"Proteger a Pedro Sánchez". Es la consigna de la dirección del PSOE ante la debacle del partido en las elecciones madrileñas y el polémico plan de subidas de impuestos enviado a Bruselas. El mensaje oficial es que no se ponen "paños calientes a la derrota". Y que la "responsabilidad es compartida" por todos los que han participado en la campaña, tanto en La Moncloa como en la dirección nacional de Ferraz. Pero los que de momento han pagado lo ocurrido son los responsables de la federación madrileña: su secretario general, José Manuel Franco, que ha dimitido, y el candidato Ángel Gabilondo, ingresado por una arritmia como adelantó Vozpópuli, que no recogerá el acta de diputado.

El presidente del Gobierno no comparece en público desde su breve declaración tras votar el 4 de mayo. Sánchez ha analizado este jueves los resultados de Madrid ante su ejecutiva federal. El jefe del Ejecutivo y secretario general ha admitido errores de estrategia, pero también ha mencionado los problemas estructurales del PSOE de Madrid, según fuentes conocedoras de su discurso. Problemas que, aunque no lo ha dicho, comenzaron cuando él mismo impuso la destitución de Tomás Gómez. Sánchez, como era de esperar, ha mantenido su compromiso de agotar la legislatura, que finaliza en 2023.

"Extrapolar los resultados de estas elecciones al resto de España es intentar confundir los deseos con la realidad", ha dicho el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. "Los resultados de estas elecciones no van a condicionar la política del Gobierno de España, centrado en combatir los últimos coletazos de la pandemia y la recuperación económica".

Dimisiones de Franco y Gabilondo

La primera medida que ha tomado el PSOE para proteger a Pedro Sánchez ha sido la dimisión de Franco. El comunicado del PSOE-M no deja lugar a la más mínima duda de las intenciones de este movimiento: "La salida del máximo responsable de los socialistas madrileños supone que no se utilice el mal resultado en los comicios de la Comunidad de Madrid para atacar al Partido Socialista y al Gobierno de España".

La dirección socialista ha comunicado que Gabilondo, hospitalizado por una arritmia, tampoco recogerá su acta. Una gestora conducirá el partido a un proceso de renovación ordinario en el congreso que tendrá lugar a finales de año. Ábalos ha anunciado que el responsable de la gestora se decidirá en los próximos días.

"Ni siquiera se han tapado para expresar las verdaderas razones de la dimisión del secretario general", lamentan fuentes del PSOE de Madrid. "La verdadera intención de este movimiento es que Ferraz controle todo el proceso".

Ábalos ha dado la cara en rueda de prensa con una serie de explicaciones sobre la derrota de todo tipo. Ha hablado de las singularidades de la sociedad madrileña como propensa al "bullicio y el ocio". Y, políticamente, ha argumentado que el PSOE no hizo una oposición dura durante los dos años de Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. "El PSOE no ha hecho una oposición fuerte, de desgaste del PP en Madrid", ha reconocido Ábalos.

Primarias andaluzas el 13 de junio

Otra de las decisiones que ha tomado Sánchez es adelantar las primarias en Andalucía, en un intento por acabar con el liderazgo de Susana Diaz. Ferraz ha convocado las primarias para elegir al candidato del PSOE a la Junta de Andalucía. La cita será el 13 de junio, en poco más de un mes.

El proceso de renovación orgánica sigue su curso y el PSOE andaluz celebrará su congreso regional a finales de este año. Sin embargo, la cita clave será ese 13 de junio, porque el ganador del proceso interno será evidentemente el futuro líder del partido. El rival de Díaz será el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

Ábalos ha justificado esta decisión en el probable adelanto de las elecciones autonómicas andaluzas, teóricamente previstas para 2022. El número tres del PSOE ha sugerido que en Madrid no hubo tiempo de hacer una selección de candidato como es debido, y se recurrió a Gabilondo. Sin embargo, este mismo PSOE relevó a Miquel Iceta e impuso a Salvador Illa de candidato a escasas horas de que se hicieran oficiales las candidaturas.