Razón y emoción se encuentran en la obra de un arquitecto, Manuel Ruiz Moriche y Louis XIII, la histórica firma de coñacs, que ahora unen caminos para transformar la experiencia del diseño en un viaje sensorial. El estudio se ha encargado de definir espacios únicos dentro de las bodegas de sus villas, ideadas con la misma inquietud que una construcción arquitectónica, donde la luz, los volúmenes y los materiales naturales perpetúan las tradiciones que han mantenido intacto el arte de la destilación del famoso coñac Louis XIII.

El icónico decantador de la firma, presentado en sinuosas formas, se elabora a través de un cuidado tratamiento del cristal, otorgando valor y emoción al trabajo artesano. De la misma forma pero a mayor escala, la luz, la piedra y la madera juegan su papel más importante dentro de la construcción de las bodegas donde esta pieza se exhibirá. Así, las villas de lujo de ARK Architects redefinen el lujo contemporáneo en propiedades construidas a través de una cuidada preparación del terreno, que acaban con la incorporación de todos los detalles: mobiliario de diseño, piscinas, spas y jardinería. Propiedades que ahora contarán la historia de una firma legendaria de destilados, llevando la importancia de la tradición y la excelencia a las bodegas de los propietarios más exigentes. Ya sea con la expresión Jeroboam o Mathusalem, los amantes del buen beber completan la experiencia del lujo en espacios que renuevan la artesanía y la visión de futuro.

Villa Vela, ubicada en Sotogrande, Cádiz, es una de las viviendas ideadas por ARK Architects y consta de tres pisos, zonas de ocio y un frondoso y privado jardín.

Los límites del tiempo y la búsqueda de la belleza marcan esta nueva colaboración, en la que Manuel Ruiz y Louis XIII dan vida a un híbrido de talento y savoir-faire. Dos filosofías, la primera arraigada en los cánones contemporáneos de la arquitectura, donde la armonía y equilibrio estético permiten proyectar viviendas con un gran componente emocional; la segunda, una filosofía que une pasado y presente en una bebida elaborada para los paladares más exigentes, aquellos educados en el aprecio de las cosas bien hechas.