Hay una fea costumbre muy española que consiste en leer los programas electorales sólo cuando ya hemos votado. Nosotros no vamos a romper las rancias tradiciones de esta país y vamos a encargar la lectura de todos los programas electorales del 27S a una máquina diabólica. Nosotros no los leeremos. La idea es realizar un análisis semántico lo más objetivo posible sin el peligro de contaminación por conclusiones debidas a lecturas en diagonal.

El primer trabajito ha sido reunir los documentos de los 6 partidos con posibilidades claras de sacar representación en el parlamento catalán perdónanos señor Duran i Lleida, pero Unió lo tiene crudo, sin más… ni Mas. No ha sido fácil. Otra rancia costumbre electoral es esperar al último momento para sacar el glosario de ideas que definen un proyecto para 4 años, ¿verdad señor Albiol? Pero nadie se queja porque, como hemos dicho, nadie los lee hasta que pasan las elecciones. Aquí los enlaces:

Para hacer un análisis semántico con propiedad hemos decidido bajar todos los programas en la lengua madre, sin traducciones. Bueno por eso y porque no todos los partidos tienen versión del programa en castellano. La CUP tiene solo versión en catalán. Dato que como veremos en las conclusiones se muestra coherente al resultado de los análisis.

Observando la extensión de cada uno de los programas podemos imaginar las primeras conclusiones. El programa más extenso, con diferencia, es el de Catalunya Sí que es Pot 119753 palabras, el doble que Junt pel Sí 54212 y casi 29 veces más que el más corto, el de la Cup, con solo 4159. ¿Significa que el discurso de la CUP es más limitado y dirigido? ¿Abarca demasiado la formación afín a Podemos o solo quieren impresionar en su estreno con tanta dedicación? ...probablemente ninguna de las dos, pero no va muy desentonado con sus discursos.

Número de palabras de cada programa electoral

La extensión de los documentos es importante porque para un análisis semántico objetivo habrá que establecer una interpolación relativa con los resultados entre todos los programas. Quizás el intervalo de tamaños se nos antoja excesivo y produzca desviaciones estadísticas considerables pero no impedirá algunas claras conclusiones.

Metiendo todos los programas en la lavadora de nuestra máquina diabólica podemos empezar a contar términos dentro de las 245.078 palabras totales.

Después de limpiar artículos, preposiciones y demás nexos gramaticales, la palabra que más aparece en la lectura global es, lógicamente, “Catalunya” con 1572 instancias, seguida de “Social” con 1093, “Persones” 675, “Serveis” [servicios] con 584 y “Sistema” con 552.  Un resumen estrictamente semántico y proporcional del programa generalista podría titularse “Una CATALUÑA más SOCIAL para las PERSONAS con un SISTEMA de mejores SERVICIOS”. Es decir, el tópico que vale para todos pero que no dice nada. Vamos bien.

¿Pero qué pasa si analizamos esas mismas palabras en cada uno de los programas? ¿Empezaremos a notar las desviaciones ideológicas propias de cada partido? Si contamos las veces que salen en cada programa estos cinco términos y establecemos una proporción en cada programa por ejemplode cada mil palabras, pasa lo siguiente:

El gráfico nos deja unas cuantas lecturas interesantes. El programa del Partido Popular es, en proporción, el que más habla de Cataluña o, en su defecto, el que más la nombra. Una estrategia de campaña para subrayar identidades que no se ve tan clara en los otros textos. ¿Sorprende? Como demostraremos más adelante el término “Catalunya” es ambiguo a la hora de enfatizar nacionalismos. Demasiado generalista para tomarlo en consideración.

Con las cinco palabras más repetidas se podría construir una cita válida para cualquier programa: “Una CATALUÑA más SOCIAL para las PERSONAS con un SISTEMA de mejores SERVICIOS”

Por encima de la media están, sin sorpresas, Junt pel Sí y Catalunya Sí que es Pot. La Candidatura d'Unitat Popular (CUP), independentista, no tira de “Catalunya” para acentuar sus principios. Veremos como serán otros términos los más destacados

En Catalunya Sí que es Pot, la formación de Lluís [Franco] Rabell, se clavan las proporciones generales y el orden de los términos más utilizados por todos. Al ser el programa más largo es el que más datos aporta a la estadística global.

Pero vayamos al grano. ¿Qué palabras definen cada programa en un análisis meramente cuantitativo? Si quitamos las cinco comunes que ya hemos visto que comparten todos (“Catalunya”, “Social”, “Persones”, “Serveis” y “Sistema”) el resultado es revelador:

La palabra más usada en el programa de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) es “Procés”, ligado a “constituent”, “catalán” o “independentista”. El análisis semántico deja meridianamente claro el hilo conductor de su discurso. En Ciudadanos el resultado también es para mirarse el ombligo. La palabra más usada es ¡Ojo sorpresa!  “Ciutadans”. Su programa es su logo, que aparece en todas las páginas. Todo por la marca personal de Rivera. A Junt pel Sí le obsesiona el “Estat”, no sabemos cuál, para eso habría que leer su programa. Al Partido Socialista y a los aliados de Podemos les preocupa más, como era de esperar, lo público. El PP, por el contrario, está obsesionado más con el “Govern”. Sin sobresaltos.

¿Qué pasa ahora si somos nosotros los que buscamos términos focalizados a distintas ideas? ¿Quién utiliza más la palabra “independència”, “secessió” o “ruptura”? ¿y “Sanitat” o “Educació”?

 Observen siempre los gráficos lineales expresados en términos relativos. Los dos primeros vuelven a confirmarnos el espíritu independentista de la CUP en su propaganda electoral. Si bien el término “independèndia” del primer gráfico puede aparecer en connotaciones no asociadas a su significado estricto, el segundo muestra palabras que solo se utilizan en el debate separatista. El resto de propagandas de los otros partidos mantienen una media bastante parecida y constante. Sorprende que en el programa socialista no aparezcan ninguna vez las palabras ruptura”, secessió” o “constituent” y sea en el que menos sale independència; muy en la línea conciliadora del bailarín Iceta.

En términos más sociales como “Sanitat” y “Educacióla sorpresa es que uno de los programas más largos, el de Junt pel Sí favorito a ganar estas elecciones sea el que menos veces los utilice en porcentaje a su tamaño y a la vez sea el segundo que más términos independentistas lleve en su programa, tras los excesos de la CUP. La formación que encabeza Raül Romeva se delata, aunque sea solo semánticamente.

Este excesivo margen y desequilibrio manifiesto de Junt pel Sí entre la temática social y la separatista, entre el yin y el yang catalán, se confirma en los gráficos comparados, donde siempre sale perdiendo junto con el extremismo monotemático de la CUP.

En definitiva. Sin leer una sola línea de los programas electorales nuestra máquina diabólica nos ha enseñado que la CUP lleva el discurso más secesionista, que Junt pel Sí es el menos social de los programas en términos de apariciones de 'Sanidad' y 'Educación' y que Ciudadanos y el Partido Popular nos brindan siempre unos resultados sospechosamente parecidos.

¿A alguien le sorprende?

Voten en consecuencia

Nota:

En la realización de este reportaje no se ha maltratado a ningún becario contando y sumando palabras toda la noche. Hemos utilizado wordle para la creación de las nubes de Tags, el Acrobat Reader para contar palabras e infogr.am para realizar los gráficos estadísticos.