Vox ha recordado 3,9 puntos al PP en el último mes. Esa es la conclusión que se puede sacar de la encuesta de Sigma Dos que este lunes publica El Mundo. Mientras que los de Santiago Abascal han logrado una mejora de 2,1 puntos respecto a la encuesta de diciembre (pasando del 13,5% a 15,6%), la formación presidida por Pablo Casado ha perdido el 1,8% de los apoyos con los que contaba entonces según el mismo sondeo (del 25,2% al 23,4%).

Aunque a otra escala, es una diferencia similar otorgada por el barómetro de CIS del mes de febrero a ambos partidos. En este caso, el Centro dirigido por José Félix Tezanos daba al PP una estimación del voto del 18,8% y a Vox del 13,6%.

Pasa tras el 'sorpasso' de Vox en Cataluña

Tanto la encuesta de Sigma Dos como la realizada por el CIS reflejan el acercamiento de Vox al PP, algo que en Cataluña directamente acabó en 'sorpasso' de los de Abascal. Allí, en las elecciones autonómicas del 14-F, Vox consiguió entrar por primera vez en el Parlament con 11 escaños (7,7% de votos), mientras que el PP se tuvo que conformar con tres diputados (3,8% de apoyos).

El PSOE seguiría ganando las elecciones

Donde no habría duda sería en el partido que se alzaría con la victoria electoral. Ya sea en esta de Sigma Dos, en el CIS o en cualquier otra encuesta, el PSOE siempre aparece como primera fuerza. En este caso, en la publicada por El Mundo, los de Pedro Sánchez se quedarían con el 27,6% de los votos, casi el mismo resultado que en los anteriores comicios generales (28%).

Unidas Podemos, que aunque perdería casi un punto respecto a ese 10-N (logró el 12,8% de votos), sí que mejoraría en comparación a la misma encuesta de diciembre: pasaría del 10,8% de los votos al 11,9%. Así, los morados, liderados por Pablo Iglesias, serían, junto con Vox, los que más subirían en dos meses.

Ciudadanos seguiría por debajo del 10% de apoyos

El partido que tiene un horizonte muy negro es Ciudadanos, ya que según esta encuesta obtendría un resultado aún peor que el logrado en las pasadas elecciones a nivel nacional. Si entonces el partido que estaba liderado por Albert Rivera obtuvo el 6,9% de los apoyos, ahora, con Inés Arrimada al frente, conseguirían el 6,3%. De hecho bajan desde diciembre: entonces se les otorgaba un 7,6% de votos.