Gabriel Sanzvozpopuli autores
Gabriel Sanz

Opinión

El 42% de incertidumbre 'trabaja' para el tripartito

Si toda elección es un 'tirar los dados al aire', ahora, con casi la mitad del electorado reconociendo que no sabe aún a quién votar, todavía lo es más. No debiera el PSOE echar tan pronto las campanas al vuelo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Nadie se atreve a descartar todavía que gobierne un alicaído PP al que todos los sondeos pronostican una debacle el próximo 28 de abril a manos del PSOE. Y si eso es así, ¿cómo es posible que un Pablo Casado por debajo de los 90 escaños, o menos, pueda acabar en La Moncloa? Pues por la misma razón por la que Juan Manuel Moreno Bonilla, que obtuvo el pasado 2 de diciembre el peor resultado histórico del PP en unas autonómicas, es hoy presidente de la Junta de Andalucía y Susana Díaz, la ganadora, está en la oposición. Porque las encuestas que pronostican esa debacle de Casado también reflejan -en el caso del CIS- que un 25,3% todavía no sabe si irá a votar y otro 17% no contesta qué.

Buena parte de ese 42% total no se quedará en casa el día de las elecciones -no hay elecciones generales con un 58% de participación, todas son del 67% para arriba-; es lo que los expertos llaman voto oculto. Un sufragio que, mayormente, creen que en esta ocasión irá a formaciones de centro-derecha o de ultraderecha.

Ya están 'decididos' el primero (PSOE) y el segundo (PP). Pero la clave es dónde va a quedar Vox: ¿Quinto tras Podemos? ¿Cuarto tras Ciudadanos?...¿Tercero?

Al PP, reconocía este mismo miércoles el presidente del CIS, José Félix Tezanos, le va a ir mejor de lo que su propio organismo ha dictaminado en la macroencuesta que vaticina a los socialistas distintas formas de gobierno. Puro olfato de viejo corredor de fondo de la política. Eso no va a a alterar su segundo puesto tras un Pedro Sánchez que hace meses le dejó atrás. Casado, dicen los sociólogos, difícilmente superará 85/90 escaños, cifra preocupante -Mariano Rajoy le dejó el Grupo Popular con 135 diputados- si no fuera porque otra parte de ese voto oculto irá a Vox, clave en estos comicios.

Los socialistas esperan que la formación de Abascal no convierta todos sus sufragios en escaños propios a costa de los que va a perder Podemos -de 71 a 40-, pero ¿y si lo logra?. Si así fuera, y Abascal queda cuarto o tercero por delante de Ciudadanos, Sánchez y el PSOE tienen un problema. Porque entonces, el tripartito, con Casado al frente, suma.

No hay datos fiables en una época líquida donde se espera hasta el último día para decidir -algo de eso ocurrió en Andalucía-, pero en los estados mayores de los partidos, donde está el corazón de las campañas, asombra la capacidad de movilización del partido verde y de ese Abascal improvisando mítines porque la gente no entra en el aforo elegido. Pasó en Santander, en Cuenca y este martes en Córdoba. Veremos... 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba