La plantilla de Radiotelevisión Española contaba en 2019 con una edad media de 54 años, algo que principalmente se explicaba en que hacía más de una década que no se convocaba ninguna oposición para acceder a la corporación. Serán cientos de plazas las que se cubrirán mediante este sistema durante los próximos años, pero, en paralelo, más del 20% de los trabajadores de RTVE cumplirá la edad necesaria para jubilarse o prejubilarse.

El sindicato USO revelaba recientemente que 70 trabajadores de la radio-televisión pública -que en los últimos tiempos han cumplido 65 años- han recibido recientemente un mensaje desde la corporación en el que se les comunica su salida de la empresa. “La mayoría de ellos se quiere acoger a su derecho constitucional de seguir activos y por eso han formado varias plataformas para iniciar demandas contra la empresa”, apuntan los representantes de los trabajadores.

Hay que tener en cuenta que, entre 2021 y 2025, la media de empleados que alcanzarán la edad de prejubilación -63 años- será de 350 anuales, lo que afectará a alrededor de uno de cada cinco trabajadores de la casa y uno de cada cuatro de convenio.

Quienes decidan prejubilarse a los 63 años, percibirán una indemnización de 50.000 euros, en función de lo pactado entre la empresa y los sindicatos en el III Convenio Colectivo de la corporación RTVE, rubricado en 2020 tras una larga negociación.

A partir de ahí, en los sucesivos años se convocarán procesos internos de traslado y oposiciones para cubrir las vacantes que dejarán quienes dejen la empresa. Hasta 2021, se habían dado de baja 110 trabajadores, apuntan desde este sindicato.

Hay que tener en cuenta que tanto el Gobierno -Ministerio de Hacienda- como los directivos de la RTVE de Rosa María Mateo se mostraron a favor de la reivindicación de los sindicatos de garantizar una tasa de reposición uno por uno tras la firma del convenio. Eso quiere decir que cada jubilación se cubrirá con un nuevo trabajador.

La plantilla de RTVE

El envejecimiento de la plantilla se puede apreciar a través de un dato: en 2019, había más trabajadores con 68 años o más (19) que menores de 30 años (13). El principal grupo de edad era el de trabajadores de 58 años (hoy 60), con 384 efectivos, por delante del de 60 años, que contaba con 363 personas.

La falta de procesos de oposición y de planes de bajas incentivadas durante varios años -explican fuentes internas- provocará que el proceso de rejuvenecimiento de la plantilla que se inició con el plan de prejubilaciones que se aprobó en 2019 tenga un menor efecto de lo esperado. Básicamente, porque en 2030 casi uno de cada cuatro trabajadores se estima que se encentrarán en edad de prejubilación.

Hay que recordar que RTVE cuenta contaba a finales de 2020 casi 6.600 empleados, de los cuales aproximadamente 5.900 eran personal de convenio. Es decir, con todas las condiciones laborales de los empleados públicos.

Durante los últimos años, han sido varias decenas de personas las que han accedido a la condición de trabajador indefinido tras denunciar su situación irregular en la empresa. De hecho, el Tribunal de Cuentas llegó a hacerse eco en uno de sus informes de la elevada conflictividad judicial que se había producido entre RTVE y sus empleados durante más de una decena de ejercicios. Lo hizo en un informe sobre el ERE de 2006 de la corporación, cuyos últimos prejubilados abandonarán en 2022.