La etapa de Rosa María Mateo al frente de Radiotelevisión Española no sólo fue mala en términos de audiencia, sino que también resultó negativa en el terreno económico. De hecho, entre 2018 y 2020, la corporación registró unas pérdidas de 59,2 millones de euros.

Esto fue consecuencia, en parte, de haber encarado los últimos dos ejercicios con el presupuesto prorrogado de 2018, lo que originó un déficit que estuvo por encima de lo esperado. De hecho, en 2018 -Mateo llegó en agosto- obtuvo un beneficio de dos millones de euros, frente a las pérdidas de 29,6 y 31,6 millones de 2019 y 2020, tal y como apuntan los informes económicos de la corporación.

La deuda total de esta empresa de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ascendía en abril a 184,1 millones, tal y como apuntaron recientemente fuentes oficiales de la corporación.

Aumento de la plantilla de RTVE

RTVE explicó el déficit, en parte, en los costes ocasionados por el “crecimiento vegetativo” de la plantilla mientras se prestaba actividad con un presupuesto prorrogado. Esto disparó el gasto en salarios por encima de los 400 millones de euros. En 2021, está previsto que esta partida alcance los 448 millones.

Pero más allá del coste asociado al incremento de la edad de sus trabajadores, lo cierto es que la plantilla de la radio-televisión pública aumentó durante este tiempo. Los últimos datos difundidos por el sindicato USO fijan en 6.694 personas su dimensión, es decir, 294 más que unos meses atrás. De esta cantidad, aproximadamente 1.500 personas son periodistas, explican fuentes sindicales.

El último informe de cuentas publicado por RTVE, correspondiente a 2019, revelan que ese año los Presupuestos Generales del Estado incluyeron un montante de 347 millones de euros para sufragar este servicio público. En 2021, ha sido de 473 millones, dado que se ha sumado el coste de los Juegos Olímpicos de Tokio.

La corporación ingresó 380 millones en concepto de 'tasa radioeléctrica'; otros 120 millones por parte de las compañías de telecomunicaciones; y 47 de las televisiones privadas. Ese año, Hacienda había elevado a 123,6 millones de euros las liquidaciones pendientes en concepto de IVA.

RTVE y el IVA

Tal y como explicó Vozpópuli el pasado lunes, esto ha motivado un recurso de RTVE ante los tribunales y que ha obligado al nuevo equipo directivo -presidido por José Manuel Pérez Tornero- a pedir un crédito de 126 millones de euros (al 0%) de interés a Caixabank para poder afrontar el pago de esa cantidad. Porque -recuerdan fuentes internas- litigar con la Agencia Tributaria no exime de abonar las cantidades que demanda.

Preguntada por los malos resultados económicos de RTVE, aunque sin conocerse el déficit definitivo de su gestión, Rosa María Mateo contestó lo siguiente hace unos meses, en el Senado: "No voy a entrar en comparaciones con otros ejercicios, pero sí a recordar que estos números rojos son muy inferiores a los 113 millones con que se cerraron 2012 y 2013 y a los 135 millones con que se cerró 2014".

También consideró “de vital importanciaresolver las carencias del actual modelo de financiación de RTVE, que le hace excesivamente dependiente de las aportaciones públicas.