Iñaki Urdangarín quiso abrir el primer centro educativo en España de Colegios del Mundo Unidos (CMU), la institución que ha sido elegida ahora por los Reyes para que la princesa Leonor realice sus estudios de bachillerato en Gales durante los próximos dos años.

En marzo de 2008, el entonces duque de Palma escribió a su socio en el Instituto Nóos, Diego Torres, en el que le adjuntaba el correo electrónico que había enviado a Luis Bassat y Pedro Alonso, por aquel entonces patronos de la fundación del comité español de CMU y de la que siguen formando parte a día de hoy, según se indica en la propia web.

"Comentado el tema con la familia y con algunos posibles colaboradores", indicó el marido de la infanta Cristina a Bassat y Alonso, "os confirmo mi interés en seguir profundizando en el funcionamiento de los CMU", según el e-mail al que tuvo acceso El Confidencial. En aquel momento se empezó a hablar de la posibilidad de abrir un colegio de CMU en la localidad cántabra de Comillas. Sería el primero en España.

Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina.

Urdangarín pidió a sus interlocutores un plan de negocio de alguno de los colegios ya existentes -en la actualidad hay 18 repartidos por el mundo, pero en 2008 eran una docena-, así como un informe de consultoría sobre la viabilidad del proyecto y una tabla de honorarios "para las diferentes fases a plantear" si finalmente el Instituto Nóos se implicaba en el proyecto.

"Entiendo que a través de la máxima información disponible seremos capaces de ir enfocando el tema y sacar una propuesta concreta para el caso español", les indicó el entonces duque de Palma a Bassat y Alonso. Sin embargo, el proyecto no fructificó, así que la fundación del comité español de CMU no tuvo que contratar o remunerar a Urdangarín.

Correo electrónico del entonces duque de Palma a Diego Torres en 2008.

En aquella iniciativa estuvo detrás José Manuel Romero, asesor jurídico del rey Juan Carlos y que fue el que abrió las puertas de CMU a Urdangarín para este proyecto en España, según el citado medio. El conde de Fontao sigue formando parte del patronato, cuyo presidente actual es Alberto Aza, quien fuera jefe de la Casa de Su Majestad el Rey entre 2002 y 2011. En la actualidad, es uno de los miembros permanentes del Consejo de Estado, un cargo con carácter vitalicio.

15 jóvenes españoles al año

CMU tiene delegaciones en 165 países, que son las encargadas de elegir a los alumnos que irán a estos centros. Cada año se seleccionan a una quincena de jóvenes españoles, quienes tienen la oportunidad de convivir en alguno de los 18 colegios de esta institución junto a estudiantes de otras 80 nacionalidades.

Estos alumnos proceden de diversos estratos económicos. Los estudiantes son seleccionados en atención del mérito y del potencial de los candidatos. Su condición económica no es determinante en el proceso de selección. El 75 % de los alumnos cuenta con una beca total o parcial, según explicó La Zarzuela en el comunicado sobre la princesa de Asturias.