Los periodistas de Radiotelevisión Española han respondido a las críticas que algunos portavoces de Unidas Podemos –incluido Pablo Iglesias- han realizado a sus informativos en los últimos días, que denunciaban, entre otras cosas, el presunto “blanqueamiento de la extrema derecha” que se realiza en Torrespaña.

Estos mensajes han caído como un jarro de agua fría entre algunos periodistas de la corporación. También la circular informativa enviada por Comisiones Obreras a sus trabajadores el pasado 6 de abril, en la que se criticaba la escasa presencia de Iglesias en los noticiarios. La hoja sindical se titulaba: “Telediarios de TVE, periodismo contra Pablo Iglesias y Unidas Podemos”.

Tras recibir estos mensajes, periodistas del Área de Nacional de Torrespaña enviaron al Consejo de Informativos de TVE un escrito en el que solicitaban el amparo de este órgano frente a estas acusaciones y a otras recibidas por Toni Cantó o por partidos como Vox.

En la misiva, se critica el intento de presión de Podemos sobre los profesionales de RTVE y se denuncia la política informativa del partido. “No  convoca a los medios de comunicación. Sólo ofrece videos editados y ‘autodeclaraciones’ de Iglesias grabadas”, apunta.

Y añade: “Es una práctica que el partido lleva reproduciendo desde que Iglesias es candidato y que a todas luces hurta a los trabajadores y a los ciudadanos el derecho de información y de libertad de prensa. No sólo no convocan, ni siquiera dicen dónde van a estar, con lo que no hay posibilidad de ir ni siquiera a intentar preguntar”.

Torrespaña y las críticas de Pablo Iglesias

Los periodistas lamentan que Pablo Iglesias transmita sólo las imágenes que le interesan a su partido, “que no tienen que coincidir” con los “criterios informativos del día”. “Es una práctica que vulnera derechos fundamentales y que en redacción nos preocupa especialmente”.

Los trabajadores también han lanzado un dardo a CCOO, que con estas actitudes “se convierte en un grupo de presión que intenta influir en la neutralidad e independencia de los trabajadores del área”.

Nos sentimos indefensos. Ha asumido la versión de un partido político y nos ha puesto en el disparadero”, concluyen.

Conviene tener en cuenta que Podemos ha basado una parte de su estrategia política en las críticas a los medios de comunicación y a sus profesionales, las cuales se dirigen a quienes no están de acuerdo con su ideario político.

A través del portal La Última Hora –dirigido por Dina Bousselham-, difunde diferentes artículos que atacan diariamente a medios de comunicación como El Mundo, Antena 3 o La Sexta; y a periodistas como Vicente Vallés, Eduardo Inda, Ana Rosa Quintana y Antonio García Ferreras.

En lo que respecta a RTVE, cabe recordar que Podemos pactó hace unas semanas con el PSOE, el PP y el PNV la reforma del Consejo de Administración de la corporación, lo que implicó que los partidos eligieran a los vocales con los que más proximidad ideológica compartían, en lugar de respetar la puntuación que habían obtenido los candidatos del concurso público para dirigir la corporación.

La formación de Pablo Iglesias eligió para este órgano a Roberto Lakidain –dirigente de CCOO en RTVE- y a José Manuel Martín Medem, quien durante los últimos tiempos ha sido columnista de La Última Hora y director de Mundo Obrero, el órgano oficial de expresión del Partido Comunista de España.