Es el resultado de una de esas iniciativas artísticas que cuajaron durante el confinamiento. Varios destacados diseñadores de todo el mundo fueron retados a crear una mesa y una silla para su uso personal, adaptadas a la nueva forma de vivir y trabajar desde casa que la crisis sanitaria imponía. La iniciativa partió de la American Hardwood Export Council –una asociación internacional centrada en el comercio de la industria de la madera–, Benchmark Furniture –uno de los mejores talleres artesanos de carpintería de Europa, situado en Inglaterra– y el Museo de diseño de Londres. Cuatro de esas creaciones se exponen ahora en Madrid, en el marco del Madrid Design Festival 21.
El proyecto exigió que tanto los diseñadores como los artesanos de Benchmark –los encargados de ejecutar los proyectos– trabajasen con la comunicación digital y las videoconferencias como principales herramientas, sin contacto directo que permitiera supervisar la marcha de los trabajos. De hecho, los diseñadores no pudieron ver físicamente en ningún momento las piezas creadas, que se terminaron el pasado verano.
El recorrido creativo y la producción se grabaron para mostrar cómo se desarrollaron las ideas y sus diseños en un momento de movilidad y contacto limitados. Los resultados, con una atención al detalle que desafió los procesos de fabricación, son diferentes y personales, con una audaz variedad de acabados naturales y teñidos que suponen una nueva interpretación de la madera.

Pink Moon, de Studiopepe (Italia). De arce estadounidense, juega con la idea de renovación y nuevos comienzos que evoca la luna rosa en primavera. El asiento se inspira en la silla de Charles Rennie Mackintosh.

Mesamachine, de Jaime Hayón (España). De cerezo estadounidense, es un multielemento que ofrece, en un solo punto, espacio para trabajar, jugar, comer y pasar tiempo con la familia. Como una navaja suiza, los elementos pueden abrirse y ampliarse.

Candy Cubicle, de Sabine Marcelis (Países Bajos). De arce estadounidense, se pliega y despliega para adoptar el modo ‘escondido’ o ‘trabajo’. Acabado en aceite blanco por fuera; en una laca translúcida de alta brillo amarillo en el interior.

Otros tres proyectos de la iniciativa Connected, a la que fueron invitados un total de nueve diseñadores y estudios de diseño. Cada creador fue emparejado con un artesano de Benchmark Furniture, encargado de plasmar en madera el proyecto.

Nordic Pioneer, de la danesa Maria Bruun.
Stammtisch, del alemán Sebastian Herckner.
Humble administrator’s table and chair, del anglo-japonés Studio Swine.