La mitad de la humanidad se encuentra confinada a causa del coronavirus. Muchas personas se han quedado encerradas con su pareja, por lo tienen la posibilidad de dar rienda a su pasión (o no) siempre que los niños (si tienen) no se lo impidan. Pero también hay otros muchos que están solos, bien porque no viven con su amorcito o bien porque no tienen.

No obstante, esto no ha disminuido el deseo de estos confinados solitarios. Según una encuesta realizada por Platanomelón, en la que han participado más de 8.000 usuarios, las ganas de fiesta bajo las sábanas han aumentado casi el doble entre las personas que pasan el confinamiento sin pareja (56%) frente a las personas con pareja (29%).

Las ganas de fiesta bajo las sábanas han aumentado casi el doble entre las personas que pasan el confinamiento sin pareja (56%) frente a las personas con pareja (29%)

"En el confinamiento pasa algo muy curioso en función de si la pareja está al alcance o no: para las parejas compartir el mismo espacio 24 horas al día puede ser fuente de conflictos, ya sea por el poco espacio personal, el estrés de la situación actual y por los roces del día a día", nos cuenta la sexóloga Monica Branni, quien asegura que "cuando la pareja está disponible 24/7, la tensión erótica pierde fuerza pero se afianza la complicidad, un factor no menos importante en los encuentros eróticos.”

Nos masturbamos más en el confinamiento

Estos días se han convertido en una gran ocasión para la introspección y, según esta encuesta, para el onanismo también, pues el 47% de participantes que están pasando el confinamiento sin pareja confirma que se ha masturbado más de lo habitual.

En estos casos, los participantes alegan que la práctica les ayuda a relajarse y gestionar el estrés (70%). “El deseo sexual y la masturbación se retroalimentan: cuanto más deseo tenemos, más probabilidades hay de que nos masturbemos y a la inversa, cuanto más nos masturbamos, más probabilidades existen de que tengamos más deseo”, aclara Branni.

El 47% de los encuestados que están pasando el confinamiento sin pareja confirma que se ha masturbado más de lo habitual

Vamos, que cuando salgamos a la calle va a haber fiesta para todo el que quiera. De hecho, para los solteros el hecho de poder salir de casa tan solo para ir al supermercado o pasear el perro no ha dificultado que casi el 70% haya continuado seduciendo a sus amantes, aunque de manera virtual y a la distancia. Así lo demuestra el crecimiento sustancial en un 68% de la práctica del sexting, un fenómeno al alza durante la pandemia que consiste en compartir fantasías y comunicar deseos sexuales a través de la tecnología y que recomienda hasta el Gobierno argentino (y no es broma).

Sexo por ordenador

Las parejas están haciendo más el amor

En cuanto a aquellos que viven con pareja, la encuesta detalla que el deseo no ha aumentado durante el confinamiento pero sí lo han hecho las ocasiones en las que intimamos, pues lo hacemos un 31% más que antes de la cuarentena. ¿La razón? Disponer de más tiempo libre para la mayoría (un 87%).

[Coronasutra: las posturas que debes hacer esta cuarentena]

Las parejas tienen más sexo (que no mejor)

¿Volveremos a ligar como antes de la pandemia por coronavirus?

Existe la duda de si cuando todo esto pase volveremos a acercarnos a gente desconocida, lo que puede implicar que dejemos de ligar con otros seres por miedo al contagio. Una posibilidad que, no obstante, aún no barajan los solteros españoles (71%), pues no sienten temor a volver a tener relaciones sexuales con nuevas parejas una vez finalice el confinamiento (71%). 

Además, Branni confirma que “el estrés nos lleva a necesitar más proximidad con otras personas”. Aunque es cierto que en el futuro tendremos que prestar especial atención a las medidas de prevención, “la motivación y las ganas pasan por delante del miedo”.

Volveremos a ligar

En fin, que cuando todo esto pase volveremos a los ruedos, porque ganas, como vemos, hay, y muchas.