La ministra de Educación, Isabel Celaá, ya ha presentado a sus comunidades autónomas el borrador del proyecto del real decreto que regula las condiciones de evaluación, promoción y titulación para 2021/2022 que concreta lo recogido en la Lomloe y que apuesta por restar peso a los exámenes y suspensos frente a otras actividades formativas. Las repeticiones se convierten en "medida excepcional".

En el documento al que ha tenido acceso Vozpópuli, el Ministerio de Educación señala que la decisión sobre si un estudiante pasa de curso u obtiene el título de la educación secundaria obligatoria (ESO) la tomará el conjunto del equipo docente.

La repetición deberá aplicarse únicamente cuando se considere la opción más beneficiosa para la trayectoria educativa del estudiante. Además, el título de bachiller podrá obtenerse con una asignatura suspensa siempre que se cumplan una serie de condiciones. 

"Los alumnos y alumnas promocionarán de curso cuando el equipo docente considere que la naturaleza de las materias que, en su caso, pudieran no haber superado, les permite seguir con éxito el curso siguiente y se estime que tiene expectativas favorables de recuperación y que dicha promoción beneficiará su evolución académica", indica el borrador.

Con suspensos en Selectividad

En todo caso, explica, promocionarán quienes hayan superado las materias o ámbitos cursados o tengan evaluación negativa en uno o dos. "Se computarán solo una vez las materias o ámbitos de distintos cursos que tengan idéntica denominación", añade la norma.

De esta forma, Celaá permitirá a los alumnos presentarse a las pruebas de Selectividad sin haber aprobado todas las materias. Un extremo que no han contemplado ni la Lomce impulsada por el PP, ni la LOE del PSOE.

A diferencia de la normativa que ha regulado el sistema educativo durante la crisis del coronavirus, donde se ha permitido que los alumnos puedan titular sin límite de suspensos produciéndose una brecha entre autonomías, el plan de Celaá en materia de repeticiones insta a todas las autonomías por igual a seguir su criterio.

"Las Administraciones educativas podrán establecer directrices para la actuación de los equipos docentes responsables de las evaluaciones, sin que, en ningún caso, el número o la combinación de materias o ámbitos no superados pueda ser la única circunstancia a tener en cuenta en la decisión sobre la promoción", recoge el borrador.

Repetir dos veces en la ESO

Por otro lado, los alumnos solo podrán repetir una vez en Primaria y dos en total durante la ESO (hasta ahora eran tres). "La permanencia en el mismo curso se considerará una medida de carácter excepcional y se tomará tras haber agotado las medidas ordinarias de refuerzo y apoyo para solventar las dificultades de aprendizaje del alumno o la alumna. En todo caso, el alumno o la alumna podrá permanecer en el mismo curso una sola vez y dos veces como máximo a lo largo de la enseñanza obligatoria", recoge la nueva norma.

El argumentario coincide con la enmienda que el PSOE y Podemos pactaron con ERC durante la tramitación de la 'ley Celaá'.

El texto concreta la hoja de ruta sobre evaluación, promoción y obtención de títulos que estableció la Lomloe, la nueva ley educativa aprobada en diciembre. Ahora, las CCAA pueden plantear modificaciones antes de aprobarlo, previsiblemente en las próximas semanas.