Medios

'El País' pacta con los despedidos por Soledad Gallego para evitar el juicio

El periódico de Prisa y José Manuel Calvo -exdirector adjunto- alcanzaron un acuerdo el pasado jueves, justo antes del juicio por su despido. Antes, ya pasó con David Alandete

Soledad Gallego-Díaz
Soledad Gallego-Díaz Efe

El País ha alcanzado un nuevo acuerdo extrajudicial con otro de los periodistas que fue despedido el pasado junio, después de la llegada de Soledad Gallego a la dirección del rotativo. En este caso, se trata de José Manuel Calvo, exdirector adjunto, quien el pasado jueves pactó las condiciones de su salida minutos antes de que se celebrara el juicio en el Juzgado de lo Social número 1 de Madrid.

Mediante el citado acuerdo, las partes pactan la cantidad con la que será indemnizado Calvo por el despido y convienen que esta medida se aplicó de forma objetiva y por causas organizativas, según han explicado a Vozpópuli fuentes de ambas partes. Este periodista ha desarrollado su carrera profesional en Prisa, donde entró en 1980 (Cadena SER). Desde entonces, ha sido corresponsal en Bruselas y Washington; y ha desempeñado varios puestos de responsabilidad. El último, el de director adjunto en El País.

Su despido se produjo el pasado 11 de junio, durante la primera mañana como directora de El País de Gallego. Ese día se comunicó la misma decisión a los otros dos directores adjuntos, David Alandete y Rafa de Miguel; al director de El País-América, Luis Prados; al director de Opinión, José Ignacio Torreblanca; al adjunto a la Dirección Javier Ayuso; a la subdirectora Maite Rico y al redactor jefe de España, Álvaro Nieto.

Todos abandonaron el periódico durante las semanas posteriores salvo De Miguel, que logró salvarse ‘in extremis’ y fue enviado a Londres como corresponsal. Alandete ha acabado en Washington como delegado del diario Abc, Torreblanca se ha incorporado de columnista a El Mundo y Nieto ha sido nombrado adjunto al director de Vozpópuli.

En los tribunales

Cinco de los despedidos, todos menos Ayuso y Nieto, demandaron a la empresa ante los tribunales, y sus juicios están señalados para estos días. Tanto Alandete como Calvo han logrado ya un acuerdo de conciliación que ha evitado el juicio a cambio de una indemnización. El primero lo obtuvo en diciembre, dado que la empresa aceptó un pacto por la vía rápida, a sabiendas de que había ejercido durante algún tiempo de falso autónomo y eso podría ir en su contra en el litigio.

Las siguientes vistas serán la de Luis Prados, fijada para la última semana de febrero, y la de Maite Rico, que se celebrará el 5 de marzo. A tenor de los precedentes de Alandete y Calvo, lo más lógico sería que se repitiera la fórmula del pacto en el acto de conciliación, según estiman fuentes conocedoras de los procedimientos.

Tanto Alandete como Calvo han logrado un acuerdo de conciliación que ha evitado el juicio a cambio de una indemnización

Para el 10 de abril está prevista la de José Ignacio Torreblanca, el único de todos ellos que intentará demostrar en los tribunales que su despido se debió a razones ideológicas. Su vista estaba programada para el pasado 30 de enero en el Juzgado número 9 de lo Social, con la comparecencia de Soledad Gallego como testigo. Sin embargo, tuvo que ser aplazada por la incomparecencia de la directora de El País, que alegó motivos de agenda para no acudir a la cita.

Rectificación requerida

Hay que tener en cuenta que Torreblanca mantiene una causa paralela que deriva de unas declaraciones que realizó en septiembre Soledad Gallego sobre el motivo de su despido, y que fueron reproducidas en las ediciones impresa y digital de El País.

El exjefe de Opinión del diario interpuso una demanda y solicitó una rectificación, al considerar que Gallego no dijo la verdad cuando aseguró que se había marchado del periódico por propia voluntad. En primera instancia, obtuvo la razón por parte del juez, aunque Prisa recurrió el fallo y se encuentra pendiente del veredicto de la segunda instancia.

Los despidos de estos siete periodistas no han sido los únicos en El País desde que se produjera el cambio de dirección en junio pasado. El 31 de enero, el diario rescindió también el contrato de su delegada en la Comunidad Valenciana, María Josep Serra, también muy vinculada al anterior director, Antonio Caño. En su lugar, Soledad Gallego ha situado a Ferrán Bono, quien fuera diputado del PSOE por la Comunidad Valenciana en la novena legislatura.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba