Solo ha pasado un mes desde que se constituyera la Cámara de Representantes de Estados Unidos tras las elecciones presidenciales que dieron la victoria al demócrata Joe Biden. Tan solo unas semanas después, el organismo ha expulsado de sus funciones en varios comités a una congresista, la polémica republicana Marjorie Taylor Greene.

La entrada de Greene en la Cámara al ganar un escaño por Georgia fue controvertida, era la primera congresista que se había adherido abiertamente y había declarado su fe al movimiento conspiranoico QAnon. Es un grupo, tal y como explicó 'Vozpópuli', impulsado en Internet y las redes sociales y que ha sido calificado por el FBI como potencial amenaza de terrorismo doméstico.

Lo cierto es que esta victoria de Greene, de 46 años, era predecible, ya que no tenía rivales en uno de los distritos más conservadores de la primera potencia mundial. Pero la polémica no terminaba en su declaración de fe, sino que fue duramente criticada por aparecer en un vídeo asegurando que los musulmanes no deberían poder trabajar en el Gobierno estadounidense. 

Además, la congresista electa comparó el movimiento 'Black Lives Matter' ('Las vidas negras importan') -también ha entrado en la Cámara una primera activista de este movimiento- con el grupo supremacista blanco Ku Klux Klan.

Ahora, la Cámara de Representantes ha votado a favor de expulsarla de sus funciones en dos relevantes comités del Congreso, tras las críticas por sus comentarios que respaldan teorías de la conspiración y en los que, incluso, apoyaba el asesinato de líderes demócratas.

Los demócratas han impulsado la votación que ha concluido con 230 votos a favor frente a 199 en contra.

Marjorie Taylor Greene

Se distancia de QAnon

Antes de la votación, Greene se ha defendido distanciándose de QAnon y afirmando que se arrepiente de las cosas que ha dicho. Ahora, considera que "el 11-S sí ocurrió" y ha mostrado su repulsa a los tiroteos en los colegios. "Son absolutamente reales y las familias sufren cada niño que se pierde", ha dicho.

Según Greene, los comentarios que ahora le han llevado a perder algunas de sus funciones como congresista pertenecen a su pasado y ahora no le representan

Con la aprobación en la Cámara, la republicana ha sido expulsada del Comité de Educación y Trabajo y del Comité de Presupuesto de la Cámara, tal y como ha recogido la 'CNN'.