John McAfee, el fundador de la empresa de software de antivirus McAfee, ha sido imputado por la Justicia de Estados Unidos (EE.UU.) acusado de delitos relacionados con el fraude y el blanqueo de dinero por la promoción de criptomonedas a inversores entre 2017 y 2018, según informó este viernes la Fiscalía del sur de Nueva York.

McAffee, de 75 años y detenido en España a la espera de extradición a EE.UU. por un caso de estafa, y el asesor ejecutivo de su "equipo de criptomonedas" Jimmy Gale Watson Jr., de 40 años, se embolsaron "más de 13 millones de dólares (unos 10,9 millones de euros)" a través de "tramas fraudulentas" en internet, de acuerdo al documento de imputación hecho hoy público.

Ambos están acusados de siete delitos de conspiración para cometer fraude bursátil y "lavado de dinero", con penas máximas de ser hallados culpables que varían entre cinco y veinte años de prisión por cada crimen, y han sido también demandados por la vía civil por la Comisión de Valores de EE.UU. y la agencia reguladora de los valores futuros.

Las autoridades indicaron en una nota que el pionero de los antivirus y su socio utilizaron el "antiguo método de inflar y tirar" ("pump and dump"), comprando grandes cantidades de "altcoins" (criptomonedas alternativas al bitcóin) a bajo precio para que después McAfee las recomendara en Twitter de forma engañosa, incrementando "artificialmente" su valor.

Ganancias gracias a reventas

McAfee, que no informó de sus compras cuando había asegurado que lo haría, ganó junto a su equipo 2 millones de dólares gracias a las reventas, mientras "el valor a largo plazo de las altcoins compradas por los inversores cayó sustancialmente un año después de sus tuits promocionales", e intentó liquidar los beneficios en moneda estadounidense.

Los acusados también aprovecharon el Twitter de McAfee, con miles de seguidores, para "pregonar" eventos de recaudación conocidos como "oferta inicial de monedas" (ICO, en inglés) en los que se emiten y venden divisas digitales al público, pero sin informar de que estaban siendo compensados por su promoción con una parte de esos fondos.

El equipo del empresario tecnológico obtuvo colectivamente "más de 11 millones de dólares en compensaciones no divulgadas" procedentes de la empresa emisora de esas divisas digitales, que "intentaron ocultar" a los inversores en la ICO y después liquidar también en moneda estadounidense.

"Explotaron" Twitter

La fiscal de Manhattan, Audrey Strauss, destacó que McAfee y Watson "explotaron" la plataforma de Twitter y el "entusiasmo de los inversores en el emergente mercado de criptomonedas para hacerse con millones a través de mentiras y engaño", por lo que advirtió a sus usuarios tener cautela con los anuncios de oportunidades de inversión en redes sociales.

 El empresario, que permanece encarcelado en España, fue detenido el 4 de octubre de 2020 en el aeropuerto de Barcelona cuando se disponía a coger un vuelo hacia Estambul con otras dos personas, y fue enviado a prisión provisional mientras se tramita el expediente de extradición.

La Audiencia Nacional rechazó el pasado 20 de enero una nueva petición de libertad de McAfee como ya hiciese el pasado mes de diciembre la Sala de lo Penal, tras rechazar los argumentos que el empresario esgrimía en un nuevo recurso de apelación donde solicitaba ser excarcelado.