el pasado 2017. Pero el nuevo curso puede traer novedades. Entre las leyes aprobadas hasta ahora, pocas cuentan con relumbrón mediático a excepción de los PGE de 2017 o la del Cupo Vasco. La mayoría son transposiciones de directivas europeas y la única norma con carácter orgánico estaba dedicada a regular que las personas con discapacidad puedan participar en los jurados populares. 

Mientras el Gobierno vuelve a usar el decreto ley para impulsar sus medidas (27 en esta legislatura -más del doble que leyes ordinarias-), las 175 Proposiciones de Ley (PL) que hasta ahora han presentado los grupos de la oposición se empotran directamente contra el veto del Ejecutivo o con la ampliación eterna del período de enmiendas. De esto último se encargael Grupo Parlamentario Popular con la colaboración de Ciudadanos, ya que juntos suman cinco de los nueve miembros de la Mesa, el órgano rector de la Cámara.

Permanecen en barbecho desde hace meses iniciativas que amenazan el legado legislativo del mandato en el que el PP gozó de mayoría absoluta. Entre ellas están la de derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana (ley mordaza) o la reforma de la polémica ley educativa del PP (LOMCE). También han quedado aparcadas una de ERC para recuperar la Justicia Universal; una presentada por el PSOE sobre los indultos;otra de Unidos Podemos acerca del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) -el Gobierno ha presentado un decreto para subirlo ante el bloqueo de los Presupuestos-; o una del PNV para cambiar la Ley de Secretos Oficiales. También una Iniciativa Legislativa Popular para mejorar la ley de Dependencia

El artículo 134.6 de la Constitución otorga al Gobierno la potestad de frenar las iniciativas que puedan suponer un aumento del gasto público o una disminución de los ingresos, es decir, que afecten a los Presupuestos. Aunque si antes se hacía fundamentalmente para el ejercicio en curso, ahora se utiliza de cara al futuro. 

La oposición ha denunciado el bloqueo desde el principio. El PSOE decidió tomar cartas en el asunto y actuar por tres flancos distintos. Por un lado, el pasado mes de junio presentó una proposición de Ley para modificar el Reglamento de la Cámara y limitar a un máximo de tres las ampliaciones del período de enmiendas. Unidos Podemos, por su parte, no se quedó atrás y presentó otra propuesta de reforma para acotar los supuestos a los que se puede acoger el Ejecutivo con su derecho al veto. 

Los socialistas decidieron ir un paso más allá y esta semana anunciaron la presentación ante el Tribunal Constitucional de un recurso de amparo contra este mismo asunto. Lo harán en base a una proposición presentada para reformar la Ley de Seguridad Social y flexibilizar el cobro de pensión no contributiva. Una medida para una situación social especialmente dramática que sucedió a dos hermanas jubiladas de Soria. Los socialistas pretenden que el TC se pronuncie al respecto y siente precedente. El líder de los socialistas, Pedro Sánchez, anunciaba además una batería de 10 medidas para este 2018 con las que su grupo pretende sacar a España de la "parálisis".  

El PP reacciona

El asunto ha obligado a la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, a tomar cartas en el asunto. Esta semana anunció que convocaría una reunión informal de los portavoces parlamentarios para abordar el problema del bloqueo legislativo. El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, instó por carta a finales de enero a la presidenta para que pusiese fin al problema.

El PP se ha visto obligado a reaccionar ante la presión de la oposición, al tiempo que libra su particular batalla con un Ciudadanos que crece como la espuma en las encuestas tras su triunfo en las elecciones catalanas. El Grupo Parlamentario Popular ha decidido no pedir más ampliaciones del plazos de enmiendas para ocho normas, entre ellas la antes citada de los indultos. También para una de protección de datos de carácter personal, la reforma parcial del régimen de permisos y licencias del Poder Judicial, o la reforma de la Ley Electoral para garantizar el voto de personas con discapacidad. De esta forma, ha quitado el tapón aún a riesgo de que puedan empezar a salir adelante leyes con el acuerdo de los partidos de la oposición.

Iglesias presenta una PL.
Iglesias presenta una PL. EFE

Por su parte, este mismo viernes, el Consejo de Ministros decidía dar un nuevo impulso a la actividad legislativa aprobando un paquete de medidas entre las que se encuentran la modificación de la prisión permanente revisable, la creación de un registro de pasajeros de avión para prevenir los atentados, o sobre la posibilidad de rescatar los planes de pensiones privados tras diez años de aportación.

Los últimos meses se han convertido en un verdadero frenesí de presentación de propuestas en la Carrera de San Jerónimo. "Las PL son las nuevas PNL", bromean fuentes parlamentarias. Las Proposiciones no de Ley últimas sólo sirven para orientar políticamente al Gobierno desde el Parlamento. Pero además de esas los partidos registran ahora sus Proposiciones de Ley -que sí pueden llegar al BOE- aunque saben que no prosperarán. Sin embargo, lograrán el titular en la prensa.

Ante una actividad legislativa tan exigua, el Congreso asiste también a una proliferación de comisiones de investigación sobre varios asuntos. Ese será el otro punto que Pastor intentará acotar con los portavoces parlamentarios. Además de un comisión de investigación sobre el accidente del tren Alvia en 2013, -aún pendiente de constituir- el Congreso abrirá en este período de sesiones otra sobre siniestro del avión de Spanair en 2008. En total serían cuatro comisiones de investigación funcionando a la vez sumando la relativa a la presunta financiación ilegal del PP y la que estudia la crisis financiera y el rescate bancario.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba