Vox arrancó su campaña en la plaza 'roja' de Vallecas. Toda una declaración de intenciones. "Ningún barrio madrileño es propiedad de nadie. Ni de la izquierda, ni de la derecha. En Vallecas viven miles de esos madrileños traicionados por la izquierda", defendieron desde sus filas.

Los de Santiago Abascal se propusieron como meta conquistar terreno en el llamado 'cinturón rojo' de Madrid y en los barrios 'obreros' de la capital. Era una de las bazas para atraer al electorado descontento con el socialismo y tratar de mantener el tipo frente al previsible crecimiento de la 'popular' Díaz Ayuso. Pero la 'Ayusomanía' ha frenado su auge.

La candidata del PP ha arrasado en 176 de los 179 que componen la Comunidad de Madrid, así como en los 21 distritos de la capital, pero los de Vox también han rascado votos en barrios como Usera, Carabanchel, San Blas, Ciudad Lineal y Vallecas.

Los 'cayetanos' del barrio Salamanca, una de las zonas más ricas de la ciudad, continúan prefiriendo al Partido Popular y a Más Madrid frente a Vox. Algunos simpatizantes, partidos y colectivos de izquierda emplearon este término para referirse a las personas que salieron a manifestarse contra la gestión política, sanitaria y económica del Gobierno de Pedro Sánchez en la calle Núñez de Balboa.

Los resultados del 4-M constatan que las distintas candidaturas mantienen sus posiciones. Vox continúa en tercer lugar, por detrás de PP y de Más Madrid. Los vecinos de este distrito priorizan a Isabel Díaz Ayuso y a Mónica García frente a Rocío Monasterio.

Vox baja en Salamanca, Chamberí...

Vox ha conseguido 9.496 papeletas, el 11,64%. Sus apoyos han bajado ligeramente hasta los 9.042 sufragios, lo que supone el 10,35%. Disminuye 1,29 puntos. Ayuso, por el contrario, pasa de los 30.185 a los 53.396 sufragios. Del 36,99% al 61,10%: 24 puntos más. Los de Errejón suben más de un punto, aumentando de los 7.748 votos a los 9.251. El PSOE pierde seis puntos y del 16% que acaparó en 2019 se queda en cuarta posición con el 9,7%.

En Moncloa-Aravaca Vox pierde algo de fuelle con respecto a 2019. Continúa en cuarto lugar por detrás de PP, Más Madrid y PSOE. Logra 6.723 apoyos frente a los 6.952 de hace dos años. Pasa de cosechar el 10% al 9,49%, es decir, una bajada de medio punto.

Ayuso arrasa en su propio barrio: Chamberí. Consigue aglutinar el 56% de los votos frente al 33% de 2019. En el caso de Vox, de los 8.004 de 2019 caen a 7.698. En Chamartín, el distrito de Monasterio, Vox baja ligeramente, de los 9.295 a lo 9.073 apoyos. La dirigente 'popular' logra 56.871 respaldos frente a los más de 31.000 de hace dos años. Más Madrid sigue en el segundo escalón y sube de los 7.515 a los 9.167 votos.

Los de Abascal se mantienen en cuarta posición en Retiro. En 2019, lograron 6.802 votos (9,32%) y esta vez han sacado 6.725 (8,77%). Bajan algo más de medio punto. El PP de Ayuso se dispara del 30% al 54% de los sufragios. Más Madrid sigue en segundo lugar al pasar del 13% e 2019 al 15% en 2021.

El voto 'obrero'

Por el contrario, los de Abascal crecen en los llamados barrios 'obreros'. Las candidaturas se mantienen en las mismas posiciones que en 2019 en Carabanchel. Pero el PP saca más del doble que hace dos años. Vox continúa situado en quinta posición, por detrás de Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos. Aunque crece ligeramente. Pasa de los 7.900 a 8.874 sufragios en 2021, 0,05% más que en los anteriores comicios regionales. Díaz Ayuso logra 46.295 apoyos, lo que supone el 39,47%. Es decir, casi 20 puntos más que en 2019.

Puente de Vallecas. En 2019, Vox obtuvo 5.142 papeletas y este 4-M se han elevado a las 7.347. Los de Abascal aglutinan el 6,76% de los sufragios, aumentando cerca de un punto y medio. En Villa de Vallecas la subida es menor. Pero también la hay. Logran 4.223 apoyos frente a los 3.290 de 2019, un 0,81% más.

San Blas. Vox sigue en el quinto escalón. Aunque gana algo de apoyo. De las 5.504 papeletas pasa a las 6.600 (7,85%) en 2021. En Usera también sube cerca de un punto. Pasa de los 3.416 a los 4.382 sufragios., mientras el PP de Ayuso se dispara de los 8.225 a los más de 20.000 apoyos. En Ciudad Lineal suma más votos, pero solo un puñado: de los 8.691 pasa a los 9.319 en 2021.

Abascal: "Es significativo"

El propio Abascal reconoció este miércoles que donde más ha bajado Vox es en el distrito de Salamanca, mientras ha subido en Vallecas, algo que señaló como "extraordinariamente significativo".

El líder del partido afirmó que han reducido su apoyo en la parte central de la región y han subido en lo que ellos prefieren llamar el "cinturón verde". Aunque el 4-M ha puesto de manifiesto que Ayuso lo ha teñido de azul. Abascal insistió en que no hacen encuestas para ver qué mensaje tiene más apoyo según los lugares que visitan y garantizó que en las generales obtendrán un resultado "mucho mayor".