Medios

La venta de Zeta, en punto muerto: Vocento rechaza de nuevo la operación

La editora puso sobre la mesa en su último Consejo de Administración la posibilidad de adquirir el Grupo Zeta, aunque fue descartada. Las pretensiones económicas de los vendedores, la elevada deuda del grupo y la situación de sus medios de comunicación han complicado la operación

El presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio Mosbah
El presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio Mosbah GTRES

El Grupo Zeta sigue sin encontrar comprador, algo que le mantiene en una situación muy delicada, ante las dificultades a las que se enfrenta para afrontar sus compromisos financieros. Recientemente, el Consejo de Administración de Vocento fue informado de que la opción de afrontar esta operación se mantiene y del esfuerzo que implicaría la adquisición de esta compañía. Una vez más, las elevadas pretensiones de los vendedores hicieron descartar cualquier movimiento al respecto, según han explicado a Vozpópuli fuentes conocedoras de las negociaciones.

No es la primera vez que el grupo líder en el sector de la prensa regional rechaza la compra de la editora de El Periódico de Catalunya y Sport. De hecho, se ha llegado a plantear tanto la adquisición del Grupo Zeta o incluso una fusión, pero en ninguno de los casos han avanzado las conversaciones por las altas exigencias de los vendedores. En esta ocasión, Vocento recibió las condiciones de venta, pero el folleto se desechó por los mismos motivos. "Ni se puso en el orden del día ni se estudió en profundidad, dado que la valoración de los activos es excesiva", explican estos informantes.

El bufete Cuatrecasas es el encargado de asesorar a Zeta en esta operación, al igual que hizo en 2017 durante la venta de Ediciones B. Durante los últimos meses, varios de los principales grupos de medios de comunicación de España han recibido la documentación con las condiciones que implicaría esta operación, entre ellos, Prisa, Editorial Prensa Ibérica (Moll) y Vocento. Sin embargo, el precio de los activos, la situación financiera de Zeta y la negativa de sus dueños a desmembrar el grupo y deshacerse únicamente de El Periódico de Catalunya -el medio con más atractivo, a priori- han imposibilitado el buen desenlace de esta venta.

Durante los últimos meses, varios de los principales grupos de medios de comunicación de España han recibido la documentación con las condiciones que implicaría esta operación, entre ellos, Prisa, Editorial Prensa Ibérica (Moll) y Vocento.

Según los últimos datos ofrecidos por el grupo, sus adeudos ascienden a alrededor de 100 millones de euros, a través de un crédito sindicato que mantiene con CaixaBankBanco Popular (Santander)Banco Sabadell y el Instituto Catalán de Finanzas.

Algunos de sus acreedores -especialmente CaixaBank- han presionado durante los últimos meses a la compañía de los Asensio para que encuentre un comprador en el menor plazo posible, ante la evidencia de que tendrá dificultades para cumplir sus obligaciones con los bancos dada la situación que vive el negocio. De hecho, en alguno de los casos incluso han sondeado el mercado y han mantenido contactos informales con posibles compradores.

Las fuentes conocedoras de la operación reconocen que el Ejecutivo anterior deslizó entre algunos editores la conveniencia de que El Periódico de Catalunya pasara a manos de una de las grandes compañías de medios de comunicación de España, dado que le permitiría mantener un aliado constitucionalista en Barcelona. Sin embargo, las cuestiones económicas han impedido, de momento, que esta operación avance, lo que complica la situación de Zeta, que el próximo diciembre tendrá que afrontar un nuevo vencimiento millonario de deuda.

Estructura de Zeta

Esta compañía está conformada actualmente por varias cabeceras, como son El Periódico de Catalunya, Sport, El Periódico Mediterráneo, El Periódico de Aragón, El Periódico de Extremadura, La Crónica de Badajoz y La Grada. También explota varias revistas (Woman, Cuore, Rumore, Viajar, Stilo o Primera Línea) y cuenta con una división dedicada a invertir en startups. El pasado enero, decidió cerrar las históricas publicaciones Tiempo e Interviú, mientras que en abril de 2017 se deshizo por 39 millones de euros de Ediciones B, actualmente propiedad de Penguin Random House.

No hay que olvidar que la auditora Deloitte recomendó a sus gestores -en un informe realizado en 2017, antes de la refinanciación- explorar posibles fusiones con competidores como Prisa, Godó y Vocento, ante sus dificultades para sobrevivir en solitario en un mercado en el que existe una “clara necesidad” de concentraciones.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba