El expresidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha sido puesto bajo custodia policial por la financiación de su campaña electoral de 2007, según adelanta este martes el diario francés Le Monde.

El exmandatario permanece bajo custodia policial en las oficinas de la Policía Judicial en la localidad de Nanterre, al noroeste de París, donde está siendo interrogado bajo la sospecha de que podría haber recibido financiación de Libia durante la campaña para las presidenciales de 2007.