El helicóptero Ingenuity de casi 2 kilos de peso se alzará por primera vez en Marte no antes del 8 de abril y en una explanada ya elegida para ese primer vuelo de prueba, informaron hoy científicos de la NASA.

La ligera aeronave, que se mantiene aún en la parte baja del róver Perseverance, alcanzará una altitud de unos tres metros durante ese primer vuelo de prueba, que durará unos 30 segundos, aunque se espera que en los sucesivos pueda subir hasta unos cinco metros sobre la superficie marciana.

"Queremos aprender sobre el potencial que el Ingenuity tiene para el futuro de la investigación científica", dijo este martes en rueda de prensa Lori Glaze, directora de la División de Ciencias Planetarias de la NASA, sobre el que será "el primer vuelo propulsado en otro mundo".

Los científicos de la NASA por lo pronto ya han retirado la cubierta en forma de guitarra que protegía al helicóptero durante la llegada del Perseverance a la superficie marciana el pasado 18 de febrero.

El vehículo, que está en el cráter Jezero, se halla cubriendo el trayecto de unos 60 metros que separa la actual ubicación del róver hasta el sitio donde se hará el vuelo.

"Será un gran desafio"

Una vez que alcance esa explanada de unos 100 metros de área, elegida por la ausencia de obstáculos, el Perseverance depositará el Ingenuity sobre el suelo rocoso, en lo que será un elaborado proceso de seis días hasta que la aeronave por primera vez se independice del róver.

"Aunque ser depositado en la superficie será un gran desafío, sobrevivir a esa primera noche solo en Marte, sin el róver protegiéndolo y manteniéndolo encendido, será aún más grande", dijo en la rueda de prensa Bob Balaram, el ingeniero jefe del helicóptero.

Durante el día, la superficie de Marte recibe solo la mitad de la cantidad de energía solar que llega a la Tierra, mientras que las temperaturas nocturnas pueden descender hasta -90 grados Celsius.

"Luego, el mayor reto será volar en la atmósfera de Marte, que tiene sus propias dinámicas", agregó el especialista, tras aludir a los fuertes vientos en el planeta rojo, cuya gravedad es un tercio de la de la Tierra.

Una vez depositada en el suelo, la aeronave, que tuvo un coste de 80 millones de dólares (67,5 millones de euros), tendrá hasta unos 31 días terrestres (30 días marcianos) de plazo hasta poder efectuar su primer vuelo de prueba.

Las baterías que porta el helicóptero le permitirán mantenerse con energía durante unas 25 horas hasta que sus paneles solares puedan cargarse con la luz diurna.

Bobby Braun, director de Ciencia Planetaria en el laboratorio de Propulsión (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA, resaltó que el Ingenuity es básicamente un "tech demo" (una demostración técnica) que se ha mandado al planeta rojo para probar sus capacidades, y que "no hay necesidad de una vida larga ni ha sido diseñado para ese propósito".

Tras mantenerse unos 30 segundos en el aire, el helicóptero descenderá nuevamente a la superficie marciana. Horas después, el Perseverance recibirá la primera información recogida por la ligera aeronave, incluidas imágenes y vídeos tomados durante su breve vuelo.