Luis Riestravozpopuli autores
Luis Riestra

Opinión

Perspectiva bursátil para 2020

Si Trump no pierde las elecciones, muy sucias, por cierto, y el americanismo vence al globalismo, el escenario tranquilo es posible

Perspectiva bursátil para 2020
Perspectiva bursátil para 2020 Europa Press

La noticia reciente de los máximos históricos de la bolsas americanas ha venido a coincidir justo con los peores datos económicos registrados desde que se realizan estimaciones profesionales y sistemáticas de las principales economías del mundo, una discrepancia a todas luces alarmante, al menos a primera vista. Súmenle a lo anterior que EE.UU. está en una dura guerra comercial con China y que, en medio de una pandemia, celebra unas elecciones cruciales, que definirán el futuro del país, y tendrán todos los elementos para cuestionar la previsión económica de los inversores, o preguntarse si tiene sentido estar en bolsa y, por supuesto, si existe alguna estrategia de inversión sensata ante esa situación.

Para intentar responder a esas interrogantes lo que haremos hoy será utilizar, como en otras ocasiones, nuestro sistema de análisis, es decir, empezaremos por ver qué ha ocurrido con los beneficios empresariales, para luego pasar a valorar su índice principal, el S&P500, y ver dónde nos lleva dicha exploración. Empecemos pues.

Beneficios corporativos

El primer elemento que llama la atención (siguiente gráfica) es que, en plena campaña de cierres parciales de la economía, los beneficios por acción han hecho un suelo; suelo que además está por encima del de la anterior recesión, que fue más suave pero más larga. En segundo lugar estaría lo fuerte y súbito de la caída, que afortunadamente se frenó. Finalmente, destacaríamos la corrección producida a finales de 2018 por la mala política monetaria de Powell, que tratamos en "La FED contra las bolsas", quien, tras su pulso a Trump, ahora es un incompetente converso igualmente peligroso, un fabricante de burbujas solo moderado por la forma de gobierno estadounidense.

1 - S&P500 Earnings per Share & Covid Q2 - Luis Riestra Delgado - macomatters-es
1 - S&P500 Earnings per Share & Covid Q2 - Luis Riestra Delgado - macomatters-es

Junto con esta mejora en los beneficios por acción, aparece, lógicamente, una mejora similar de los márgenes operativos (beneficios operativos/ventas), pero algo mayor por los ajustes de costes (siguiente gráfica).

2 - S&P500 Operating Margin & Covid Q2 - Luis Riestra Delgado - macomatters-es
2 - S&P500 Operating Margin & Covid Q2 - Luis Riestra Delgado - macomatters-es

Resultados sectoriales

Por sectores, el más perjudicado es el de "Energía" (siguiente tabla) que, en conjunto, pierde el equivalente al 17% de las ventas; "pa' cerrar", que diríamos, y muchos lo harán, incubándose así una nueva crisis, como vimos en "Precios del petróleo y las guerras de Putin", algo que ya ha hecho que Kuwait avise a sus empleados públicos que a este paso no podrá pagarles. Respecto al primer trimestre de este año también ha empeorado "consumo discrecional" (productos y servicios no esenciales), el sector industrial y, mínimamente, las telecomunicaciones (tercera columna).

3 - S&P500 Operating Margin Changes by sector & Covid Q2 - Luis Riestra Delgado - macomatters-es
3 - S&P500 Operating Margin Changes by sector & Covid Q2 - Luis Riestra Delgado - macomatters-es

Tema distinto es la comparación con el cierre del segundo trimestre de 2019, donde todos pierden margen, salvo el sector salud - declarado enemigo de Trump, que les ha metido el primer rejón en descuento de medicamentos - con una ligera ganancia menor al 1%, a pesar de haber una pandemia, y la enorme ganancia de margen de la "utilities" (electricidad, agua, etc.) debido a la debacle de precios del petróleo. En conjunto, en un año, se ha perdido casi un 27% del margen, con lo que surge la pregunta: ¿cómo es posible que estemos en niveles bursátiles similares a antes de la pandemia?

Valor y precio

El tema lo tratamos en el artículo "Valor bursátil en tiempos de Trump y Powell", donde también justificamos, entre otras cosas, por qué es mejor que los particulares inviertan en fondos que repliquen índices, más que en empresas, y explicamos por qué en estos tiempos no interesa la llamada "inversión en valor", por qué es mejor bolsas americanas vs. europeas, huir del Ibex-35, etc., de forma que no repetiremos aquello; por supuesto, luego están los genios del picoteo, cazadores avezados, con especulaciones temporales en empresas, que hacen buen dinero con la parte marginal de sus fondos o veteranos como Jim Rogers, que siempre tienen un buen consejo.

Hecho ese apunte, lo que haremos será simplemente recordar que una forma de valorar empresas es ver, además de otros aspectos (activos, apalancamiento, clientes, proveedores directivos, plantilla, sector, etc.), su ratio precio entre beneficios (p.e. 100/5), o PER, que indica, entre otras cosas, los años en que la acción se pagaría con los beneficios y, lógicamente, a mayor PER más futuro se está comprando. En el caso de la valoración de un índice (siguiente gráfica) se usa de forma parecida, solo que, en vez de entrar en el detalle de las empresas, se ve la macroeconomía, de ahí que hablemos de macroeconomía bursátil.

4 - S&P500 Price Earnings Ratio & Covid19 Q2 - Luis Riestra Delgado - macomatters-es
4 - S&P500 Price Earnings Ratio & Covid19 Q2 - Luis Riestra Delgado - macomatters-es

Al estudiar el PER del S&P500, que históricamente promedia cerca de 15,7, vemos que está en 32,2, un valor que no se veía desde antes de que explotara la burbuja punto-com o en pleno estallido de la burbuja sub-prime; luego está Tesla que tiene un PER de 1.066 (mil sesenta y seis). ¿Estamos todos locos o qué? ¿Qué futuro se está comprando o en qué macro piensan los inversores? Aparte de que hay pocos índices mejores para invertir y asignar recursos a largo plazo, de la política monetaria de emergencia, del enorme paquete de estímulo fiscal (17% del PIB), de los algoritmos de los sistemas expertos y un largo etcétera, pareciera que se estima que las elecciones americanas no afectaran a la economía y que las vacunas estarán listas rápido, con todos medio vacunados allá por junio del 2021, una previsión muy optimista que también indicaría que el riesgo de que perdamos otra campaña turística es muy alto.

Tema distinto es que luego quedemos todos transgénicos por la prisas en vacunar, pero eso ya es un problema de la Cámara de Representantes actual y de la que salga de las elecciones, de agencias federales, Sociedad Civil, etc., y hoy fuera de quienes intervienen en las bolsas; también son esos representantes los que deberán controlar a la FED, atender al seguimiento del plan de estímulo y, lo más importante, al enorme endeudamiento adicional del mismo, porque el virus pasará pero la deuda y el desequilibrio financiero público seguirán presentes.

Análisis técnico

Siendo un tema de estrategia bursátil (inversión a largo plazo) podría pensarse que hablar de análisis técnico es innecesario, pero ya hace un año, cuando el índice estaba en 3.000, veía el ciclo agotado, con lo que era solo cuestión de que las cotizaciones nos sacaran, total o parcialmente, del mercado. Aquel ciclo es historia, se rompió con el crack y, tras los planes de estímulo, empezamos otro pero desde una posición de una enorme burbuja. Además, siempre recordamos que se construye o reconstruye la posición bursátil en los suelos seculares, el último, el del 20 de marzo, lo avisamos en Twitter, con lo que empezar ahora es especulación pura hasta que consolide.

Si no ocurriera nada extraño, y eso es mucho decir en los tiempos que vivimos, o en los meses fatídicos de septiembre y octubre que este año se extienden hasta la cita electoral (3/11), lo suyo sería que hiciera un movimiento lateral, consolidando los nuevos máximos, mientras la economía mejora y se recuperan los beneficios por acción anteriores a la crisis, llevando al PER al nivel de entonces; los movimientos laterales pueden ser muy largos, como entre 2014-2016 y 2018-2019, y ahora tendría un buen apoyo en la media de 200 sesiones (línea verde, siguiente gráfica). Ese sería el escenario tranquilo, luego estaría una victoria de Biden, que podría producir en evento como el flash crash anterior, dibujando una terrible M o doble techo, debacle bursátil siempre presente hasta que se supere la pandemia claramente.

5 - S&P500 & Covid19 Q2 - Luis Riestra Delgado - macomatters-es
5 - S&P500 & Covid19 Q2 - Luis Riestra Delgado - macomatters-es

Estados Unidos está en un cambio de ciclo generacional y los cuatro años de Trump ya han conseguido cambiar el rumbo del trasatlántico bastante bien, sobre todo con China; en ese sentido, si no pierde las elecciones, muy sucias, por cierto, y el americanismo vence al globalismo, el escenario tranquilo es posible. Con Biden se refuerza el modelo California, Nueva York o Portland, con lo que el cambio de ciclo generacional se retrasa y sería, como en el pasado, mucho más violento, algo que contrastaría radicalmente con lo enfocados que están en salir de la crisis económica, algo que ya quisiéramos para nosotros.

Una visión 20/20 es la que los ópticos consideran como 'normal', tanto de cerca como de lejos y, en cierta forma, es lo que hemos intentado hoy buscando aclarar el panorama bursátil turbio e inestable de este 2020, donde además hay quienes, interesadamente, inducen a la ceguera. En todo caso, espero que tuvieran un buen verano y que tengan mucha suerte en el curso que empieza. Cuídense mucho.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba