José Manuel Franco, secretario general del PSOE de Madrid y actual secretario de estado para el Deporte, ha presentado su dimisión como máximo responsable del socialismo madrileño tras el batacazo electoral en las elecciones del pasado martes, según ha confirmado Vozpópuli de fuentes del PSOE-M y ha avanzado la Cadena Ser. Franco es la primera víctima de la debacle electoral del socialismo en las elecciones del 4-M. La dirección nacional del partido nombrará una gestora para conducir la federación madrileña a un congreso ordinario de renovación, previsto para finales de este año.

La renuncia de Franco es la primera consecuencia importante en el seno del PSOE de Madrid, tras los comicios en los que arrasó Isabel Díaz Ayuso y en la que la candidatura socialista liderada por Ángel Gabilondo terminó como tercera fuerza tras el sorpasso de Más Madrid. Ferraz está presionando a Gabilondo para que renuncie a su acta de diputado en la Asamblea de Madrid. Pero candidato socialista ha solicitado mantener su escaño.

Tensión Moncloa / PSOE-M

El PSOE de Madrid ha emitido un comunicado en el que admite que "la salida del máximo responsable de los socialistas madrileños también supone que no se utilice el mal resultado en los comicios de la Comunidad de Madrid para atacar al Partido Socialista y al Gobierno de España".

La crisis ha abierto en canal al partido en la región. La ejecutiva del PSOE-M reunida del miércoles se cerró sin dimisiones, pero con el compromiso de conducir el partido a un congreso ordinario para su renovación a finales de año. Hubo críticas casi unánimes a las "injerencias" de Ferraz y La Moncloa en la campaña. El PSOE de Madrid no convocó primarias para elegir candidato, ni para elaborar las listas. Y Pedro Sánchez impuso en sus primeros puestos a las ex secretarias de Estado, Hana Jalloul e Irene Lozano.

La dimisión de Franco obliga a a nombrar una gestora, tal y como adelantó este diario el mismo miércoles por la mañana. Esta gestora dirigirá el proceso de renovación en el seno del socialismo madrileño, cuyo punto clave será el congreso ordinario a finales de año.

"Se están buscando fórmulas para que la ciudadanía entienda que asumimos la responsabilidad por lo ocurrido", explican desde la dirección del PSOE de Madrid. "El consenso es que hay que devolver la voz a la militancia del partido en Madrid. La cuestión es cómo lo hacemos".

El pasado marzo, días antes de la campaña de Madrid, José Manuel Franco fue nombrado nuevo secretario de Estado para el Deporte, ocupando el cargo que dejó vacante Irene Lozano para sumarse a la lista de Gabilondo. Anteriormente, había tomado las riendas de la Delegación del Gobierno en Madrid en febrero del 2020, relevando en el cargo a María Paz García Vera