"No nos salen las cuentas", dice uno de los grupos

La venta de 'Cinco Días' no seduce: la mitad de los interesados se retiran

Ya sólo quedan tres de la más de media docena de grupos inicialmente interesados en la compra del diario económico del grupo Prisa, según fuentes conocedoras del estado de las negociaciones.

Juan Luis Cebrián, presidente de PRISA.
Juan Luis Cebrián, presidente de PRISA. EFE

El interés entre los posibles compradores del diario Cinco Días decae, y ello a tan sólo unas semanas de que expire el proceso de venta. A día de hoy quedan ya sólo "hasta tres compañías” interesadas, según fuentes conocedoras del estado de las negociaciones. Varias han desistido tras conocer el cuaderno confidencial de venta. El análisis de los pasivos y el coste en el que habría que incurrir para reconducir el diario hacia la era digital son algunos de los motivos desglosados a este diario por una de las empresas que se ha retirado.

El grupo Prisa ha encargado a Deloitte la puesta en el mercado de su histórica cabecera económica, tal y como adelantó Vozpópuli. Así, la consultora ha estado distribuyendo el cuaderno de venta entre posibles los compradores que reunían unos requisitos de capital y firmaban un acuerdo de confidencialidad. El cuaderno de venta es una propuesta comercial que incluye el análisis financiero de la compañía (activos y pasivos), sus clientes, la estrategia y la valoración del negocio que realiza el vendedor.

Prisa ni confirma ni desmiente esta información. "No hacemos declaraciones al respecto", ha sido la respuesta este martes del director de comunicación de Prisa Noticias, Pedro Zuazua. Sin embargo, la plantilla ya ha sido informada por la dirección de la intención del grupo de deshacerse de la cabecera.

No gusta ni el análisis de los pasivos ni el coste en el que habría que incurrir para reconducir el diario hacia la era digital

El proceso expira próximamente. "A finales de septiembre", según las fuentes consultadas. De momento, se sigue adelante, aunque con menos participantes. Sólo cuando existan eventuales ofertas vinculantes de compra Prisa, una empresa cotizada, informará a la CNMV.

Un grupo con serios problemas financieros

Cinco Días está dirigido en la actualidad por Jorge Rivera. Lleva a sus espaldas dos EREs en los últimos años, que han provocado el despido de alrededor de 50 personas. En el último, firmado en 2012, salieron 21 trabajadores. En la actualidad la plantilla “ronda los 50 trabajadores, de los cuales unos 30 son redactores”, según fuentes de la redacción del diario.

Cinco Días sigue siendo la segunda cabecera económica más leída en papel, tras Expansión. En la oleada del mes de abril del OJD, su difusión había caído más de un 11%, hasta los poco más de 25.000 ejemplares. La difusión total de todos los diarios en papel del grupo Prisa (AS, El País y el propio Cinco Días) se ha desplomado en más de 230.000 ejemplares hasta los 620.000.

Si finalmente el grupo consigue colocar su cabecera económica, se trataría de la última baja de un duro proceso de desinversión iniciado por Juan Luis Cebrián. El presidente ejecutivo del grupo trata de reducir la enorme deuda en la que él mismo incurrió con grandes adquisiciones, y que llevó a Prisa a acumular, en junio de 2013, una deuda que superaba los 3.300 millones de euros. Desde entonces se han producido ventas, despidos masivos y drásticos procesos de refinanciación de la deuda con la banca y hedge funds que, a cambio, se han hecho con gran parte del grupo.

Para empezar, todas las cabeceras de Prisa han sufrido fuertes ajustes de sus plantillas. El País ya despidió en octubre del año pasado a 149 personas de su plantilla total de 466. Recientemente ha cerrado las delegaciones autonómicas de este diario. En medios como As continúan los despidos, aunque con cuentagotas. La sección de revistas se ha reducido a su mínima expresión.

La familia Polanco controlaba, en sus mejores años, el grueso del que era el mayor grupo de comunicación español, con El País, Cadena Ser, Santillana o Digital+ entre sus empresas más emblemáticas. Ahora, han ido perdiendo acciones hasta situarse en alrededor del 10%. El fondo estadounidense Liberty, Telefónica, Inversiones Otnas, Nicolás Berggruen o los bancos acreedores como Santander, La Caixa o HSBC, además de inversores particulares, tienen el resto.

El 30 de abril de este año Prisa hizo efectiva la venta, tras su aprobación por el Gobierno, de Digital+ a Telefónica. En concreto, han vendido por 706 millones el 56% del capital de DTS Distribuidora de Televisión Digital a Telefónica de Contenidos.

También han tenido que deshacerse del emblemático edificio de la Cadena Ser y antigua sede del grupo Prisa en Gran Vía 32. El nuevo dueño es la gestora inmobiliaria de Amancio Ortega, fundador de Inditex.

Con todos estos avatares, el grupo asegura que ha reducido su deuda bancaria neta del grupo hasta los 2.580 millones a cierre de 2014, frente a 3.306 en 2013.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba