Las principales cadenas comerciales mejoraron sus resultados en la primera ola del año del Estudio General de Medios (EGM). La que más lo hizo fue Onda Cero, con 150.000 oyentes, seguida de COPE, con 127.000, Radio Nacional de España, con 72.000 y la SER, con 14.000.

La radio de Prisa es todavía la más escuchada de España, con 4.367.000 seguidores diarios, de media; seguida de COPE, con 3.367.000, Onda Cero, con 1.942.000; y RNE, con 1.098.000. esRadio, de Federico Jiménez Losantos, es sintonizada cada día por 622.000 personas (6.000 menos).

Las distancias entre los competidores se han estrechado en las mañanas, el horario de máxima audiencia e interés radiofónico, después de que Carlos Herrera haya ganado 151.000 oyentes en esta franja, frente a los 75.000 de Àngels Barceló, que mantiene el liderazgo con Hoy por hoy. Durante los primeros meses del año, Carlos Alsina ganó 95.000 seguidores.

La SER convoca cada día por la mañana a 3.055.000 oyentes (223.000 más que hace un año), frente a los 2.583.000 de Herrera (140.000 más) y los 1.330.000 de Alsina (+135.000).

Ganan Carlos Herrera y Julia Otero

Por la tarde, Carles Francino (SER) lidera con 929.000 oyentes (+92.000); y lo hace por delante de Julia Otero (Onda Cero), que registra un importante crecimiento de 202.000, hasta los 639.000. A esa hora, Pilar Cisneros y Fernando de Haro cuentan con 400.000 seguidores en COPE (-27.000).

En la franja nocturna, Pepa Bueno es la principal perjudicada en esta ola del EGM, al dejarse 117.000 fieles por el camino con Hora 25 (SER), que lidera con 957.000. Mejor le ha ido en los primeros meses del año a Ángel Expósito (La Linterna, COPE), que ganó 79.000 oyentes, hasta los 888.000. Por su parte, La Brújula, de Juan Ramón Lucas (Onda Cero) perdió 58.000 (259.000).

José Ramón de la Morena ha recibido otro golpe en este EGM, al dejarse otros 28.000 oyentes por el camino y registrar un total de 228.000. La batalla de la radio nocturna la ha ganado en esta ocasión Juanma Castaño por la mínima, al conseguir 753.000 seguidores en COPE (+17.000), frente a los 746.000 de Manu Carreño en la SER (-20.000).

En lo que respecta a las radiofórmulas, todas las principales cadenas perdieron oyentes en una época compleja, caracterizada por el auge de los servicios de música bajo suscripción, como Spotify o YouTube Music.

Los 40 Principales cayó en 44.000 seguidores (2.792.000), Cadena Dial, en 113.000 (1.474.000), Kiss FM, en 109.000 (842.000), Cadena 100, en 47.000 (1.620.000), Europa FM, en 86.000 (955.000), Rock FM, en 160.000 (861.000) y Melodía FM, en 65.000 (107.000).

La excepción fue 40 Classic, que mejoró en 63.000, hasta los 525.000 seguidores.