El PNV arrasaría pero el PSE, Bildu y Podemos tendrían apoyos suficientes para gobernar juntos mediante un tripartito en el País Vasco, según un sondeo de EITB publicado este miércoles. Peneuvistas, socialistas vascos y bildurras crecerían en votos y escaños, Podemos perdería apoyos y el PP se desplomaría, según esta encuesta. Así las cosas, la formación encabezada por Idoia Mendia decidirá quién gobierna en Euskadi

Siempre según los datos del Instituto Focus para EITB, el PNV ganaría con gran holgura las elecciones. La candidatura liderada por Íñigo Urkullu obtendría 31 representantes en la Cámara de Vitoria, tres más que en 2016. El PSE-EE también obtendría tres representantes más: 12 frente a los 9 de la anterior cita con las urnas). Así, la coalición entre peneuvistas y socialistas lograría una amplia mayoría absoluta de 43 escaños, cuando se necesitan 38.

La segunda fuerza sería EH Bildu, que también crecería y sumaría un parlamentario más que hace cuatro años (19 frente a 18). Los grandes perdedores de estas elecciones serían Elkarrekin Podemos y la coalición de PP y Ciudadanos. Los morados que encabeza Miren Gorrotxategi descenderían hasta tres escaños (los mismos que gana el PSE), al quedarse en 8 frente a los 11 de 2016. La suma del PP y Ciudadanos se desplomaría porque cosecharían solo 5 escaños frente a los 9 que los populares lograron en solitario en los anteriores comicios. 

Así las cosas, la llave de la gobernabilidad está en manos del PSE. Mendia y los suyos están en las dos posibilidades que suman los escaños suficientes para gobernar: pueden mantener su coalición con el PNV o pueden optar por formar un tripartito.