País Vasco

La reforma del Estatuto desata la guerra total en el nacionalismo: Otegi quiere más

Bildu reclama como condición indispensable el "derecho a decidir" en el articulado de la reforma. Ataca al PNV por 'venderse' al PSOE y sale a las calles de Bilbao a favor de la "república vasca"

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, en una imagen reciente.
El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, en una imagen reciente. EFE

El nacionalismo vasco ha entrado en una guerra interna por el "derecho a decidir". La actual postura del PNV respecto a la reforma del Estatuto de Gernika no ha gustado nada en las filas de Bildu. Los bildutarras quieren que ese derecho, incrustado por los peneuvistas como disposición adicional, forme parte del articulado del nuevo estatuto. Su líder, Arnaldo Otegi, no para de repetir estos días que el PNV ha apostado por el PSE y encabezaba este mismo viernes una manifestación en las calles de Bilbao a favor de la "república vasca". 

Dicha manifestación ya estaba prevista. Porque los abertzales aprovechan desde hace años la festividad del 6 de diciembre, día de la Constitución Española, para salir a la calle y reclamar su nación propia. Pero la protesta cobraba una especial relevancia en estos días donde la tensión entre los nacionalistas ha alcanzado un nivel que no se recordaba hace tiempo. Apenas unas 5.000 personas tomaron parte en la marcha liderada por Otegi. 

Su único acuerdo salta por los aires

PNV y Bildu siempre mantienen una pugna por la hegemonía entre los nacionalistas. Pero en esta legislatura pareció que al menos estaban de acuerdo en la apuesta por ese traído y llevado "derecho a decidir". Sin ir más lejos, hace unos días en el Parlamento vasco ambas formaciones sacaron adelante una moción que abogaba sin ambages por dicho derecho. Fue un puro espejismo. La realidad es que la pelea está creciendo en las últimas semanas. 

El motivo de esta guerra política entre nacionalistas está precisamente en la Ponencia de Autogobierno de la Cámara de Vitoria. En ese marco, se encargó a un grupo de expertos que trabajasen en una reforma del Estatuto de Gernika que tomaría como base un texto que acordaron en verano de 2018 PNV y Bildu. Dicha propuesta tenía un marcado carácter soberanista con el "derecho a decidir" de los ciudadanos del País Vasco como uno de sus principios irrenunciables. 

El PNV pacta con PSOE y Podemos 

No es que el PNV haya renunciado a dicho derecho, ni mucho menos. Solo es que ha apostado claramente por incluirlo en la reforma del Estatuto de una manera menos relevante y más moderada. Porque los peneuvistas apuestan por un "derecho a decidir", sí, pero añaden "pactado con el Estado". Ese apellido que aparece en el texto acordado por PNV, PSOE y Podemos -aunque en este punto los socialistas se desmarcan- ha irritado sobremanera a los líderes de Bildu. 

Otegi y los suyos consideran que el PNV ha apostado por el pragmatismo una vez más y les ha dejado tirados tras acordar en su día aquellas bases primigenias. Y los portavoces abertzales han dejado claro en los últimos días que el PNV tiene que escoger, porque "si acuerda con el PSE, no habrá derecho a decidir y nosotros no cabremos" pero, en cambio, "si acuerda con EH Bildu, habrá derecho a decidir". 

Constitución sí o no

El problema es de alianzas políticas. Y también tiene una repercusión jurídica. Porque en el PNV creen, como el propio lehendakari, Íñigo Urkullu, decía esta semana, que la reforma del Estatuto que proponen, incluida esa mención al "derecho a decidir", sí cabe en una "interpretación flexible" de la Constitución de 1978

Esto supone una diferencia de calado con los postulados de Bildu. Porque Otegi considera que el problema está en la propia carta magna. Por ello, su manifestación de este viernes en Bilbao es a favor de esa hipotética "república vasca" y contra la Constitución. Al cabo, el PNV de Urkullu apuesta por una vía de acuerdo con el Estado y Bildu apuesta por una vía rupturista, al estilo del procés catalán, pese a que ambos partidos sí defienden ese "derecho a decidir". 

Está por ver si lo que ahora es una guerra total puede mutar en algún tipo de acuerdo o acercamiento. Sin duda, en las posiciones políticas de ambas formaciones separatistas influirá, además, el calendario electoral. Porque en 2020 hay elecciones autonómicas vascas. Y en su perpetua pugna, ambos insistirán en su nacionalismo. Pero cada uno, a su manera. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba