Google

Google sale al paso de la tormenta de Facebook y defiende sus armas contra las injerencias políticas

Lo ha hecho durante una conferencia de prensa el vicepresidente de su división de Anuncios, Sridhar Ramaswamy, en la que ha remarcado que Google no es una red social y cuenta con un 'core business' diferente

cartel con el logo de Google
cartel con el logo de Google EFE

Abría este miércoles The Daily Telegraph con un contundente titular: 'La era del Salvaje Oeste para las grandes compañías tecnológicas ha terminado'. Lo hacía en referencia al mayor escándalo que ha afectado a Facebook, el de Cambridge Analytica, una compañía que supuestamente sustrajo datos de 50 millones de usuarios para utilizarlos en favor de la campaña de Donald Trump a las elecciones de 2016. Esto ha provocado una reacción mundial y ha hecho perder cientos de millones de euros en la bolsa a la red social dirigida por Mark Zuckerberg. En vista de estos acontecimientos, Google ha sido clara y ha dejado claro este miércoles que no está en esa partida.

Lo ha hecho durante una conferencia de prensa el vicepresidente de su división de Anuncios, Sridhar Ramaswamy, en la que ha remarcado que Google no es una red social y cuenta con un 'core business' diferente. En cualquier caso, ha dejado claro que la compañía se volcado durante los últimos años en mejorar la relación de los usuarios con su buscador y con el resto de los productos que ha desarrollado, lo que también ha implicado un esfuerzo por mantener la seguridad de sus datos y de sus comunicaciones electrónicas.

De hecho, Ramaswamy ha destacado unos minutos antes -en una conferencia pronunciada dentro de la Advertising Week Europe 2018- la inversión realizada por la compañía estadounidense para garantizar la seguridad de sus servicios y, por ende, la de los usuarios y las empresas.

A estas alturas, está fuera de toda duda que quienes han intentado condicionar los resultados de las elecciones que se han celebrado en las democracias occidentales durante los últimos años -entre ellas, el referéndum del brexit y el del 1-0- se han servido de los gigantes de internet para difundir sus mensajes. En vista de este preocupante fenómeno, el Congreso de España ha anunciado recientemente la creación de un grupo de trabajo para estudiar el efecto de las fake news en el que comparecerán Google, Facebook y Twitter, según destacó Dircomfidencial. Los partidos tomaron esta iniciativa ante la evidencia de que estas injerencias políticas son posibles gracias al enorme poder de difusión de estas compañías.

Elecciones limpias

Ramaswamy ha manifestado, en este sentido, que Google no deja que quienes contratan su sistema de anuncios se salen las leyes electorales locales y que cuenta con sistemas para eliminar la publicidad que no se ciñe a las normas que rigen sus servicios (en 2017, eliminó, en global, 100 anuncios por segundo). Para próximos procesos electorales, la compañía contará con herramientas para asegurarse de que la publicidad relacionada con las campañas es cierta y para que existe la máxima transparencia con respecto a quienes la sufragan.

Ahora bien, después del escándalo que afecta estos días a Facebook -que ha provocado también pérdidas en bolsa a Google-, se ha preguntado si los ciudadanos serán a partir de ahora más temerosos a la hora de utilizar estas plataformas.

Discurso del odio

En su conferencia, el directivo también ha hecho referencia al discurso del odio que propagan en internet desde grupos terroristas hasta partidos extremistas. A este respecto, ha destacado que Google defiende la libertad de expresión, pero no puede tolerar este tipo de contenidos en plataformas como Youtube, donde cuenta con importantes intereses comerciales.

Sobre este servicio de vídeos ha dado un dato significativo: el 98% del contenido “extremista” es actualmente eliminado por máquinas, entrenadas mediante inteligencia artificial.

La multinacional anunció hace unas horas en Nueva York que invertirá 300 millones de euros en los medios de comunicación durante los próximos años para ayudar a los medios de comunicación a desarrollar su actividad digital y mejorar la experiencia de los usuarios. Esto, en principio, ayudará en la lucha contra las fake news, pues hará más sencillo discriminar entre el grano y la paja. Entre las fuentes fiables -reforzadas- y las webs que viven de la especulación y de los bulos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba