TDT

El ruinoso canal del jeque radical de la TDT: registra pérdidas millonarias

La cadena de televisión Córdoba Internacional TV emite de forma ilegal en España, ante la pasividad de las Administraciones competentes. Es propiedad del jeque saudí wahabí Abdul Aziz al-Fawzan. Sus contenidos están destinados a la comunidad musulmana de este país e incluyen multitud de críticas hacia Israel.

El jeque saudí Abdul Aziz al-Fawzan
El jeque saudí Abdul Aziz al-Fawzan Youtube

El negocio televisivo en España del jeque saudí Abdul Aziz al-Fawzan no es precisamente rentable. Este empresario, bien relacionado con las altas esferas de su país y defensor de una de las corrientes más radicales del Islam, la wahabí, está presente en la TDT a través del canal Córdoba Internacional TV, que emite sin licencia ante la pasividad de las Administraciones competentes. La empresa que da cobertura a esta cadena, Primavera en Córdoba S.L., ha registrado pérdidas millonarias durante los últimos ejercicios.

Este canal está destinado a la comunidad musulmana en España y se puede sintonizar en Andalucía, Cataluña y la Comunidad de Madrid. Pese a que su eslogan es 'conectando culturas' y su dueño ha dejado claro en el pasado que su propósito es el de crear nexos de unión entre las distintas religiones para facilitar su convivencia, lo cierto es que entre sus contenidos abundan las críticas hacia Israel.

Sólo en el último mes se pueden encontrar en la base de datos de su web varias noticias en este sentido, con titulares como La armada de ocupación israelí ataca el barco de Mujeres Rumbo a Gaza, ACOM, el nuevo lobby sionista en España o Human Right Watch denuncia que el estado sionista disputa partidos de fútbol en territorio palestino. También figuran artículos que dan cuenta de las peticiones de la Comisión Islámica en España a las autoridades, como la relativa a incluir la religión musulmana como asignatura en la ESO y el Bachillerato; o a considerar el día del fin del Ramadán como festivo.

En Córdoba Internacional TV se destacan las peticiones de la Comisión Islámica para que la religión musulmana se imparta en la ESO y el Bachillerato; o para que el día del fin del Ramadán se considere festivo.

Según los datos depositados en el Registro Mercantil, esta cadena perdió 2.563.031 euros en 2012, 2.369.686 en 2013 y 2.203.144 en 2014. Las cuentas de 2015 todavía no han sido publicadas, si bien durante ese año la compañía realizó dos ampliaciones de capital de 1,15 y 5,9 millones de euros, respectivamente.

Permisividad de las autoridades

Llama la atención que en un momento histórico en que las autoridades europeas extreman el celo con los fundamentalistas islámicos ante la amenaza real de que se produzcan atentados en su territorio, dentro de España se permita emitir de forma ilegal a un canal cuyo propietario profesa la rama de la religión mahometana que sirve de lecho ideológico para el califato de ISIS.

El Consejo Audiovisual de Andalucía denunció el pasado enero la proliferación de este tipo de 'cadenas piratas' dedicadas a la difusión de distintos credos, ante la absoluta falta de celo de las autoridades competentes. En un informe que trasladó al Parlamento andaluz, este órgano incidió en que durante el análisis del contenido de estos canales no detectó contenidos que incitaran al odio contra las personas de otras religiones, pero expresó su “incertidumbre sobre el uso que pudiera dársele a un bien público en la función de adoctrinamiento ideológico que inspira a las organizaciones confesionales”.

Las Administraciones implicadas se pasan la pelota entre unas y otras. El encargado de controlar todo lo que ocurre en el espectro radioeléctrico es el Ministerio de Industria, pero sólo podría neutralizar la señal de este canal en el caso de que generara interferencias en una cadena con licencia.

La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información expedientó a varias emisoras ilegales en su momento. El Tribunal Constitucional anuló las sanciones propuestas, mediante la Sentencia del TC 5/2012 de 17 de enero, declarando la competencia de las comunidades autónomas en materia sancionadora para las emisiones sin licencia audiovisual. Y las regiones implicadas no han realizado ningún movimiento decisivo para restringir las emisiones de este canal.

El Ministerio de Industria señala a los proveedores de la señal de televisión como los culpables de que existan estos canales ilegales.

Desde el Ministerio, señalan a los proveedores de la señal de televisión como los responsables de estas emisiones ilegales, dado que están obligados a "verificar que ese operador audiovisual tiene licencia y concesión de uso del espectro". En muchos casos, es obvio que no lo hacen.

Mientras las autoridades dirimen quién es el responsable de frenar la proliferación de estas cadenas sin licencia, se mantiene la actividad de Córdoba Internacional, cuyo dueño está actualmente vigilado por el Ministerio del Interior, según publicó El Confidencial.

Basta realizar una búsqueda en Youtube para cerciorarse de que, pese a que al-Fawzan asegura que en su televisión pretende tender puentes entre culturas, en sus discursos ha llegado a defender el “odio positivo” hacia los cristianos -si bien condena los atentados de los extremistas- o a criticar la “inferioridad mental” de la mujer. Sobre el tsunami que afectó al Océano Pacífico hace 12 años, aseguró que se debió a un castigo divino hacia las personas que habían permitido que, en los complejos hoteleros de la zona y en días sagrados, se “fornicara” y se cometieran “perversiones sexuales”, según recoge el Washington Post en este artículo.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba