El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto a dar a entender este miércoles que es proclive a conceder el indultos a los independentistas condenados por el procés, al reafirmarse en que la decisión que tome será "a favor de la convivencia entre todos los españoles", porque "hay un tiempo para el castigo y otro para la concordia".

Así lo ha asegurado durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, en respuesta al presidente del PP, Pablo Casado, quien le ha avisado de que hacer cumplir la ley no significa "venganza ni revancha", ni "dar un golpe a la legalidad" es un valor constitucional.

"Quiere indultar a los que han atacado las leyes, han reventado la concordia y han dinamitado la convivencia", ha denunciado el líder de los 'populares', al tiempo que ha asegurado que esta decisión que no es más que un "pago" a sus socios parlamentarios independentistas, para "seguir en el poder".