Mémesis

Viaje al lado oscuro de Wallapop: esteroides, pistolas, bombas y otras gangas

Analizamos la parte oscura de Wallapop, el tablón de anuncios digital de moda en España. Un mercadillo público lleno de productos irregulares y en contra de sus propias normas de uso

Anuncios en Wallapop
Anuncios en Wallapop Wallapop /Memesis

Wallapop la aplicación de compra-venta entre particulares es, probablemente, la startup española del momento. Una empresa en la que muchas firmas conocidas (Caixa, Atresmedia, Grupo Zeta,...) han puesto sus ojos y su dinero para amortizar tras su crecimiento. Recordemos que pese a tener ya más de 10 millones de descargas su rentabilidad económica todavía no existe. No cobran comisión, no tienen publicidad. Captan a la vez usuarios e inversión para aplicar el modelo de negocio cuando la masa social sea crítica. Algo así como lo que ha intentado twitter (sin todavía mucho éxito, por cierto).

Algunos vendedores ya ni se molestan en disimular. Fuente

Pero hay algo que puede hacer temblar estos magníficos cimientos. Algo que deberían cambiar para no comprometer esa curva ascendente. Las excesiva laxitud en el control de sus propias condiciones de uso así como el descontrol o la desidia en el filtro de actividades supuestamente ilegales de sus usuarios. La aplicación ha crecido tanto que directamente se le ha ido de las manos. Vamos a intentar demostrarlo con búsquedas en su catálogo.

Wallapop es excelente para vender esa ‘cacharrería del hogar’ que acaba olvidada en el trastero. Excelente para los ‘early adopters’ que quieren deshacerse del penúltimo capricho. Para el chapucillas que busca piezas de segunda mano. Para el que quiere sacar unos eurillos al regalo de su cuñado. Pero con solo unos dias de uso te entra una desagradable sensación de excesiva impunidad y libertinaje de una parte de su comunidad.

Nuevos mercados, viejos trucos. Fuente

Pero Wallapop es también territorio para estafadores, piratas informáticos, revendedores de artículos robados y todo tipo de pescadores de río revuelto. No se puede controlar a todos pero sí hacer algo más. Del filtro de todo esto depende la calidad de su servicio y decenas de usuarios se están quejando de lo mismo.

En Wallapop puedes encontrar agua deshidratada, tangas usados o mierda para enviar a tus amigos... las bromas son lo de menos, el efecto lógico de una red social en la cresta de la ola. El problema es lo que viene:

***NOTA: Todos los enlaces a las búsquedas de Wallapop están salvados y archivados mediante la aplicación archive.is, que permite guardar y posteriormente consultar los enlaces tal cual estaban en la web original en la fecha de captura (esquina superior derecha)

Falsificaciones

La Ley española es clara. Las falsificaciones (o también falsas imitaciones) forman parte de un negocio ilegal y un delito contra la propiedad industrial e intelectual que mueve 500.000 millones al año en todo el mundo. Wallapop es ideal para que manteros y reyes del mercadillo utilicen sus recursos para intentar hacer negocio con estos productos. Y hay bastante impunidad.

Sin tapujos... Fuente

Curiosamente en la página de Facebook oficial una usuaria se quejaba hace poco de que le habían eliminado de la venta unos pendientes. El motivo era que eran una imitación de Tous. Si haces esa misma búsqueda en la web te salen decenas de artículos imitación de esa misma marca… sin eliminar. Todo parece apuntar a que los filtros son absolutamente aleatorios.

Nos ha costado 10 segundos encontrar decenas de artículos copiados o falsificados de otras marcas (Louis Vuitton es la preferida). Artículos anunciados directamente como falsificaciones. Los anuncios en wallapop no tienen fecha (otra ventaja para que la marca pueda esconder sus errores en el tiempo) pero el número que aparece al final de la URL da algunas pistas sobre su antigüedad.

Los anuncios publicados hoy andan por el número 58 millones. No es difícil encontrar anuncios o falsificaciones (que ellos mismos reconocen no están permitidas) con el número 13 millones (de hace ya bastante tiempo).

Móviles bloqueados y consolas pirateadas

Esta búsqueda es brutal. Sobre todo los ‘blokeados’. Decenas de móviles inservibles a la venta. Es curioso como tanta gente se le bloquea el teléfono accidentalmente en su casa cuando… ¡NO! Una inmensa mayoría tienen que ser robados. Si a esto le añades el montón de cajas vacías que se ofertan tienes un pack completo listo para la reventa. Extraña que no haya un filtro automático a la hora de redactar los mensajes que no permita anunciarlos. Y tanto desidia al eliminarlos. Hay algunos muy antiguos.

Centenares de móviles bloqueados y sospechosos.

Existe una búsqueda especialmente sangrante. “bloqueado iCloud”. Los iPhone robados o perdidos pueden bloquearse y dejarlos inservibles a distancia. Nosotros hemos encontrado unos cuantos en apenas 5 minutos de búsqueda.

Para consolas pirateadas basta buscar “Wii Chip” para encontrar todo tipo de ofertas. No es ilegal modificarlas pero sí hacer negocio de ello. También hay PSP piratas y flasheadas.

Animales y medicamentos

Las propias condiciones de uso prohíben los anuncios de fármacos, suplementos vitamínicos o proteínicos y de cualquier contenido relacionado con animales o mascotas. Pero es muy fácil dar con ellos.

Esteroides, viagra, etc... De fácil acceso y sin control

Los suplementos proteínicos y las creatinas para los locos del gimnasio inundan la oferta sin ningún tipo de control. Pero eso no es lo más grave. En el momento de redactar este artículo podías encontrar, sin problema, viagra, esteroides y otros fármacos no autorizados. También productos que la Agencia Española del Medicamento ha retirado en España.

En animales hay de todo. No busques ‘perros’ o ‘gatos’ para encontrar oferta, busca ‘camada’ o ‘cachorros’ y comprobarás que el control de sus propias ‘reglas de convivencia’ es irrisorio. También puedes encontrar desde Pavas Reales a 40€, grillos baratos o hasta Jilgueros por 15€.

Alcohol y Armas

Para usar Wallapop hay que ser mayor de edad, pero no hay ningún procedimiento que lo garantice eficazmente. Desgraciadamente muy normal en Internet. Los perfiles se verifican asociando una cuenta de Facebook, email o teléfono. Todos sus productos están al acceso de menores facilmente. Entre ellos el alcohol. El bar de Wallapop está lleno de Ginebra, muchísimo Tequila o buen Whisky. Hay perfiles incluso dedicados a la distribución de cerveza de importación desde hace mucho tiempo o a la reventa de excedentes. Sin control.

Tema delicado el de las armas, pero muy sencillas de localizar. Podemos hacernos con un Taser fácilmente, con una peligrosa Magnum del calibre 38 operativa, (aqui sus balas) con un Spray de autodefensa, con otra pistolao hasta con una bomba de mortero. Prohibida la venta no autorizada de todos ellos por el Ministerio del Interior

Revólver Magnum operativo y listo para disparar

Publicidad

Mención especial para este apartado. ¿Una aplicación gratuita que me permite publicar lo que quiera y que ven millones de personas? Fantástico. Una simple búsqueda de “servicios” con el precio a 0€ nos da como resultado información o publicidad de empresas y pequeños negocios. Publicidad barata que se puede renovar impunemente a costa de las búsquedas y del spam que se tragan los demás usuarios. Mención especial a Herbalife y otras compañías que utilizan a particulares para la distribución. Un ejemplo:

Perfiles aprovechados para hacer publicidad gratuita

El reproche a Wallapop tiene amparo legal. Según Remo Domingo, director de iasesoria.com:

“Cualquier actividad ilícita que ocurra con el beneplácito de un tercero tiene una responsabilidad para aquel que colabora con que suceda. Por ejemplo, si a través de mi web se venden drogas, armas, órganos... evidentemente yo soy colaborador necesario en la comisión del delito aunque no obtenga un lucro directo ni indirecto por el.

La legislación aquí se complica bastante porque intervienen en simultáneo la LSSI, el código penal y todas aquellas normas administrativas que pueden regular o prohibir determinados actos de comercio. En todo caso, si la empresa prestadora de servicios es consciente de que en su web se puede estar cometiendo un delito de cualquier tipo (venta de artículos robados, o venta de productos prohibidos por ejemplo) es evidente que tiene que tomar medidas de manera inmediata contra estas actuaciones.”

Mientras no se pueda demostrar que Wallapop tenga constancia de que alguno de los productos puestos a la venta sean robados o ilegales no tiene responsabilidad. Según David Maeztu, del despacho abanlex.com:

“Podría decirse lo mismo sobre los comentarios en foros, si tienen obligación de vigilancia o no. Si denuncias y no hacen nada, ahí sí podría establecerse responsabilidad."

Pero hay un detalle que si se incluye en la LSSI. La clave está en esa ‘consciencia’ a la hora de hacer la vista gorda o no a tanto anuncio ilegal. La aplicación permite a sus usuarios denunciar anuncios fraudulentos a través de un botón de reporte. Hay una comunicación a los responsables de la aplicación de esas prácticas que se está ignorando repetidamente hasta la saciedad. El volumen es tan grande que el control parece imposible.

“Si reportas con su botón y no lo retiran, evidentemente no están cumpliendo con lo que dice la LSSI para evitar responsabilidad”, nos recuerda Maeztu.

Hemos consultado a los responsables de Wallapop sobre este punto. Jessica Amador, RR. PP. y Responsabilidad Social Corporativa nos recuerda:

"En Wallapop abogamos por la autogestión del catálogo, es por eso que la acción de nuestros usuarios es tan importante. Cualquier usuarios de Wallapop tiene la libertad de advertir a nuestro equipo de un producto no pertinente o un mal uso de la herramienta. Wallapop lo hacemos todos, no sólo tan importante es la subida de productos como la gestión de ellos."

“Cuando un usuario denuncia un caso de uso ilícito dentro de la app por parte de otro usuario, esta petición genera un ticket que entra al equipo de atención al cliente inmediatamente. Nuestro equipo lo gestiona en 24 - 48h [...] Los productos pasan a un bloque específico de productos reportados que controla diariamente nuestro equipo de moderación. Si un producto es reportado por 3 usuarios diferentes este anuncio queda bloqueado de manera inmediata.”

Esa 'autogestión del catálogo' no funciona. Los usuarios no denuncian y el equipo de moderación es insuficiente. Nosotros hemos hecho la prueba con un artículo prohibido por ellos. Según sus condiciones de uso no se permite la venta de punteros láser. El domingo 24 procedimos a reportar un anuncio (ver vídeo). A la hora de publicar este artículo (72 horas después) todavía estaba online. Da igual la gravedad del artículo,  hasta que no lo denuncien tres personas no entra en el proceso de revisión. Muy fácil para los estafadores que bombardean diariamente con centenares de anuncios para que estos permanezcan en la cabecera de las búsquedas.

Sin embargo hicimos también otra prueba ante las sospecha de la arbitrariedad de sus filtros para mejorar exclusivamente su imagen. Conminamos a un colega a denunciar un anuncio de venta de animales directamente desde su Twitter mencionando a @wallapop. El anuncio fue retirado a las pocas horas. La visibilidad de las redes sociales es más peligrosa y hace más daño a la marca que un particular en su sofá reportando anuncios.

Wallapop es un excelente servicio que amenaza con convertirse en un ‘milanuncios’ o ‘segundamano’ sin control. Un mercado negro consentido. La excesiva desidia de su equipo de control ha convertido la aplicación en un mercadillo demasiado negligente con sus propias reglas y, lo que es peor, con la legislación vigente.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba