La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, propuso este lunes que se restrinja el acceso a los países de la Unión Europea desde el exterior durante treinta días para contener la expansión del coronavirus, una medida que abordarán los líderes de la UE en su cumbre por videoconferencia de mañana.

Se aplicarían excepciones a la entrada en territorio comunitario de ciudadanos de la UE que regresen a casa, a personal sanitario o científicos que estén trabajando en una cura y a personas que trabajen en un país vecino y deban cruzar la frontera para ello.

Von der Leyen anunció la propuesta en una rueda de prensa junto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, tras una videoconferencia con los socios del G7, a los que ha informado de esta iniciativa.

La OMS declaró la semana pasada que Europa se ha convertido en el nuevo "foco de la pandemia" debido a que China ha conseguido frenar los contagios dentro de su territorio, al contrario de lo que está sucediendo en países como España o Italia.