La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha acordado las siguientes condenas para los doce líderes independentistas acusados en la causa del procés:

  • Oriol Junqueras,  13 años de prisión por los delitos de sedición y malversación.
  • Jordi Turull, 12 años de prisión por los delitos de  sedición y malversación. 
  • Josep Rull, 10 años y seis meses de prisión delitos de sedición.
  • Joaquim Forn, 10 años y seis meses por un delito de sedición. 
  • Raül Romeva, 12 años de prisión por los delitos de sedición y malversación.
  • Dolores Bassa, 12 años de prisión por los delitos de sedición y malversación. 
  • Jordi Sànchez,  9 años de prisión por los delitos de delitos de sedición.
  • Jordi Cuixart, 9 años de prisión por los delitos de delitos de sedición.
  • Carme Forcadell, 11 años y seis meses de prisión por los delitos de delitos de sedición
  • Meritxell Borrás, multa de 10 meses por un delito de desobediencia.
  • Carles Mundó,  multa de 10 meses por un delito de desobediencia.
  • Santiago Vila,  multa de 10 meses por un delito de desobediencia.

La decisión tiene lugar cuatro meses después de que quedara visto para sentencia el juicio del procés. Las vistas orales de esta causa se celebraron entre el 12 de febrero y el 12 de junio divididas en 52 sesiones a las que acudieron casi 500 testigos entre políticos, agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad Nacional y peritos. 

Las peticiones 

Tras cuatro meses de juicio, la Fiscalía, que mantuvo firme su hipótesis de la rebelión, presentó sus conclusiones definitivas al Tribunal Supremo y sus peticiones de condena para los líderes independentistas. La mayor pena correspondió, como ya había adelantado en su escrito de acusación, al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, para quien pidió 25 años de prisión por un delito de rebelión. 

En su escrito de 130 páginas, el Ministerio Fiscal mantuvo su solicitud inicial de penas para los otros ocho procesados por un delito de rebelión. Es decir, requirió 16 años de prisión por los delitos de rebelión y malversación para los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva y Dolors Bassa. Para Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y Carme Forcadell los cuatro fiscales pidieron 17 años de cárcel. En el caso de Carles Mundó, Meritxell Borrás y Santiago Vila la solicitud de pena se quedó en siete años. 

La Abogacía del Estado también reafirmó su acusación. Mantuvo la petición de 12 años de prisión para Junqueras por los delitos de sedición y malversación. Para Forcadell, pidió 10 años; y para Sánchez y Cuixart, ocho. En el caso de los exconsellers Turull, Forn, Rull, Romeva y Bassa requirió penas de 11 años y medio por los delitos de sedición y malversación. Para Santi Vila, Carles Mundó y Meritxell Borràs pidió siete años por malversación y desobediencia.