La vida privada del actual rey de España, Felipe VI, está repleto de mitos y alguna que otra mentira. Sin embargo, de vez en cuando aparecen testimonios de personas que compartieron vivencias con el rey y que dan luz a un pasado no del todo claro.

En esta ocasión la que ha hablado ha sido una mujer que fue compañera de universidad del rey. Ambos compartieron clase cinco años desde 1998, cuando los dos comenzaron la carrera de Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid.

Felipe, que había estudiado previamente en el Colegio Santa María de los Rosales de Madrid y después en el Lakefield College School de Selwyn, en Ontario (Canadá), donde cursó sus estudios preuniversitarios, vivió su época universitaria de un modo diferente al resto, como es obvio, aunque con muchas cosas en común, tal y como ha relatado esta fémina a la revista Diez Minutos. Recogemos algunas de sus declaraciones a continuación.

Así fue el paso por la universidad del rey Felipe VI, desvelado por una compañera de clase

"El Príncipe ocupó una de las primeras filas de la clase, y viendo que nadie se sentaba cerca, tuvo que pedir que no tuvieran ningún problema en colocarse a su alrededor".

"No es cierto que, como se ha dicho, Felipe estuviera prácticamente aislado 'sin cruzarse' con los demás alumnos porque fuera a una clase sólo para él. Durante los cinco años de carrera Felipe asistió a clase a diario dentro del grupo en el que también estaba yo".

"El Príncipe tenía un programa de asignaturas especial, dado que se consideró que había dos de Derecho (Penal y Procesal) que él no iba a necesitar en el futuro. Y no las cursó pero se le añadieron una de Historia y otra de Economía".

"Sólo faltaba ocasionalmente coincidiendo, por ejemplo, con los premios Príncipe de Asturias. También creo recordar que faltó cuando falleció su abuelo. Y en clase teníamos un trato normal con él. No le llamábamos 'Alteza' ni nada por el estilo. Él hablaba normalmente si entablabas una conversación con él, aunque sí se notaba que actuaba siendo consciente de que todos le observaban, y eso le hacía ser cauteloso y algo tímido. Recuerdo una vez que estando sentada a su lado se me cayó un libro al suelo, entre los dos. En el aula había bancos y mesas corridas, así que durante un momento me quedé mirando el libro pensando cómo cogerlo del suelo sin poner mi cabeza en su regazo... Afortunadamente, enseguida se dio cuenta y al ser tan alto, casi sin esfuerzo alargó el brazo y me dio el libro".

Rey Felipe VI

Tenía un guardaespaldas en clase

"Solía venir a clase en su propio coche, y en el aparcamiento solía haber dos guardaespaldas con un pastor alemán y otros dos, que todos conocíamos, que se quedaban siempre fuera del aula. Hasta finalizada la carrera no supimos que dentro de clase había otro guardaespladas de incógnito que, de hecho, hizo la carrera al mismo tiempo que nosotros. Se llamaba Alberto, pero eso lo supimos años después porque él mismo lo contó en una cena".

"En aquellos años, ETA estaba muy activa y durante los cinco cursos de carrera nuestro grupo siempre tuvo asignada la misma aula. Supongo que la habrían elegido por considerarla la más segura, ya que estaba muy próxima a la entrada principal de la Facultad y se accedía a ella a través de una especie de vestíbulo grande, que era donde se quedaban esperando los guardaespaldas 'visibles'. Las ventanas de clase daban a un jardín interior y Felipe nunca se acercaba a las ventanas".

Profesores de renombre

"Los alumnos del grupo que estuvimos estudiando la carrera con él, tuvimos muchos profesores de renombre, muchos catedráticos como Elías Díaz, Picazo, Gallego Anabitarte, Manuel Aragón, Brotons…. Pero es injusto que se dé la impresión de que el paso de Felipe por la UAM fuera similar al de Cristina Cifuentes y su famoso máster, o que fuera un alumno que no se relacionara con los demás. No soy nada cortesana pero no puedo decir nada negativo de Felipe, la verdad".

El Príncipe y la crisis de los 45 - Jake Sandoval - Chic

Tenía locas a las chicas

"Era guapísimo (lo sigue siendo) y en aquella época salía con Isabel Sartorius, que en Casa Real no se consideraba una chica adecuada para él. Entonces todos sus compañeros y compañeras teníamos la idea de que se casaría con una Heredera o con alguna chica de la nobleza y esa idea nos echaba un poco para atrás en el sentido de que a ninguna se le pasara por la cabeza intentar ligar con él. Si hubiéramos sabido que acabaría casándose con una mujer normal (ríe)... ".

"Yo creo que era tan consciente del interés que despertaba que eso le perjudicaba un poco, ya que esa prudencia le restaba espontaneidad. Pero eso lo ha arreglado con la edad y la experiencia. De hecho, desde que acabamos la carrera hasta la actualidad nos hemos reunido en varias ocasiones a cenar y las conversaciones ahora con él son mucho más distendidas".

¿Te ha sorprendido alguna declaración?